Arreglo de ropa

Cómo arreglar una cremallera atascada

arreglar cremallera
Diferentes trucos para arreglar una cremallera atascada
Comentar

¿Te has puesto una chaqueta y de repente has visto como la cremallera quedó atascada? No pegues tirones porque es posible que pases la cremallera y la acabes rompiendo del todo. Es mejor, que sigas los métodos que ahora te ofrecemos para saber cómo arreglar una cremallera atascada.

Para saber cómo arreglar una cremallera atascada será bueno también saber a qué se debe que de repente, nuestra cremallera haya decidido no subir o bajar, de este modo podremos evitar qué se repita el problema en el futuro.

Piensa que una cremallera sigue su propio recorrido y a veces la subimos o bajamos tan rápido que simplemente la sacamos del camino dentado que debe recorrer. Por otro lado, puede que de repente hayamos pillado algo de ropa, o que se haya cruzado un trozo de hilo suelto. En ese caso, veamos que podemos hacer para arreglar una cremallera atascada.

Métodos para arreglar una cremallera atascada

arreglar cremallera

Veamos de qué modo puedes arreglar tu cremallera atascada con estos tres métodos que te ofrecemos a continuación.

Método 1 : Con tus propias manos

  1. Lo primero que debes hacer es tirar de la cremallera obstruida y comprueba tanto la parte delantera como la trasera para ver si trozos de ropa o de hilo que bloquee el camino.
  2. Averigua dónde comienza y termina la obstrucción y si ves el trozo de tela, intenta sacarlo de la cremallera.
  3. Tira suavemente de la tela para intentar liberarla. Comience tirando cuidadosamente cerca del comienzo de la obstrucción y continúa a lo largo de todo el tejido atrapado.
  4. Mueve el tirador de la cremallera si es necesario de modo que puedas intentar mover la cremallera a la vez que tiras de la tela.
  5. Ten cuidado de no tirar demasiado fuerte ya que podrías romper la cremallera y el trozo de tela.
  6. Si no es posible liberar el tejido o desatascar la cremallera procede con este otro método.

Método 2: Lubricante

  1. Encuentra algún tipo de lubricante que puedas aplicar sobre la cremallera ya sea por ejemplo, un poco de vaselina, la cera de una vela, un poco de jabón o bálsamo labial.
  2. Cubre la parte delantera y trasera de la cremallera con lubricante .
  3. Asegúrate de cubrir completamente todos los dientes de la cremallera con el lubricante.
  4. Usa una pequeña cantidad al principio y aplica más si crees que no es suficiente para liberar la cremallera.
  5. Use lubricante para liberar la cremallera, ¡pero no te pases! Si pones mucho, tal vez termines manchando o arruinando tu prenda.
  6. Abre y cierre la cremallera gradualmente. Tal vez te cueste un poco al principio, así que ten paciencia.
  7. Continúa el proceso y tira de la cremallera hacia adelante y hacia atrás (abrir y cerrar) hasta que se mueva suavemente. Puede ser necesario aplicar más lubricante durante este proceso.
  8. Una vez hayas logrado que por fin la cremallera vuelva a funcionar usa un paño seco o una toalla de papel para eliminar cualquier residuo de lubricante en la ropa.

El que acabamos de ver es quizás el método que siempre funciona para poder arreglar una crema atascada, pero existe un tercer método por si no os ha funcionado.

Método 3: Limpiacristales

  1. Si la cremallera aún no se mueve, aplica limpiacristales en ambos lados. Cabe señalar que es más fácil verter el limpiacristales en un recipiente y sumergir la cremallera en la solución.
  2. Cubre la cremallera completamente con limpiacristales, pero ten cuidado de no dejar caer nada sobre la tela circundante, ya que puedes manchar la prenda.
  3. Abre y cierre la cremallera gradualmente.Ves poco a poco y procura tirar de la cremallera de un lado al otro hasta que se mueva suavemente.
  4. Puede ser necesario aplicar más producto durante este proceso.
  5. Después de lograr arreglar la cremallera lava inmediatamente la prenda para quitar el limpiacristales de la tela.

Temas

Últimas noticias