Impresoras

Cómo reparar cartuchos de tinta secos

cartuchos de tinta
Pasos para reparar cartuchos de tinta secos

Los cartuchos de tinta deben estar siempre en buenas condiciones para poder funcionar correctamente, y cuando dejan de hacerlo puede deberse a varias razones. Una de ellas es que se hayan secado. ¿Quieres saber cómo reparar cartuchos de tinta secos? Sigue leyendo y aprende a hacerlo para sacarles el mayor partido posible.

Por norma general, cuando los cartuchos de tinta se secan es porque sus boquillas están obstruidas con tinta seca, y no porque la tinta de su interior esté seca, que es lo que se suele pensar. Si la tinta interior está seca, la única solución es comprar un cartucho nuevo, pero si lo que se ha secado son las boquillas, puede repararse.

Pasos para reparar cartuchos de tinta secos:

  1. Enciende el ordenador y ejecuta la aplicación de limpieza del cabezal de impresión, cuya ubicación variará en función de la impresora. Normalmente puedes encontrarlo en el Panel de control>Impresoras. Si tu impresora tiene pantalla LED, en su propio menú puedes encontrar también la posibilidad de iniciar esta limpieza.
  2. Si después de limpiar el cabezal la tinta sigue sin fluir, extrae el cartucho y sumérgelo en un bol con agua caliente, que tenga la cantidad suficiente como para sumergir las boquillas del cabezal.
  3. Deja el cartucho en agua el tiempo que sea necesario hasta que compruebes que la tinta se está disolviendo y fluyen en el agua.
  4. Otra forma de mojar la tinta sin sumergir el cartucho en agua es empapar un trapo en agua caliente y utilizarlo para limpiar las boquillas, igualmente hasta que veas que la tinta comienza a fluir.
  5. Seca las boquillas con mucho cuidado, utilizando para ello un trapo suave que no desprenda pelusas.
  6. Vuelve a poner el cartucho en la impresora y ejecuta nuevamente la aplicación de limpieza del cabezal.
  7. Cuando llegas a este punto intentando reparar cartuchos de tinta secos, comprueba si funciona. Si no lo hace, repite el procedimiento un par de veces más.
  8. Si después de realizar este procedimiento varias veces el cartucho sigue seco, entonces no tendrá remedio y te merecerá la pena comprar otro porque probablemente ese no se pueda reparar.

Temas

Últimas noticias