Bricolaje

Cómo tapizar una silla paso a paso

Tapizar una silla
Pasos para tapizar una silla de manera fácil
Comentar

Ahora que está tan de moda lo de reciclar muebles o el hecho de intentar mejorar su aspecto para que nos duren más años, podemos cojer nuestras sillas viejas y tapizarlas de modo que se vean como nuevas. Es una técnica bastante fácil. Recordemos que hace poco vimos cómo tapizar un sofá así que le toca el turno ahora a las sillas. A continuación toda la guía de pasos para saber cómo tapizar una silla.

Si tienes una silla vieja y desde hace tiempo notas que necesita un cambio, la mejor solución para ello es sin duda la de tapizar, una técnica que consiste en cubrir la parte del asiento con una nueva tela que bien fijada, pude hacer que la silla luzca un aspecto completamente renovado.

Puede que optes por llevar la silla a que alguien profesional la tapice, pero lo cierto es que con los materiales adecuados y algo de tiempo, nosotros mismos podemos tapizar nuestras sillas de manera sencilla tal y como te indicamos en la guía de pasos a continuación:

Pasos para tapizar una silla:

Materiales

  • Esponja de espuma / tapicería: alternativamente, la guata también es buena
  • Cajas de cartón
  • Grapadora de pared
  • Tijeras
  • Spray adhesivo para espuma de alta densidad
  • Tejido o tela

Pasos

  1. Limpia la silla con cuidado y la desmontas en sus partes extraíbles: obviamente, se debe quitar el asiento.
  2. Voltea la silla y retire el asiento con un destornillador
  3. Coloca el asiento sobre la esponja y da la forma que necesite.
  4. Haz la misma operación con el cartón: el cartón es necesario para darle más grosor y volumen a la silla que se va a tapizar sin tener que recurrir a otros materiales más baratos
  5. Pega la primera forma de cartón al asiento y luego pega la esponja al cartón, comenzando por la capa más baja, luego desde el asiento colocarás el cartón y luego la esponja: de esta manera has obtenido una estructura en forma de sándwich
  6. Mide el grosor y el diámetro total del asiento obtenido, tomando las medidas con mucho cuidado dado que son las medidas que vas a necesitar para la tela.
  7. Para no confundir las medidas, corta la tela con 5-6 cm de exceso: el exceso no representa un desperdicio sino que sirve para fijar la tela a la silla.
  8. Con la grapadora de pared, ajusta la tela de tapicería en la parte posterior del asiento: antes de grapar la tela, asegúrate de que la tela esté bien tensa. Ahora grapa bien la tela y asegurate que las grapas han quedado bien fijadas (es fácil que si no los ha hecho antes grapes solo la tela y no la silla).
  9. Reensambla el asiento siempre con la ayuda del destornillador

¡Listo! con estos sencillos pasos ya habrás tapizado una silla sin complicaciones.

Temas

Últimas noticias