Manualidades

Cómo hacer pompones paso a paso

como hacer pompones
Pasos para hacer pompones de lana de manera fácil
Comentar

Una de las manualidades que más gusta a los niños es la de hacer pompones con hilos de lana. Es una técnica sencilla y divertida que además puede servirnos a nosotros para por ejemplo hacer otras cosas, como las famosas alfombras de pompones. ¿Quieres aprender a hacer pompones? Pues atento porque es muy fácil tal y como te explicamos a continuación.

¿De dónde surge la moda por hacer pompones? En los últimos años hemos visto cómo de repente la industria de la moda se fijaba en estas pequeñas bolas de pelo o lana para hacer de ellas algo que fuera tendencia. De este modo, firmas como Fendi comenzaron a presentar complementos como bolsos y gorros decorados con pompones. Corría el año 2015 y tras este primer “boom”, la tendencia se ha mantenido hasta dar paso a algo que podemos hacer en casa de manera fácil.

Hacer pompones es como decimos, algo realmente fácil. Los niños los pueden hacer siguiendo los pasos a continuación, y nosotros los podemos hacer para colocarlo como llavero en un bolso o también incluso pegarlos a nuestras zapatillas deportivas, algo que se lleva muchísimo en la actualidad.

Pasos para hacer pompones:

pompones
como hacer pompones pasos

Lo cierto es que hay diferentes maneras de hacer pompones sobre todo en función del material que elijamos para ellos), pero nosotros explicaros aquellas que son más fáciles, de modo que podamos hacerlos solos o acompañados de los más pequeños de la casa.

Pompones con discos de cartón

Es la forma más conocida de hacer pompones. Este método a menudo se enseña en la escuela. Consiste en preparar dos discos de cartón perforados en el centro, superponiéndolos y cubriéndolos con el hilo elegido. Lo mejor es hacerlo con lana.

  1. Comienza con dos círculos de cartón de un diámetro, según se desee, (pueden ser de unos 15 cm), perforados en el centro (el agujero no debe ser demasiado ancho porque debe estar completamente lleno de lana) y una madeja de lana.
  2. Una vez que los dos círculos se superpongan, el hilo se pasa alrededor del cartón, pasando por el agujero en el centro.
  3. Una vez hayas enrollado la lana de modo que hayas cubierto los cartones hasta llegar al orificio central, tienes que cortar con unas tijeras.
  4. Corta todos los hilos siguiendo el borde exterior de los dos cartones, insertando la tijera dentro para mayor comodidad.
  5. Con un hilo de la misma lana de unos veinte centímetros, cruza por el pompón y lo anudas desde el interior de los dos círculos de cartón.
  6. Finalmente, una vez que el trabajo esté asegurado desde el interior, retira lentamente los dos cartones.

Pompones con un tenedor

Por otro lado, podemos hacer nuestro pompón con la ayuda de un tenedor . Las dimensiones finales dependerán del tamaño del tenedor que use: para un pompón de tamaño mediano, un tenedor de mesa normal estará bien. Alternativamente, puedes recurrir a un tenedor o un tenedor de postre.

  1. Comienza envolviendo la lana alrededor de los dientes del tenedor. Para el primer giro, tendrás que sostener el extremo del hilo estacionario con un dedo, luego continúa manteniendo la lana tensa.
  2. Cuantas más vueltas de lana des, más se hinchará el pompón. Una vez que termines de enrollar, corta el hilo teniendo cuidado de que la lana ya envuelta no se afloje.
  3. Manteniendo la lana enrollada quieta, toma el hilo de la madeja y pásalo por el agujero central de la horquilla. De hecho, debemos detener la lana que envolvemos en el centro para crear los pompones. Haz un nudo simple en el hilo y manténlo apretado.
  4. Retira con cuidado la lana del tenedor. Tan pronto como lo hayas liberado, aprieta el nudo que habías hecho previamente lo más apretado posible y lo fijas con un nudo adicional. De esta forma, la lana tomará la forma de una bola. El hilo con el que hemos atado la lana seguirá unido a la bola de lana.
  5. Con un par de tijeras, comienza a cortar la lana a lo largo del perímetro exterior del círculo. Tienes que practicar cortes superficiales, prestando atención para liberar todos los hilos. De esta manera, la lana se abrirá y el pompón tomará forma.
  6. Termina el pompón cortando los hilos demasiado largos que sobresalen de la bola, y dale una hermosa forma de bola. Luego gíralo entre las palmas de las manos para darle una apariencia más homogénea. En este punto, solo tienes que dar los últimos pasos: corta el hilo que todavía está unido a la bola de hilo a una longitud de 25/30 cm.

Temas

Últimas noticias