Hogar

Cómo organizar un armario paso a paso

organizar un armario
Cómo organizar un armario de manera fácil
Comentar

Organizar un armario es algo que parece tarea fácil pero lo cierto es que a veces acumulamos tanta ropa que no solo cuesta saber cómo se dobla, sino que tampoco sabemos exactamente dónde colocar cada cosa y que el armario se vea en condiciones. Aprende ahora paso a paso, y de manera fácil, cómo organizar un armario.

Pasos para organizar tu armario:

Organizar el armario no es lo mismo que tenerlo ordenado. Primero hay que organizar, saber dónde va cada prenda y a partir de aquí mantener el órden de lo establecido. Para organizar bien el armario tan solo te será necesario seguir estos pasos:

1. Saca toda tu ropa del armario para decidir qué guardar y qué tirar.

Después del largo maratón de selección de ropa, la cantidad que hayas decidido mantener será igual a un tercio o un cuarto del total inicial.

2. Comienza con la ropa fuera de temporada para empezar a organizar.

La ventaja es que al no tener una necesidad inminente de esas prendas, puedes confiar en el instinto para comprender qué tirar o qué guardar. Cómo hacerlo? Preguntándote: “Si hoy la temperatura cambiara repentinamente, ¿me lo pondría enseguida?”.

organizar un armario

3. Las etapas de reorganización

Coloca las diferentes categorías de objetos en la sucesión correcta. Es decir, ordena las prendas según el grupo al que pertenezcan.

  • Partes de arriba (camisas, suéteres)
  • Partes de abajo (pantalones, faldas)
  • Cosas colgantes (chaquetas, trajes, abrigos)
  • Ropa interior y medias
  • Bolsos
  • Accesorios (foulards, cinturones, sombreros)
  • Ropa de temporada ( trajes de baño)
  • Zapatos
  • Ropa de hogar

Está prohibido justificar con “es una lástima tirarlo” porque entonces no vamos a tirar nada. En nueve de cada diez casos, la ropa relegada al fondo del armario nunca se usa. No se os olvide tampoco los pijamas (en el caso de tenerlos en el armario).

4. La ropa bien doblada resuelve problemas de espacio

La ropa dobalad elimina cuidadosamente las arrugas y refuerza y revitaliza la tela. Después de la colada, acostúmbrate a doblar la ropa y comprobarás entonces si por ejemplo ya es momento de tirarla.

5. Cuelga la ropa

Obviamente hay muchas prendas que es mejor colgar: abrigos, trajes, chaquetas, faldas y vestidos.

6. Divide las prendas por categorías y las colocas siguiendo ese órden

En primer lugar, debemos poner ropa perteneciente a la misma categoría una al lado de la otra, y luego la vas colgando, comenzando desde la izquierda, cuelga los abrigos, vestidos, chaquetas, pantalones, faldas y blusas en orden.

7. Organiza tu ropa para que vaya hacia la derecha

Coloca ropa pesada a la izquierda y ropa liviana a la derecha. En la práctica, la ropa izquierda durará más, con telas más pesadas y colores más oscuros; a medida que vayas hacia la derecha, la longitud se acortará, la tela se aclarará y los colores serán más claros.

8. Calcetines, ropa interior y medias

Aunque no lo parezca, toda la ropa interior ocupan mucho espacio. Es mejor que lo guardes todo en un cajón.

9. Cambio de temporada: Ya no existe

Entre estaciones que ya no existen, acondicionadores de aire y calefacción que mantienen las temperaturas alrededor de los 20 grados en lugares públicos, las diferencias entre el verano y el invierno son mínimas y no es raro ver a la gente pasear por la casa con una camiseta. El cambio de estación ya no es apropiado para nuestro tiempo, por lo que es hora de abandonar esta costumbre y mantener siempre todo tipo de ropa al alcance.

Basta con dividir y organizar los armarios y cajones sobre la base de diferencias materiales, como “ropa de algodón” y “ropa de lana”. ¿Poco espacio? Cambia la temporada solo para algunos accesorios: abrigos y sombreros o bufandas, guantes y orejeras. Solo los objetos voluminosos, como los abrigos, se pueden quedar al fondo del armario.

Temas

Últimas noticias