Limpieza

Cómo limpiar las prendas de satín

limpiar las prendas de satín
Consejos para limpiar las prendas de satín de forma correcta
Comentar

Las prendas de satín tienen un aspecto único y muy llamativo, pero son también muy delicadas. Vestidos, bolsos y zapatos en este material tienen mucho éxito ya que aporta brillo, pero puede perderse si no sabes cómo cuidarlo. ¿Quieres saber cómo limpiar prendas de satín? Sigue leyendo y verás que sus cuidados son muy sencillos.

Pasos para limpiar las prendas de satín:

  1. El satín es un tejido muy delicado, por lo que cualquier mancha debe tratarse de forma inmediata o se quedará ahí para siempre, como sucede con casi todas la fibras naturales.
  2. Lo primero debe ser tratar la mancha con un quitamanchas que sea adecuado para esa tela, pero nunca utilices uno que contenta cloro, únicamente si el satín es blanco y sintético.
  3. Lo mejor para el satín de seda o acetato es lavarlo en seco, lo que te garantiza que no va a resultar dañado, a no ser que no sepas cómo limpiarlo y al hacerlo mal lo estropees. Si lo lavas en la lavadora, o incluso a mano, las fibras podrían dañarse, por eso es mejor limpiar en seco.
  4. Si las prendas de satín que tienes que limpiar no son de seda o acetato, dales la vuelta para que no se dañen las prendas al lavarla. Utiliza un detergente suave que sea para ropa delicada, y lo mejor es que sea agua fría, tibia como máximo, nunca caliente. Si lo haces en la lavadora, que sea el ciclo más delicado y no haya prendas gruesas o ásperas en el tambor.
  5. Una vez que ya has terminado de limpiar las prendas de satín, exprímelas utilizando una toalla limpia, enrollando la prenda en la toalla y sacando el exceso de agua. Después, deja que la prenda se seque al aire libre. Si vas a utilizar la secadora, tiene que ser a temperatura tibia, ya que al igual que con el agua, si es caliente se puede estropear.
  6. En cuanto a la plancha, utilízala únicamente si crees que es estrictamente necesario. Si lo haces, nunca pongas la plancha directamente en la tela, utiliza una capa protectora que la proteja. Puedes también utilizar una tela para cubrirla y que absorba el calor para que el satín no se decolore ni estropee. La plancha debe estar a temperatura baja.
  7. Un último consejo muy interesante para los cuidados del satín es que no lo expongas al calor directo. Nunca lo tengas cerca de calefacciones, chimeneas o radiadores.

Temas

Últimas noticias