Cómo hacer vestidores pequeños

vestidor pequeño
Crea tu propio vestidor pequeño paso a paso.
Comentar

¡Llevas tanto tiempo soñando con tener un vestidor! Pero crees que es un lujo únicamente al alcance de unos pocos privilegiados. Pues te equivocas.  Nosotros te vamos a enseñar a hacer tu propio vestidor pequeño en pocos pasos, para que puedas mantener todas tus prendas perfectamente ordenadas y al alcance de tu mano. ¡Tú también te lo puedes permitir! Y sin apenas invertir tiempo y dinero.

La importancia del vestidor

La mayor parte de la gente, tiende a pensar en un vestidor como un capricho, algo banal y superficial, propio de las personas más adineradas, y esto es un error. Los vestidores pequeños cumplen una importante función en cualquier hogar, ya que permiten mantener un orden perfecto y, además te facilita la tarea de elegir las prendas que usarás a diario. Y es que, a veces los armarios son muy caóticos.

Pues bien, no necesitas tener una casa muy espaciosa, puedes hacer tu propio vestidor aunque tu vivienda sea pequeña, y así impedir que decenas de prendas se pierdan dentro de tu armario cayendo en el olvido para siempre, algo que ocurre con más frecuencia de la que nos gustaría.  Pero es que en un simple armario, por muy grande que sea, es complicado mantener el orden sin una disciplina y unas pautas diarias, y aunque lo intentemos, cada poco tiempo tenemos que volver a colocar las prendas. Con la ayuda de los vestidores pequeños podrás tener cada cosa en su sitio y localizarla siempre que la necesites.

Pasos para hacer vestidores pequeños

vestidores pequeños

  1. En primer lugar, has de ser muy consciente del espacio con el que cuentas para hacer tu vestidor pequeño. Igualmente, has de tener en cuenta si el vestidor en cuestión es para tu uso exclusivo, o si bien necesitas un vestidor para compartir con tu pareja o tu familia. Así que lo primero de todo será medir el espacio.
  2. Elige el estilo del vestidor en función del tuyo propio y en consonancia con el resto de tu hogar. Puedes emplear armarios modulados, desmontables y de fácil manejo.
  3. Guarda cada cosa en su sitio, de esta forma aprovecharás mejor el espacio disponible y te resultará mucho más fácil encontrarlas.
  4. Decide si quieres para tu vestidor un suelo igual o diferente del que tiene la habitación, dependiendo de si tu idea es crear un espacio integrado, o bien uno separado de la misma.
  5. Emplea colores neutros, que relajen la vista, así, encontrarás tus cosas rápidamente. Puedes utilizar pintura de color gris clarito, o un papel pintado, que se han vuelto a poner muy de moda.
  6. Listo, ¡no hay nada más sencillo! Ya puedes empezar a guardar tus cosas en tu nuevo vestidor, pequeño, pero práctico.

Últimas noticias