Cómo cuidar a un hámster roborowski

hámster roborowski

Los hámster Roborowski son pequeños roedores adorables, divertidos y rápidos. Suelen tener un tamaño bastante pequeño. ¿Te gustan? ¿quieres tener uno? ¿quieres saber cómo se cuidan? Atentos que te vamos a dar unos consejos para su cuidado.

Datos básicos del hámster roborowski

No crecen más de seis centímetros midiendo su cuerpo desde su nariz hasta su trasero. Son mucho más movidos que los hámster normales. Suelen durar un poco más que la especie que siempre hemos visto en casa de un amigo. Viven unos cuatro años. Es una de las cosas malas de estos animales. Se les coge cariño y tienen una vida muy corta.

Pasos para cuidar a un hámster roborowski

  1. Cuando llega a casa el roborowski tiene que tener una jaula adecuada. No debe de ser de menos de veinte centímetros. El animal es pequeño, pero necesita moverse ¡pobrecito que al menos se estire y corra! Lo ideal es que tenga una jaula acorde con su tamaño. Deberá de tener rampas para que haga ejercicio. La jaula tiene que estar cubierta con una malla lo suficientemente cerrada como para que sus patitas no la atraviesen. Hay casos en los que las patitas de los hámster meten la pata y se pueden hacer mucho daño. Se conocen casos en los que se le han tenido que cortar una de sus patitas.
  2. Si no quieres tener un roborowski solo, puedes tener dos. Intenta que sean del mismo sexo si no quieres que tengan una camada. Estos animales se reproducen de forma muy fácil. Si piensan que son muchos en la jaula se comerán unos a otros y suelen caer los bebés.
  3. En la zona baja de la jaula tenemos que poner una arena o serrín para que recoja las necesidades. Tienes que limpiar la jaula una vez a la semana como mínimo. Debes de evitar que esté demasiado sucio para que no vengan los temidos parásitos.
  4. El agua fresca no le puede faltar. El roborowski come todo tipo de verduras y frutas (lechugas, espinacas, manzanas, peras, etc) No le des nunca a tú hámster cebolla o frijoles.
  5. El hámster será feliz cuando tenga en su jaula juguetes para poder jugar. La conocida rueda no le puede faltar. Se pasará horas haciendo ejercicios en ella. Coloca túneles, toboganes, puentes, etc. No le compres nunca un juguete con pelusas. Esto puede ser muy peligroso para ellos.
  6. Debe de tener una bañerita. Disfrutaran dándose un buen revolcón en una bañera llena de arena. No le pongas cualquier arena. Debe de ser para chinchillas. Podrás dejarlo suelto en casa cuando lo estés viendo. Obviamente en una casa hay mucho peligro para este pequeño animal y le puede pasar cualquier cosa. No les gusta bañarse en agua. Les aterra totalmente. Ten en cuenta esto. No lo debes de lavar, pues puede enfermar con gran facilidad.
  7. Cuando limpies la jaula no olvides darle una pasada a todo lo que contiene: tuboganes, ruedas, resbaladeras, puentes, juguetes, bañeras, etc. Debemos de evitar que haya ácaros en las instalaciones. ¡Disfruta de tu roborowski! ¡son adorables!
Comentar

Últimas noticias