Nuestra querida pelotilla rosa está a punto de estrenar juego. Para ir abriendo boca hablamos hoy de los mejores videojuegos de Kirby.

Kirby y la tierra olvidada es el próximo gran pelotazo para Nintendo Switch, pero la historia de amor y éxito entre la creación de Hal Laboratory y Nintendo viene ya de lejos. No en vano el primer juego de nuestro polimórfico amigo data de nada más y nada menos que 1992, fecha en la que la consola Game Boy recibió su primera aventura. Sin más dilación, vamos a recopilar los mejores videojuegos de Kirby que han visto la luz en estos treinta años de historia de la bolita glotona.

5. Kirby’s Dream Land (1992-Game Boy)

Puede que no merezca estar en esta lista por méritos técnicos, pero me niego a ningunear al juego que lo empezó todo, así que lo incluyo en esta lista. Dream Land vio la luz en 1992 para la archiconocida portátil Game Boy. Era un título que sentaba las bases de lo que sería la saga, incluyendo al protagonista (Kirby) y al antagonista (Dedede).

El juego era indudablemente divertido, si bien también era muy pero que muy rápido de pasar. Como dato curioso, Kirby aún no sabía tomar la forma de sus enemigos en este juego, teniendo que esperar a Kirby’s Adventure -Nintendo Entertainment System- para ver a la bola rosa cambiar de forma y adquirir nuevas habilidades.

4. Kirby’s Epic Yarn (2010-Wii)

Bonito. Estéticamente sublime. Una maldita pasada en su momento, sí señor. Si eres fan del stop motion o de hacer macramé junto a la chimenea los días de frío, este juego sin duda tocará tu corazón. Llegó hace 12 años a la superventas Nintendo Wii y, en un mercado en el que tenías que hacer algo novedoso con el wiimote sí o sí, a la buena gente de Good Feel no le pudo la presión y mantuvo el espíritu plataformero de la saga. El control era el de siempre, con alguna que otra novedad, pero no hacía falta ponerse a hacer aspavientos para completar la aventura, cosa que personalmente agradezco.

Tras el llamativo aspecto del juego -del que luego han bebido más de dos y de tres títulos- se escondía un juego bastante bueno, ideal para jugar con un amigo, en el que teníamos que darle lo suyo al malvado Zur-Zir. Pausa para besar al traductor de nintendo.

El juego premiaba a tope nuestro espíritu aventurero y nuestra capacidad para amontonar todo tipo de gemas, medallitas y reliquias varias. Cualquier cosa con tal de conseguir la medalla de oro al final del nivel. Una verdadera delicia en siete actos.

3. Kirby and the amazing mirror (2004-Game Boy Advance)

2001, 2002 y 2003 fueron los años en los que la saga Castlevania impuso su ley en la portátil de Nintendo. Circle of the Moon, Aria of Sorrow y Harmony of Dissonance fueron tres auténticos juegardos que lanzaron a los metroidvania a lo más alto. Quien más, quien menos, quería llevar sus franquicias a ese género, y hasta el bueno de Kirby se animó a dar el salto a un juego del estilo. Si bien no hacía falta regresar a otras zonas con nuevos poderes adquiridos, sí que mantenía un gran mapa abierto y comunicado por el que podíamos desplazarnos a nuestro antojo.

El caso es que el plataformeo de Kirby, el mapeado a lo Metroid y el nuevo enemigo (hay que recordar que este es el primer juego en el que Rey Dedede no aparecía) funcionaban muy bien en conjunto. A eso había que sumarle el hecho de que nuestro héroe había sido dividido en cuatro, para regocijo de los que gustan del cooperativo. Pues bien, todos junto en amor y compaña debíamos ir en busca de los ocho fragmentos de espejo que Dark Meta Knight había esparcido por el «reino de los cielos» de Dream Land: Mirror Land.

Deberías jugarlo si te gustan los metroidvania tranquilitos y cambiar de forma más que Mourinho de banquillo.

2. Kirby Superstar Ultra (2008-Nintendo DS)

¿Seis juegos de Kirby dentro de un solo cartucho? Pues claro que sí, ¡viva el lujo! Y encima con un par de minijuegos de regalo. Esta era la premisa de Kirby Superstar Ultra, versión para Nintendo DS del clásico de Snes Kirby’s Fun Pack. Además del atractivo de poder jugar a muchas cositas con un solo cartucho, posee una paleta de colores que me parece la más bonita de la saga, con unos tonos realmente alegres que te harán vomitar arcoiris allá donde quiera que vayas.

Quiero recalcar que todos los jueguetes -los minijuegos no- son aventuras completas que os harán disfrutar de la bola rosa en su máximo esplendor. Completas y originales, a excepción de Spring Breeze, que actúa a modo de remake/homenaje del juego que ocupa la quinta posición de nuestro Top. Recomendadísimo.

1. Kirby Planet Robobot

Ya sabéis eso de que para gustos, colores. También aplica aquella de que las opiniones son como las posaderas, todos tenemos un par de ellas. Esto os lo digo porque, llegados a este punto, puede que mi lista de favoritos, totalmente subjetiva, no tenga absolutamente nada que ver con la que haríais vosotros, culpables. Lo recalco aquí porque este juego, que para mí es el mejor de este simpático personajillo, puede estar lejos de tu particular número uno.

En este juego de Hal Laboratory contaremos con la ayuda de Robobot una especie de exoesqueleto mecánico al que podremos «cabalgar» para multiplicar nuestras opciones de ataque y las habilidades a nuestra disposición. A priori un gesto un poco arriesgado pero que cumple a la perfección con su objetivo: maximizar la diversión en la aventura. Las diferentes transformaciones y poderes del mecha que montamos son una auténtica pasada, haciendo que perdonemos las olvidables novedades que se crearon para el Kirby de a pie.

La historia es bastante divertida, mostrando incluso giros inesperados de guion, así que no todo será plataformear como loco entre los distintos planos de acción que nos proponen los chicos de HAL. Probablemente el juego más atípico de la saga, pero sin duda divertidísimo.

Share.

Y de beber, videojuegos. Me encanta escribir sobre videojuegos y cine. Me podéis encontrar SIEMPRE en GuiltyBit, mi segundo hogar... y cada día el de más gente.

Comments are closed.