Aunque seas muy buen jugador, siempre hay rivales que te sacarán de quicio. Atentos a la lista de peores enemigos en los videojuegos.

Los jefes en los videojuegos pueden ser un dolor de cabeza para muchos jugadores. Incluso las personas abandonan los juegos viendo que no pueden contra ciertos enemigos. Es el caso reciente de Elden Ring o Sekiro. Son juegos tan difíciles y exigentes que muchas veces no se tiene la paciencia necesaria. En este post podrás ver algunos de los peores enemigos en los videojuegos a los que nos hemos enfrentado. Una lista en la que podríamos meter tropecientos jefes, pero vamos a centrarnos en cinco. Incluso creo que con el tiempo podría ser actualizada.

Efrey en Final Fantasy X

En los tiempos de Final Fantasy X, muchos me comentaban, incluso veía en guías, que uno de los peores enemigos en el videojuego era Yunalesca. A mi Yunalesca no me costó mucho. El que de verdad me dio verdaderos dolores de cabeza fue el dragón volador Efrey.

A este tipo había que pillarle el truco, pero si no estabas preparado era una muerte segura. Efrey en Final Fantasy X tenía dos fases. No se partía el combate, pero al rebajarle cierta vida, el tipo se chutaba con «Prisa». Ahora es cuando venía el dolor de cabeza, porque tenía más turnos que nosotros. La catástrofe era cuando nos empezaba a lanzar magia. Nos convertía a todos los personajes en piedra, y junto a «Prisa», de un solo golpe nos destrozaba.

Ya os digo que es un enemigo que me hizo rejugar desde el principio el juego y prepararme a conciencia. Justamente en ese punto hay un guardado. Si guardabas estabas perdido porque si no tenías el antídoto ante el hechizo de piedra (lo siento pero no recuerdo como se llamaba), era una muerte segura. También teníamos que tener en cuenta la magia Prisa para nuestros personajes. Creo que el primero que aprendía este hechizo era el propio Tidus.

Al combate había que añadirle una mecánica más. Esta mecánica era la posibilidad de alejarnos de Efrey ya que el enfrentamiento tenía lugar en un barco volador. Podíamos evitar ataques, aunque estando lejos los ataques normales no tenían efecto. Wakka podía atacar y con magia también. El dolor de cabeza era cuando Efrey se acercaba.

Agni y Rudra en Devil May Cry 3

Estos dos demonios nos esperaban en una puerta de Temen-ni-gru, la gran torre que el hermano de Dante levanta en mitad de la ciudad en Devil May Cry 3. Con Dante nos tendremos que enfrentar a estos dos enemigos que van atacando indiscriminadamente.

El problema viene cuando es el nivel 5 del juego y todavía tenemos a un Dante pelado de técnicas, vida, sin poder demoníaco, con pocas armas y con el nivel de los estilos muy bajo. Todo se complica en un juego que en Europa llegó en un modo normal más difícil que en Japón. Capcom decidió que menos el país nipón, el resto del mundo «disfrutase» de un modo normal más difícil «de lo normal». Suerte que con la Special Edition de PlayStation 2 lo solucionaron.

Uno de las sorpresas que nos tenían preparados estos dos enemigos, es que al derrotar a uno el otro se apropiaba del arma del caído. Ahora este se hacía más poderoso y tenía otros ataques más fuertes. Todo muy bien. Una de las formas de no desistir era jugar al modo fácil o repetir las primeras misiones. La segunda opción fue la que utilicé en su día para tener unas cuantas gemas rojas y poder comprar alguna técnica.

Onryoki en Nioh

Los Souls, Bloodborne, Elden Ring y demás juegos de From Software siempre están en estas listas. Pero la gente se olvida de Nioh. Este juego pese a tener un sistema de combate mucho más pulido, tiene a los peores enemigos de los videojuegos.

Son muchos, pero me voy a centrar en ese demonio de las dos bolas que tantos quebraderos de cabeza nos dio en la primeras demostraciones. Siendo una demo alfa era un auténtico infierno. Vale que después teníamos a locos que se pasaban el nivel y a Onryoki desnudos, nivel 1 y sin armas, pero para llegar a eso primero hay que sufrir.

Onryoki en Nioh nos pilla con un William Adams que todavía está muy verde. Tenemos un nivel bajo, el equipo igual no es muy bueno y el escenario no ayuda nada. Estamos dentro de un barco contra un enemigo grande que además lleva dos bolas con cadenas. Cuando empieza a girarlas da miedo, pues nuestro instinto será alejarnos.

Una vez conocemos las mecánicas de Nioh es fácil, incluso Onryoki aparece como un enemigo normal en los niveles más altos. Para otros jugadores, en Nioh hay enemigos peores como la rana ninja, la Ogra o Date Masamune en el primer DLC. Hasta hay enemigos «normales» como los cuervos Tengu que siempre son una pesadilla.

La IA de Kilik en SoulCalibur V

No sé que estaban pensando en Bandai Namco cuando hicieron este juego. A la eliminación de personajes, que no tuvo explicación y solo se excusaban en que habían pasado 17 años desde SC4, había que sumar una dificultad desmedida en algunos modos de juego.

Una cosa es que el juego sea difícil, pero otra muy diferente enfrentarte a la CPU y que sea como si estuvieses una demostración de TAS en un emulador. Todo, Kilik se adelantaba a todos nuestros movimientos. Era algo exagerado, incluso peor que las pesadillas que nos provocó en su día la recreativa de Street Fighter 2.

No recuerdo si en una actualización ajustaron la dificultad del juego, pero lo que viví en las primeras semanas de SoulCalibur V me hizo aborrecerlo. Entiendo que un juego sea difícil, pero otra muy diferente es que lo sea de forma artificial.

El canadiense de Windjammers 2

Al igual que SoulCalibur V, Windjammers 2 es otro caso en el que la dificultad es desmedida. Tanto que la curva de dificultad en los primeros días de su lanzamiento no tenía sentido. El primer enfrentamiento contra la IA en el modo normal era una guerra. Nos era imposible derrotar al primero de los personajes que nos aparece.

Al derrotarlo pasamos a la segunda fase en la que podemos elegir entre dos rivales diferentes. Aquí nos daremos cuenta que la segunda fase es más fácil que la primera. Pero después viene «lo chido». Es algo que han solucionado en actualizaciones, pero por si acaso evitad al canadiense en Windjammers 2. Es uno de los peores enemigos de los vieojuegos a los que me he enfrentado recientemente. Cuando me di cuenta de la IA desmedida, fuerza con la que lanza el disco y demás jugarretas, hasta en el modo fácil lo evitaba.

¡Bonus track! Genichiro en Sekiro: Shadows die twice

En Sekiro hay muchos enemigos que nos pueden complicar las cosas, pero si me tengo que quedar con uno no es el mono, el Demonio del Odio, el Búho, etc. El jefe que a mi me voló la cabeza y que fue el que de verdad me mostró de que iba este juego es Genichiro.

El enfrentamiento contra Genichiro es un constante choque de espadas. Algo brutal y llamativo. Pero la primera vez que luchamos contra él vamos a morir mucho. Y si la memoria no me falla, es el primer jefe que cuando crees que lo has derrotado… ¡SORPRESA! Toca una segunda fase en el que es más cabrón, lanza rayos y más. Conozco a gente que abandonó el juego en este punto.

Share.

Videojuegos, manga, anime y más. Presentador del podcast más "perrón" de la galaxia llamado Ñarders May Cry. Amante de la acción, los Hack & Slash y los Fighting Games. Mis juegos favoritos son Devil May Cry y Shenmue.

Comments are closed.