Parece que el mercado del videojuego se mueve más que nunca. Sony compra Bungie por 3.600 millones de dólares.

El mercado de los videojuegos está cogiendo una deriva muy especial. Hace unas semanas os informábamos de la compra de Activision-Blizzard por parte de Microsoft. El mundo esperaba un movimiento de la competencia y parece que ya lo tenemos aquí: Sony compra Bungie por 3.600 millones de dólares.

La noticia nos llega desde gamesindustry y ha sido confirmada por el mismísimo Hermen Hulst. Parece que la carrera armamentística por el control de la industria del videojuego ha empezado y esto no va a parar. ¿Vendrán más compras en el futuro?

Pocos detalles han trascendido hasta el momento, pero el más relevante y tranquilizador es que el estudio seguirá siendo multiplataforma, dejando abierta así la puerta a publicar en otros sistemas ajenos a PlayStation, como Xbox.

Bungie será una subsidiaria indepentiende dentro de Sony Interactive Entertaiment y su presidente, Pete Parsons, seguirá al frente del estudio. A su vez, desde Sony confirman que el estudio «será multiplataforma y que tendrá la opción de autopublicar juegos y llegar a los jugadores donde sea que elijan jugar».

Jim Ryan, por su parte, dice que «han mantenido una relación sólida con el estudio desde que comenzaron la franquicia Destiny y que este es un gran e importante paso para afianzar su estrategia de expansión con la marca PlayStation». También es consciente de la importancia de la comunidad de Destiny, algo que va en el ADN de PlayStation.

A su vez, Parsons cree que con el apoyo de Sony Interactive Entertaiment «impulsarán a Bungie para que se conviertan en una empresa global de entretenimiento dedicada a cumplir su visión creativa». Parece que esta es el paso final de una muy buena relación entre un estudio y una empresa que llevan teniendo un entendimiento muy sólido desde el lanzamiento del primer Destiny.

Share.

Adoro los videojuegos y la escritura, por eso estoy aquí. No concibo este mundillo sin las obras de Kojima y Miyazaki, son mis pastores y nada me falta con ellos. En mis ratos libres soy sociólogo, escribo poesía y mantengo profundas conversaciones con mi gato.

Comments are closed.