Phil Spencer promete esfuerzos para compensar los retrasos de Starfield y Redfall, unos que no han sentado bien a la comunidad.

El día de ayer fue uno aciago para la comunidad de Xbox. Bethesda comunicó los retrasos de sus dos grandes juegos previstos para este año. Ni Starfield ni Redfall aterrizarán este 2022. Ello ha entristecido a los usuarios de la máquina, que ven como en lo que resta de año no van a tener grandes lanzamientos. El líder de la división de Xbox ha garantizado compensaciones: Phil Spencer promete esfuerzos para cumplir con las expectativas de los fans y para paliar los retrasos de Starfield y Redfall.

Así lo escribía ayer en un tuit citando al de Bethesda -al que anunciaba el retraso de ambos juegos-. Decía Phil: «Estas decisiones son difíciles para nuestros equipos y para nuestros fans. Mientras que yo apoyo firmemente el dejar tiempo a los equipos para que los productos salgan pulidos, también escucho vuestro feedback. Entregar calidad y constancia es lo que se espera de nosotros; continuaremos trabajando para mejorar dichas expectativas».

Justo unos días antes, en concreto, el día 10, el bueno de Phil estaba visitando las oficinas de Bethesda. Indicaba: «Muy buena experiencia el ver a Bethesda haciendo juegos y hablando con los talentos de aquí. Muy guay estar de nuevo en estos estudios».

Agujeraco para 2022

Lo cierto es que Xbox tiene un agujeraco en cuanto a lanzamientos tochos de aquí a final de año. Y en general en todo el año: sus últimos grandes nombres fueron Forza y Halo Infinite, dos que salieron a finales del año pasado y no este.

¿Qué le depara a la compañía de verde para estos meses? Pues yo no lo sé pero estoy seguro de que en el próximo Xbox + Bethesda Showcase tendremos noticias relacionadas. Seguro que con algo nos contentan, hombre: positividad.

Share.

La vida es lo que me está pasando mientras me muero. Nintendo me ha ganado el corazón que Sony tenía desde pequeño. Siento predilección por Kratos, Dante y Link a partes iguales.

Comments are closed.