El bombazo más grande en la industria del videojuegos se acaba de dar. Microsoft compra Activision Blizzard para aumentar su porfolio.

Ayer sucedió un terremoto en la industria del videojuego. Microsoft ya avisó que iba a aumentar su cartera de estudios comprados, pero nadie esperaba que fuese una compra tan grande. Microsoft compra Activision Blizzard por la cantidad de 68,7 mil millones de dólares, una compra mastodóntica.

Los rumores comenzaron a surgir alrededor de las 14:00 hora española, pero se confirmó minutos después. De esta forma, Microsoft completó lo que probablemente es la compra más grande e importante del mundo de los videojuegos, demostrando el poder económico de la compañía muy por encima de la competencia.

Una compra astronómica

De esta forma, Xbox añade a su cartera sagas tan importantes como Call of Duty, Diablo, Warcraft, Crash Bandicoot, Tony Hawk, Spyro o Candy Crush, entre otros. Esta compra no será inmediata, sino que se formalizará durante todo el año y se cerrará en junio de 2023 si los organismos competentes, aunque no hay motivos reales para pensar que esto no será así.

Por otro lado, Microsoft ha anunciado que intentará incluir todos los juegos posibles de Activision Blizzard en el Game Pass, a la vez que volvía a dejar en el aire la exclusividad de los mismos, pero haciendo hincapié en que la compra busca aumentar la disponibilidad de los productos a través de más plataformas. A priori, parecería raro que Microsoft rechazase los millones que da la saga Call of Duty en PlayStation, pero nunca se sabe y sólo el tiempo dirá.

Finalmente, parece que el lado menos bueno de esta noticia estaría en Kotick que, como el cliché de las películas, los malos siempre ganan. Con esta adquisición se habría asegurado seguir en el puesto de CEO hasta que la compra se formalice. Entonces pasaría a responder ante Phil Spencer y, probablemente, deje el cargo y la compañía de manera silenciosa, sin escándalos y aumentando mucho el dinero que se llevaría, asegurándose una jubilación dorada que no merece.

Share.

Adoro los videojuegos y la escritura, por eso estoy aquí. No concibo este mundillo sin las obras de Kojima y Miyazaki, son mis pastores y nada me falta con ellos. En mis ratos libres soy sociólogo, escribo poesía y mantengo profundas conversaciones con mi gato.

Comments are closed.