¿Buscas completar tu prótesis de Shinobi? En GuiltyBit os mostramos dónde conseguir todas las herramientas de prótesis en Sekiro: Shadows Die Twice.

La última obra de Miyazaki puede ser todo un dolor de cabeza si no se sabe afrontar con las herramientas adecuadas. Sabemos que nuestros culpables gustan de ir bien pertrechados y por ello os enseñamos dónde encontrar todas las herramientas de prótesis en Sekiro: Shadows Die Twice. No habrá enemigo que te tosa con ellas, sin contar los jefazos, claro.

Para que os quede más claro cómo llegar a cada una, os dejamos con un vídeo de PowerPyx donde se trabaja todas las rutas hasta cada prótesis.

Shuriken Cargado

Esta será la primera de las herramientas que encontraremos. Podremos conseguirla examinando del cadáver que se encuentra en el pasillo del portón antes del enfrentamiento con el General Naomori Kawarada. Tiene múltiples usos, desde distraer a los enemigos, mermar su vitalidad a distancia e incluso romperles la defensa si la mejoramos.

Hacha Cargada

Algunos enemigos vienen cubiertos por protecciones y escudos que nos pueden fastidiar el día y la postura. Para remediarlo tenemos el hacha, una rudimentaria herramienta que conseguiremos tras despachar a unos bandidos que están pensando en saquear un templo de ofrendas en la localización de Hacienda Hirata. Acabad con ellos y saquead vosotros mismos dicho templo, conseguiréis este hacha tan robusta.

Conducto Llameante

Abrasar a nuestros oponentes es una delicia que podremos materializar con esta herramienta. En la Hacienda Hirata podremos encontrarlo en una hoguera donde unos bandidos descansan alcoholizados. Examinad la hoguera y será vuestra.

Cuervo de Niebla

Quién nunca soñó con hacer un kawarimi no jutsu de Naruto. En Sekiro podremos realizar algo parecido con esta herramienta, una suerte de plumas que nos situarán en la espalda del oponente cuando este nos ataque si calculamos bien el desvío pulsando R2. Conseguirla es un poquito complicado dado lo bien escondida que está. En la Hacienda Hirata, una vez lleguéis al puente donde os espera un gigante con un mazo, tiraros al río por la derecha y usad el gancho para llegar a una orilla con bambú. En la parte del acantilado encontraréis una cueva tapada por bambú reseco, rompedlo y saltad apoyándoos en la pared. Llegaréis hasta un templo budista donde os aguarda un shinobi púrpura para daros caza. Derrotadle y examinad el cofre del templo para haceros con esta curiosa herramienta.

Barreno Shinobi

Todo buen ninja que se precie tiene que llevar petardos encima. Lobo no será menos y podrá montarse su propia fiesta con luces y explosiones. Esta herramienta puede cegar a los enemigos, quemarlos y darnos una oportunidad para huir o propinar puñaladas traperas. Tendremos que comprar el objeto «Barrenos de Robert» a un tendero situado en una esquina, antes de entrar a la arena de batalla dónde nos asalta Gyobu Oniwa.

Lanza Cargada

Poder atraer enemigos, desestabilizarlos o simplemente, penetrar sus armaduras tan pesadas es esencial para la supevivencia de un shinobi como Lobo. Para ayudarnos en esta ardua tarea, podemos conseguir la lanza del imponente Gyobu Oniwa. La misma la encontraremos en una casa en el embalse del castillo de Ashina. Necesitaremos la llave que guarda uno de los guardias del puente para poder abrir la puerta y acceder al cofre que la contiene.

Abanico de Hierro

¿Quién dijo que en Sekiro no podíamos utilizar escudos? No lo haremos literalmente pero sí que tenemos una herramienta que funciona de la misma manera. Hablamos del abanico, una suerte de «paraguas» que bloqueará todo ataque venido de cualquier dirección y que hará mas sencillos los desvíos. Para conseguirlo tendremos que comprárselo al shinobi Sombrero Negro que descansa en una casa, donde la tumba antigua del castillo de Ashina. Podremos acceder a dicha casa por un agujero del tejado.

Sabimaru

Una pequeña pero mortífera cuchilla que asesta varios tajos y causa el estado envenenamiento a sus víctimas. Muy buena para mermar a poquitos la vitalidad de los jefazos. La conseguiremos en un cofre en la planta baja del Castillo de Ashina, custodiada por 4 samurais y solo accesible desde la planta superior. Tendremos que valernos del gancho para llegar a las columnas de madera.

Secuestro Divino

A los que gusten matarlo todo a puñaladas por la espalda, esta es vuestra herramienta. Consiste en un abanico que nos imbuirá en una brisa naranja de viento, la cual podemos soltar a los contrincantes que nos bloqueen y así se den la vuelta amablemente mostrándonos su espalda a punto de golpe crítico. Muy útil sobre todo para enemigos que nos den mucha guerra en una confrontación directa. La encontraremos en el templo escondido del Valle Hundido, tras derrotar al primo de Voldo de Soul Calibur.

Silbato

Aunque parezca una minucia, es una herramienta de lo más útil para los que gustéis jugar en modo sigiloso. Esta curiosa herramienta atrae a los enemigos a nuestra posición para que podamos emboscarlos a placer. La conseguiremos siguiendo la historia en su tramo final, como recompensa tras derrotar al Simio Guardián en el Valle Hundido.

Share.

GuiltyBit y videojuegos, siempre de la mano. Como así lo voy yo también de los análisis y la actualidad. Aquí el menda es un apasionado de los videojuegos de rol, los shooters retro y los juegos de sigilo. Sueño con alcanzar el Valhalla y beber hidromiel con Hideo Kojima, Yoko Taro y Goichi Suda.

Leave A Reply