Bueno, culpables, pues esta generación esta vista para sentencia, y a pesar de que aún quedan muchos grandes juegos por aparecer, es hora de repasar esa lista de personajes que han nacido durante estos últimos años (por eso faltan otros como Kratos o el Jefe Maestro) y nos han hecho disfrutar, algunos más que otros.

ARTICULO-PERSONAJES-NEXTGEN-680-774x250Una lista con la que seguro podréis esta de acuerdo o no, pero como siempre, esperamos vuestros comentarios o sugerencias para saber quien, según vosotros, falta o sobra en este artículo. Vamos con ellos:

Drake

Nathan Drake

Aventurero, guapo, carismático, con sentido del humor… Nosotros queremos ser como él y ellas quieren estar con alguien como él. Naughty Dog (que ya sabe lo que es crear un icono generacional con Jak & Daxter) abandonó la saga plataformera para inventarse un Indiana Jones adaptado a los tiempos modernos, más joven, más descarado… y más mujeriego, un auténtico prototipo de hombre del siglo XXI, capaz de seducir a dos bellezas tan diferentes entre sí como Elena Fischer y Chloe Frazer. Desde la desarrolladora han confesado que se basaron en el chalado Johnny Knoxville para encarnar a Drake, aunque este tenga la cabeza un poco mejor amueblada. Solo un poco.

Lo que es más discutible es su habilidad para rodearse de «amistades» masculinas, porque no son pocos los supuestos colegas que terminan jugándole malas pasadas, pro ahí está el bueno de Sully, un viejo amigo que nunca le falla cuando más lo necesita. Pero, ¿qué es un buen personaje sin buenos villanos que le hagan la puñeta? Zoran Lazarevich y Katherine Marlowe son los que más difícil se lo han puesto a nuestro protagonista en la segunda (El Reino de los Ladrones) y tercera (La Traición de Drake) parte respectivamente.

¿Qué futuro le espera?: La incógnita ahora es si veremos más aventuras de Drake en las próximas consolas, ya que Naughty Dog se caracteriza por dedicarse casi exclusivamente a una saga por generación, y ahora mismo sus esfuerzos se encuentran concentrados en terminar The Last of Us, pero un servidor cree que sí, que las andanzas de nuestro cazatesoros favorito (lo siento, Lara, te han comido la tostada) no han terminado aquí.

Ezio

Ezio

Este noble y arrogante florentino nacido en 1479 era el clásico viva la virgen, un joven prepotente cuya única preocupación era pavonearse delante de las guapas italianas de la época, hasta que su padre Giovanni y sus hermanos son traicionados por alguien cercano a la familia, y posteriormente condenados a muerte. En su presidio, Giovanni pide a Ezio que localice un cofre que contiene todo lo que nuestro protagonista necesita para su venganza, el traje de asesino y la hoja oculta, con la que asesina al traidor, y a partir de ahí comienza todo: la fuga a la villa de Monteriggioni, la lucha contra los Borgia y la búsqueda de respuestas sobre sus antepasados y orígenes, nada menos que a Estambul.

Es curiosa la evolución psicológica de Ezio, el cómo pasa de ser un cabra loca a ser una especie de héroe enmascarado buscando venganza y posteriormente, justicia. La muy carismática ambientación de los juegos que protagoniza, acontecidos en Florencia, Roma y posteriormente, Estambul, y la época del renacimiento italiano, sin duda han ayudado a que este personaje se haya convertido en el estandarte una de las sagas más importantes que hayan visto la luz en esta generación. Personajes secundarios como Leonardo Da Vinci, Maquiavelo, Lorenzo de Medici o los cabronazos Borgia han aportado sus buenas dosis de personalidad para crear una de las trilogías más fácilmente identificables en mucho tiempo.

 ¿Qué futuro le espera?: Al 99´9%, ninguno, porque nada es seguro en esta vida. Con Assassin´s Creed IIAC II: La Hermandad y AC: Revelations, la historia de Ezio está completa y más que cerrada. Cuesta imaginarse por dónde podría Ubisoft sacar más de este personaje, sobre todo teniendo en cuenta la cantidad de épocas y ambientaciones distintas que quedan por explorar en la saga. Salvo sorpresón mayúsculo, no volveremos a ver al bueno de Ezio por nuestros PC o consolas.

Marcus

Marcus

No podía faltar un tipo hipermusculado e hipervitaminado, y ese lugar lo ocupa Marcus Phoenix, un tipo duro que apuntaba alto en su carrera durante las guerras del Péndulo, hasta que llega el Día de la Emergencia y se desata la guerra contra los Locust. Pero la familia tira mucho y pasándose las órdenes por el forro, porque los tiene bien puestos, acude al rescate de su padre. Pero no solo no lo consigue, sino que además es condenado a 40 años de prisión, de los que solo llega a cumplir 4, después de que los Locust tomen la prisión y Marcus sea rescatado por su colega Dominic Santiago. Juntos forman el escuadrón Delta, que es el que ha protagonizado la trilogía original de Gears of War, y que más tarde integra al escuadrón Alpha, formado por Baird y Cole, protagonistas de Gears of War: Judgment.

 Aunque en principio Marcus Phoenix pueda parecer el típico héroe de acción impasible, que en realidad lo es, no dejan de pasarle auténticas putadas durante toda la historia que compone Gears of War. No vamos a spoilear nada, pero termina demostrando que hasta el más alfa de los machos alfa tiene su corazoncito, donde sentimientos como el amor o la amistad tienen su hueco. Desde luego que su colega Dominic es ese al que nos gustaría tener cerca en ciertos momentos, ya que no son pocas las veces que da la cara por Marcus. Un tío firme y con valores, si señor. Y luego está Anya Stroud, una belleza rubia que no esconde cierta atracción por Marcus, pero que no deja de ser un amor platónico.

¿Qué futuro le espera?: Complicado. Apostar porque Microsoft continúe con la saga en la próxima generación puede ser seguro, pero que salga algo protagonizado por Marcus ya es otra cosa. De todas formas, no hay más que ver la escasa repercusión que ha tenido GOW: Judgment para que no lo descartemos totalmente. Pero por si acaso, no contemos con volver a escuchar ese clásico “¡Vuelve a tu agujero!”

Shepard

John Shepard 1

La verdad es que no es fácil hablar del carácter de un personaje al cual el jugador moldea a su gusto, tanto física como psicológicamente. Además de la apariencia, es posible personalizar la clase, entre Adepto, Centinela, Infiltrado, Ingeniero, Soldado y Vanguardia, cada una de ellas con sus habilidades propias. La personalidad de Shepard se forja en base a las decisiones que tomemos tanto en acciones como en conversaciones con otros personajes. Lo que sí es común en cualquier historia que juegue cada uno, es que el Shepard original nació un 12 de abril de 2154. Dentro de cuatro días, vaya… Es un miembro de la Alianza de Sistemas y graduado del programa de Fuerzas Especiales N7, asignado a la SSV Normandía con el cargo de comandante en jefe. A las pocas horas de comenzar el primer juego de la saga, el Consejo de la Ciudadela lo nombra Espectro, una especie de fuerza de élite que trabaja a su servicio.

Pero una cosa sí es segura, y es que Mass Effect se ha convertido por derecho propio en la aventura espacial por excelencia en esta generación, siendo considerada por muchos como una trama digna de estar a la altura de otras famosas historias ambientadas en un contexto parecido como Star Wars o Star Trek. Aparecido en principio como un exclusivo de Xbox 360, la segunda parte ya fue multiplataforma, al igual que la tercera, y con el lanzamiento de un pack con la trilogía completa, los usuarios de PlayStation 3 han tenido la oportunidad de jugar por primera vez al juego original. Aunque no ha sido una franquicia exenta de críticas, ya que el cambio de tendencia en la jugabilidad ha ido progresivamente dirigiéndose a la acción de forma destacable, siendo la primera parte un juego de rol puro y duro, y convirtiéndose poco a poco en un juego de acción con toques roleros. La contínua aparición de contenidos descargables de pago, la inclusión de un multijugador online y un final de trilogía discutible (aunque existe un DLC con final alternativo) han sido otras de las razones por las que muchos jugadores hayan terminado esta historia de manera agridulce. Aún así, Shepard y Mass Effect, quedarán grabados en la memoria de la gran mayoría de quiénes lo han jugado. Y para bien.

¿Qué futuro le espera?: Ninguno. Al igual que en el caso de Ezio, la trilogía ME está cerrada y desde EA y Bioware ya han insistido varias veces que aunque continúen con la franquicia, Shepard no será el protagonista. Podemos esperar la cuarta entrega para la próxima generación de consolas, de la que únicamente sabemos que usará el motor gráfico Frostbite.

Lightning

Lightning

Hay que empezar señalando que el nombre verdadero de Lightning es Claire Farron, eso de inicio. Es el primer protagonista femenino en la historia de los Final Fantasy (si exceptuamos el spin-off FF X-2), pero lo que no cambia es su personalidad, siendo el tipo de personaje frío, distante, y porqué no decirlo, emo, al que nos tiene acostumbrados Square Enix, aunque sin llegar al nivel del insufrible Squall. La chavala es así, probablemente por el trauma de haber perdido a sus padres y haber sido incapaz de salvar a su hermana Serah (personaje jugable en FF XIII-2) de convertirse en una lu´Cie, que son los lacayos que sirven a los fal´Cie de Paals, verdaderos enemigos de la trilogía. Por cierto, no soporta a Snow, el prometido de Serah, pero terminará confiando en él cuando ve que este está dispuesto a todo por su hermana.

 Seguramente uno de los personajes más controvertidos, y cuya inclusión en este reportaje puede ser más discutible, pero hay que dejar claro que cuando una de las sagas de JRPG más importante de la historia (o la más importante, tal vez) recurre a ella, hay que nombrarla. Es más, tras su ausencia en la segunda parte de la fábula Nova Crystallis, Final Fantasy XIII-2, Square Enix ha decidido que para el cierre de trilogía vuelva a hacer acto de presencia, porque esta franquicia no ha terminado de levantar el vuelo en esta generación y Lightning, guste o no, es un personaje bastante popular entre mucha gente. Es más, lo más probable es que Lightning no encaje bien por ser la protagonista de una de las entregas más criticadas, Final Fantasy XIII, a la que se le achacó una linealidad exageradísima en detrimento de la historia y un sistema de combate que, todo hay que decirlo, es de los más trabajados que se han visto en un FF.

 ¿Qué futuro le espera?: Pues de momento, volver a verla en Final Fantasy XIII-3: Lightning Returns, en el que volverá a ser la protagonista absoluta, pero después, su futuro está más oscuro que claro. Los planes de Square Enix van encaminados a dar soporte a Final Fantasy XIV: A Realm Reborn y evitar que ocurra el desastre de hace dos años. Además, queda pendiente ese Final Fantasy XIII Versus, que aún no se sabe muy bien lo que es y que está oculto en un sospechoso silencio. Será exclusivo de PlayStation 4 y aunque no se puede descartar totalmente, porque no deja de formar parte de la misma fábula, parece complicado que Lightning aparezca.

Isaac Clarke

Isaac Clarke

Aunque si hablamos de un personaje que las ha pasado putas, pero putas de verdad, ese es Isaac Clarke, protagonista de la saga Dead Space. Nacido en 2465, el chaval tenía un futuro esplendoroso por delante a pesar de que su padre les abandonara a él y a su madre sin ni siquiera haberle conocido, porque pronto recibió una propuesta para estudiar en una prestigiosa escuela de ingenieria. Pero su madre, con bastante mala uva, donó los ahorros familiares que financiarían esa educación a la iglesia de la Unitología, de la que era devota. De ahí la animadversión de Isaac por la religión… Al final, consiguió graduarse como ingeniero de sistemas en una escuela de menor nivel lo que le valdría ser contratado por la División Mercante de la Marina, donde pronto demostró sus facultades para terminar siendo ascendido. Fue allí donde conoció a su novia, Nicole Brennan, en una relación que más tarde se quedaría en punto muerto tras el designio de ésta a la fatídica y popular USG Ishimura. Tras recibir una llamada de socorro de esta nave, Isaac, junto con otros tripulantes de la USG Kellion, se embarcan para ver qué pasa y… bueno, el resto es historia.

Hay que mencionar obligatoriamente al bueno de Isaac Clarke, porque ha sido el protagonista de la franquicia que nos ha devuelto las esperanzas a los fans del survival horror. La primera parte supuso toda una sorpresa, un juego que recuperaba la jugabilidad clásica del género: poca munición y botiquines (¿os acordáis cuando había botiquines en los videojuegos?), puzzles (sencillitos, pero puzzles, al fin y al cabo), unos enemigos que acojonen de verdad, los necromorfos, y sustos de los buenos, todo ello ambientado en una nave espacial oscrua y abandonada. Hay que destacar que en esta entrega, Isaac no mostraba su rostro ni mediaba media palabra… Pero en la segunda parte veíamos un Isaac más cercano y humano, pero trastornado por lo que había vivido a bordo de la Ishimura. El esquema jugable se mantenía prácticamente intacto, mostrándonos más de lo visto en el título original, pero ampliado. Un juego fiel a sus raíces, en resumen. Pero poderoso caballero es Don Dinero, y llega Dead Space 3 para dar un ligero vuelco a la acción más cinematográfica, más munición, enemigos humanos y un modo cooperativo con un nuevo personaje, John Carver. Nada que ver con lo jugado anteriormente, en una especie de traición a la esencia de la franquicia.

¿Qué futuro le espera?: Difícil imaginarlo, sabiendo que una hipotética cuarta parte estuvo a punto de ser cancelada. Dead Space 3 no le ha dado a EA el resultado que se esperaba en términos de ventas, aunque la crítica haya sido bastante benevolente. Aún así, nos gustaría pensar en una próxima pesadilla de Isaac Clarke, y por qué no, con una vuelta a los orígenes de la saga.

SackboySackboy

Bueno, la verdad es que Sackboy no es más que un muñeco de trapo que ni siquiera habla, el pobre, pero simpático es un rato. Eso sí, si habrá tenido éxito, que hay todo tipo de merchandising, desde llaveros hasta, cómo no, peluches, y bastante majetes, por cierto. Podríamos decir que Little Big Planet ha inventado, o a riesgo de equivocarnos, ampliado el concepto de crear y compartir en consolas, existiendo una comunidad enorme de jugadores que día a día crean sus propios niveles, incluso minijuegos para disfrute de todo el mundo, gracias a la enorme cantidad de herramientas de que dispone la franquicia de Media Molecule.

La jugabilidad de Little Big Planet se basa en las plataformas clásicas en 2D, con acciones básicas como saltar, agarrarse a cuerdas, empujar objetos, etc… Pero la gracia está precisamente en eso que hemos comentado antes, en echarle horas y mucha imaginación y crear auténticas diabluras con un poco de esto y algo de aquello. Además, las opciones de personalización del Sackboy son enormes, con un número indecente de skins, atuendos y complementos que podremos conseguir bien desbloqueándolos durante el modo historia, o bien descargándolos previo pago o no, ya que algunos conjuntos son gratuitos y los veremos de todo tipo: basados en otros videojuegos, en fiestas tradicionales, etc… Ah, la última vez que lo hemos visto ha sido como personaje jugable en el brawler de SonyPlaystation All-Stars Battle Royale, y anteriormente, incluso un juego de karts, Little Big Planet Karting. No hay nada que se le resista a Sackboy, desde luego.

¿Qué futuro le espera?: Debería ser esplendoroso. Independientemente de que Media Molecule estuviera presente en la presentación de PlayStation 4, pensando en las opciones sociales y el énfasis que se pondrá en este aspecto en la próxima generación, no se me ocurre un juego mejor para aprovechar esas características que éste. Personalmente, apuesto porque en menos de un año, habrá un LBP anunciado para la consola.

John Marston

John Marston

John Marston nació en 1873, hijo de un inmigrante escocés analfabeto y una prostituta, no tardó en convertirse en huérfano, ya que su padre murió en una pelea en un bar cuando John solo tenía 8 años y su madre lo hizo al dar a luz. Con esos antecedentes, no es de extrañar que Marston se convirtiera en uno de esos forajidos que hacían de las suyas en el legendario oeste americano, junto a otros de dudosa calaña como Bill Williamson, Javier Escuella y Dutch Van der Linde, aunque nuestro protagonista tenía un sentido «romántico» del crimen, ya que su idea era robar a los que se habían hecho demasiado ricos a costa del esfuerzo de otros para dar parte del dinero a esos «otros». En una de sus múltiples fechorías, un robo a un banco como cualquier otro, esos tres sinvergüenzas dan por muerto a John, y este aprovecha para, a partir de ahí, intentar llevar una vida tranquila en el rancho junto a su mujer Abigail (que también había sido prostituta y se dice que se lo había montado con la banda al completo) y su hijo Jack. Pero un agente corrupto del gobierno, Edgar Ross, encuentra a nuestro protagonista y a base de chantajearle con hacer daño a su familia, le «convence» para que vaya detrás de los restantes miembros de la banda y acabe con ellos. A partir de aquí, es cuando se desarrolla la historia de Red Dead Redemption.

Si el gran Clint Eastwood hubiera pensado en un personaje para un videojuego, ese habría sido John Marston, un tipo duro de pelar en un género como el sandbox, que a pesar de tener unos cuantos representantes en esta generación, seguramente haya encontrado en RDR su punto más alto, habiendo superado Rockstar todo lo que hizo anteriormente con la saga GTA. No es que sean muchos los juegos que hayan utilizado el viejo oeste como ambientación, pero ninguno lo ha hecho como éste, teniendo un entorno enorme para explorar, que va desde cañones, pueblos, villas mexicanas, desierto, bosques y la civilizada ciudad de New York. Si algo se le ha criticado es lo que se suele criticar en el sandbox: demasiado terreno vacío y misiones secundarias repetitivas y casi molestas, pero lo que es innegable es que se trata de uno de un jugo TOP 10 de esta generación.

¿Qué futuro le espera?: Si os lo dijera os estaría metiendo un spoiler como una casa, así que no sé qué puñetas hacéis sin jugar aún esta obra maestra…

Share.

Leave A Reply