La saga de Hideo Kojima sigue dando de qué hablar, y esta nueva mecánica de Metal Gear Solid fue finalmente descartada.

El mundo de los videojuegos acostumbra a dar muchas vueltas sobre sí mismo. Pese a que es una industria en constante avance y que busca siempre la vanguardia, muchas de las noticias giran en torno a títulos del pasado. Lanzamientos míticos que siguen guardando secretos de lo más variopinto vuelven a poner el juego en boca de todos. En este caso, una nueva mecánica de Metal Gear Solid que finalmente se descartó ha dado mucho de lo que hablar.

La noticia nos llega gracias al canal Did You Know Gaming? en el que entrevistan al bueno de David Hayter, mítico actor de doblaje de Solid Snake en la saga de Metal Gear Solid hasta su entrega final, que fue sustituido. Así pues, Hayter comenta alguna de las cosas que el juego iba a incluir en su primera versión pero que finalmente fueron descartadas, y en algunos casos, menos mal.

En 1998 Hideo Kojima todavía era bastante desconocido para la gran mayoría del público gamer. Pese a que ya contaba con dos grandes lanzamientos en la época de MSX, tanto Hideo como la saga Metal Gear se dieron a conocer gracias al lanzamiento de Metal Gear Solid para la primera PlayStation. Un juego serio, con tintes cinematográficos y algunos de los mejores momentos dentro de la industria del videojuego.

Hideo Kojima y sus «cosas»

Quizá por ser aún desconocido Hideo Kojima se reservaba sus “kojimadas” para otro momento. Y no estamos de broma, ya que Metal Gear Solid pudo haber contado con una mecánica en la cual Snake podía adoptar ratas para que nos ayudasen a la hora de infiltrarnos. Finalmente, las ratas sólo quedaron como elemento de decoración y, si las disparábamos, nos llamaban vía códec para regañarnos. Lo curioso es que en Metal Gear Solid 3 sí podemos utilizar animales capturados para engañar a los guardias

Otro de las cosas eliminadas de Metal Gear Solid era todo un personaje, además en ambos sentidos de la palabra. Mariachi era su nombre y sería uno de los apoyos con los que contaría Solid Snake durante su infiltración en Shadow Moses. ¿Su objetivo? Darnos información acerca del lugar cantando en perfecto español, algo que quedaba muy fuera del tono del juego final.

Finalmente, otra de las mecánicas que fue descartada está relacionada con un uso adicional de los cigarrillos. Utilizados para poder ver los rayos láser gracias al humo, los cigarrillos pasan a un segundo plano cuando obtenemos las gafas de visión térmica. Kojima quiso darle un uso adicional y contempló la posibilidad de usarlos para engañar al guarda que vigilaba nuestra celda en la recta final del videojuego. Finalmente parece que se optó por el famoso kétchup y dejó esta mecánica para Metal Gear Solid 3.

Share.

Adoro los videojuegos y la escritura, por eso estoy aquí. No concibo este mundillo sin las obras de Kojima y Miyazaki, son mis pastores y nada me falta con ellos. En mis ratos libres soy sociólogo, escribo poesía y mantengo profundas conversaciones con mi gato.

Comments are closed.