El mandamás de Xbox llama a la calma: «La compra de videojuegos en Xbox es una parte importante de nuestro negocio».

A estas alturas a pocos os tengo que convencer de las virtudes del Game Pass de Xbox. El servicio de suscripción online es uno de los mayores alicientes de la compañía de Redmond y prueba de ello es su éxito masivo. Sin embargo, tiene una contraparte: muchos desarrolladores se preguntan si la compra de videojuegos en Xbox -es decir, no estar dentro del Pass- es viable o no. Phil Spencer, mandamás de la división de videojuegos de Microsoft, ha querido ser claro al respecto: «Es una parte importante de nuestro modelo de negocio».

En una charla con Sarah Bond, ejecutiva de la marca, Phil Spencer comentó que muchos devs le preguntan si merece la pena la compra de videojuegos en Xbox -fuera del Game Pass-. Ante ello, se mostró claro: «Quiero dejar claro a la gente que está ahí fuera trabajando para nosotros: no hay un solo modelo de negocio que nos haga pensar que va a ser exitoso […] Prestamos atención al mercado de venta y compra de videojuegos; es una parte importante de nuestro modelo de negocio. Y es algo en lo que invertimos recursos para que los desarrolladores realicen bien su trabajo».

Un modelo de negocio de éxito

Lo cierto es que lo del Game Pass es demencial. Que una marca tan potente como Xbox apueste porque sus exclusivos salgan directamente a través del servicio es valiente y arriesgado cuanto menos. Gears 5 y Halo Infinite, por ejemplo, salieron directamente a través del Game Pass.

Así pasa: tal y como reporta VGC, en enero de este año el servicio de suscripción contaba con 25 millones de suscriptores. Vuelve a leerlo, culpable. Sí, 25 millones. Una absoluta locura que demuestra el éxito rotundo de esta variante.

Share.

La vida es lo que me está pasando mientras me muero. Nintendo me ha ganado el corazón que Sony tenía desde pequeño. Siento predilección por Kratos, Dante y Link a partes iguales.

Comments are closed.