Te analizamos cómo de bien mueve los juegos el Razer Blade 17. Potencia mastodóntica a la vanguardia con su RTX 3080 ti.

Razer nos bendijo el pasado 25 de enero con su flamante Razer Blade 17, un portátil de casi 5.000 euretes que desbordaba potencia por las 4 esquinas con su i7 de doceava generación y su RTX 3080 ti. Hemos trabajado en su análisis para contaros si semejante bestia parda compensa con tremebundo precio, pero te adelantamos aquí cómo rinden algunos de los juegos en Razer Blade 17. Lo hemos probado con los más potentes y populares que tenemos en la redacción para PC.

Especificaciones del portátil

Chasis Aluminio CNC anodizado en color negro
Logo de Razer retroiluminado
Procesador Intel Core i7-12800H (1,8 GHz – 4,8 GHz)
6 núcleos P + 8 núcleos E / 20 hilos
24 MB Cache
Alder Lake @ Intel 7
Gráfica Nvidia GeForce RTX 3080 Ti (165W) – 16 GB GDDR6
Intel Iris Xe Graphics (96 EU @ 1.845 MHz)
Memoria 2 slots SO-DIMM hasta 64 GB
* 2 x 16 GB DDR5 (4800 MHz)
Almacenamiento 2 slots M.2 NVMe PCIe Gen4
* SSD SSSTC CA6-8D1024 1 TB
Pantalla 17,3 pulgadas QHD (240 Hz, 100% sRGB)
Sis. Operativo Windows 11 Home
Conectores 2 x Thunderbolt 4 USB-C (USB 3.2 Gen2, PD3.0 20V)
3 x USB 3.2 Gen2
Lector de tarjetas SD UHS-III
Salida de video HDMI 2.1 (4K @ 120 Hz / 8K @ 60 Hz)
Jack TRRS 3,5 mm (combo auriculares y micrófono)
Sonido 8 Altavoces (4 tweeters + 4 woofers)
THX Spatial Audio
Redes Killer Wireless Wi-Fi 6E AX1690
Bluetooth 5.2
Realtek Gaming 2.5 GbE
Otros Webcam FHD (infrarroja, f/2.0)
Teclado Razer ARGB
Batería 82 Wh
Dimensiones 395 x 260 x 19,9 mm
Peso 2,75 kg

Lista de juegos con los que hemos probado Razer Blade 17

Antes de nada, los juegos que hemos probado ha sido con el portátil conectado a la corriente para que este diese el máximo potencial. Ya sabéis que jugando en modo batería, los ajustes de ahorro de energía de Windows suele capar la potencia, aunque se puede desactivar para alcanzar los mismos valores que jugando enchufado.

Tekken 7

El juego de lucha del maestro Harada no tiene problemas de ningún tipo para moverse al máximo de los máximos en este PC. Lo hemos puesto a una resolución 2K a un 200% de renderizado y con todas las opciones de antialiasing, sombras, texturas, efectos, posprocesado y ajuste dinámico en Alto (la opción tope que nos deja).

El resultado fue una tasa perfecta de 60 FPS en los combates, con solo rascadas hasta los 34 FPS en las pantallas de carga, algo que es usual en este videojuego independientemente de la versión y que sucede por la cantidad de procesos y subprocesos gráficos que carga mientras vemos el letrero de cargando.

Obviamente, no estamos ante un juego que pida requisitos inalcanzables en PC pero sí que es una proeza que se mueva tan bien teniendo en cuenta que renderizarlo a un 200% de su resolución come muchísimo GPU en tarjetas de gama media. En nuestro caso, solo ha llegado a ocupar un 40% de la memoria de la 3080 ti y a la ventilación poco le faltó para irse a tomar un café.

Ryse: Son of Rome

Aunque el título de Crytek pasó sin pena ni gloria por PC, no puede negársele lo increíble que se sigue viendo a día de hoy. Posiblemente, estemos ante el máximo exponente gráfico que nos ha dado un juego creado con Cry Engine y probarlo con este portátil era algo que no podía escapar a la cita.

En su caso, lo hemos jugado a resolución 2K, con sobremuestreo 2×2 (una burrada lo que consume esto), texturas en Muy Alta y dejando todo lo demás en Alto o Muy Alto según fuese el tope que nos dejase poner.

Sin embargo, los resultados fueron bastantes decepcionantes. El juego no llegó a los 70 frames por segundo en casi 45 minutos de partida, manteniéndose en una media de 63-64 FPS y eso que la gráfica ni ha llegado a ponerse al 60% de su consumo. Si es cierto que desactivando el sobremuestreo la cosa mejora, pero seguimos sin sacar todo el rendimiento a la gráfica.

Resident Evil Village

La última obra de Capcom sobre su famosa licencia de matar zombis y otras criaturas tampoco se resistió a Razer Blade 17. Lo hemos probado a 2K, con una tasa de refresco de 240 hercios, a 120 FPS, DLSS en Ultra, texturas en Alto, filtro de las mismas ANISO x16, mallas al máximo, RTX activado, reflejos en alto, oclusión activada, transluminiscencia activada y todo lo referente a las sombras al máximo y activadas.

El resultado de esto fue una media de 100 fps, oscilando entre 80 y los 120 según la cantidad de enemigos y efectos que transcurriesen en pantalla. Como era de esperar, la gráfica se puso al 99% de consumo y la ventilación daba la sensación de que el portátil iba a despegar de un momento para otro. Sin embargo, jugando así durante más de una hora no conllevó a que la máquina se calentase demasiado (unos 72º de media).

En resumen, que esta bestia pudo batirle el duelo a Dimitrescu y se puede disfrutar viéndose y moviéndose de infarto, sacando provecho máximo de todas sus tecnologías gráficas.

 Inmortals: Fenyx Rising

Una de las obras más carismáticas y divertidas de Ubisoft de los últimos tiempos también tuvo que pedirle cita a Razer Blade 17. El juego de bestias mitológicas griegas tampoco presentó demasiado desafío para este portátil. Jugándolo a 2K, a 240 Hz, en un preajuste de gráficos Super Alto (lo que nos puso directamente todas sus opciones en la máxima disponible) conseguimos tener una experiencia que oscilaba entre los 50 y los 60 fps.

Sin embargo, para tener una fluidez fija a 60 fps tuvimos que bajarle un par de puntos: definición de entorno, calidad de las sombras y de efectos de Superalta a Muy Alta. Aun así, el consumo de la gráfica se disparó a más del 90% por momentos y la del procesador no bajaba del 60%, ¿esto qué significa? Pues que el juego no es que esté demasiado bien optimizado y no se vuelca lo que debería en la gráfica, dejando demasiada cargas de tareas al procesador.

De todas formas, la experiencia de juego ha sido prácticamente sobresaliente, teniendo una experiencia visual increíble y muy fluida. Más todavía si tenemos en cuenta que la pantalla tiene tecnología G-Sync, lo que nos permite jugar son V-sync desactivado y así notar menos los cortes de frames sin sufrir el molesto tearing.

Metro Exodus: Enhanced Edition

Artyom volvía a la carga en la Rusia postapocalíptica en una impresionante aventura de mundo abierto haciendo gala de un músculo visual impecable. Es por ello que lo escogimos para probar las bondades de este portátil. Configurando el juego en una resolución 2K, con un preset de Ray Tracing en Ultra + Reflejos, DLSS en calidad, hairworks activado y todo lo demás preconfigurado en calidad Ultra pudimos jugar sin problemas.

Tras una hora de juego, el juego se mantuvo en una media de 74 frames por segundo, llegando a los 110 por momentos en entornos cerrados y oscuros. Una auténtica locura teniendo en cuenta la gran cantidad de recursos gráficos vanguardista de los que dispone y que hemos activado en su calidad máxima.

Claro está, el consumo de la gráfica se disparó al 100% en la mayor parte de ocasiones, haciendo que la ventilación y las temperaturas trabajasen de lo lindo, pero nada de lo que debiésemos preocuparnos, ni tampoco si hubiésemos jugado en sesiones más largas con esta configuración.

Grand Theft Auto 5

La obra más exitosa de Rockstar también es una que trae montones de opciones gráficas para configurar. En nuestro caso particular lo hemos hecho con DirectX 11, a una resolución 2K, 240 hz, filtrado de FXAA activo, filtrado de MSAA a X4, filtrado de Nvidia TXAA activo, densidades y distancia de visión al máximo, calidades de todo en Muy Alta y Ultra (el tope que nos dejaba por opción) y los Reflejos MSAA en X8.

En cuanto a los sombras, las hemos dispuesto en la opción NVIDIA PCSS, dejando todas sus opciones extra (en la pestaña de gráficos avanzados) activadas, los post-efectos en Ultra, los efectos de profundidad de campo activos, el filtro anisotrópico en X16, la oclusión ambiental en Alta y el Teselado también en Alto.

Como veis, a poco más hay que estudiarse un máster para saber qué es cada cosa y si vale la pena activarse. No obstante, con este bicho, no hubo problemas en ponerlo todo tan alto, pues hemos obtenidos unos resultados maravillosos. El juego no bajó de los 75 FPS en ningún momento, incluso metiéndonos con vehículos en desiertos y zonas de hierba que son famosas por afectar mucho al rendimiento.

El consumo de la gráfica rondó el 99% en ocasiones y ha sido uno de los juegos que más se ha calentado el portátil, llegando a temperaturas de 84º, lo que nos ha demostrado que no es muy recomendable jugar así y es mejor bajarle un poco la potencia, pues también su consumo de procesador era bastante notable.

Fortnite

Aunque pueda parecer poca cosa, Fortnite se ha ido actualizando progresivamente hasta en su apartado gráfico. A día de hoy, el juego hace gala incluso de tecnologías de trazado de rayos, entre otras peripecias. Visto esto, nos hemos lanzado a jugar un par de partidas, en diferentes modos, con este portátil y los resultados han sido los siguientes: resolución 2k, 120 FPS fijados, todas las opciones en un preset Épico, DLSS en Calidad y con Ray Tracing activado con todo en Épico también.

Pues, para sorpresa de nadie, el juego se movía a 120 fps prácticamente estables la mayoría del tiempo, teniendo alguna rascada puntual e inapreciable de bajar a 111 o 114 FPS de cuando en vez. Algo normal viendo los valores de consumo de los componentes, usando un 40% de CPU de media y apenas un 80% del total de la gráfica.

Sin duda alguna, este portátil es perfecto para disfrutar de Fortnite y títulos de corte similar, sobre todo por su pantalla de 1 ms de respuesta y su más que agraciado G-Sync.

Final Fantasy VII Remake

Aunque la obra de Nomura y Nojima ha tenido un lanzamiento desastroso en compatibles, parece que los pocos parches que le han lanzado post-lanzamiento han arreglado un poco la cosa. Con este portátil lo hemos podido jugar a 2K, con la resolución de texturas en Alto, la definición de las sombras en Alto, los FPS fijados en 120, con el máximo de NPC de fondo e incluso con la distribución de colores HDR activa.

La verdad es que los resultados nos han dejado con la boca abierta. Cloud se movía con una fluidez envidiable (entre 105 y 120 FPS) por las calles de Midgard, incluso en combates donde los efectos estaban a la orden del día. A cambio, no hemos tenido que sacrificar demasiado consumo de los componentes, estando la GPU casi siempre fija en el 80% y haciendo un uso casi residual de un máximo del 20% de la CPU.

juegos en Razer Blade 17

Far Cry 6

Las calles de Yara necesitan una revolución, y se le vamos a dar con nuestra potencia «refachera». Tirando de una resolución 2k, 240 hz de frecuencia de actualización, un preset total en Ultra, suavizado de bordes TAA, texturas de alta definición activadas y las tecnologías DXR (Ray tracing en reflejos y sombras) activas hemos conseguido mover el juego a un máximo de 89 fps, aunque su media, tras jugar casi dos horas haciendo el cafre en el mundo abierto, se fijó en unos 74 FPS.

¿Y qué hay del consumo? Pues la gráfica estuvo que echaba la lengua fuera, con un 99-100% constante y poniéndose loca la refrigeración al nivel de simular un reactor nuclear en su punto de fisión. Ya sabemos que Ubisoft y optimizar rara vez van de la mano, pero como prueba para ver hasta dónde podía dar este cacharro, Far Cry 6 nos ha dado datos muy interesantes.

juegos en Razer Blade 17

Dying Light 2

¿Matar zombis haciendo parkour no te parece divertido? Pues menudo problema tienes, culpable. A nosotros no solo eso, sino que la segunda parte de Dying Light nos dejó patidifusos con sus despliegue de tecnologías vanguardistas de Nvidia. Visto esto, le hemos dado cera con este portátil y lo hemos configurado de la siguiente manera: resolución 2K, DLSS en calidad, iluminación de linterna por RT, modo de renderizado en trazado de rayos con Direcxt 12 y el resto de opciones todas en Alto.

¿Y qué tal de resultados? Teniendo en cuenta que Dying Light 2 tiene de los mejores trazado de rayos existentes en un videojuego, la cosa ha ido bastante bien. El juego se ha mantenido entre los 62 y los 75 FPS, usando prácticamente el 100% de la GPU aunque sin alcanzar grandes temperaturas por el bajo uso que hizo de la CPU.

juegos en Razer Blade 17

Assassin’s Creed Odyssey

Por desgracia, no teníamos disponible «el asasino vikingo» para probar con este portátil, aunque sí la entrega anterior, que más o menos se mueve en los mismos términos gráficos. Con AC Odyssey hemos jugado a 2K, con una frecuencia de 240 hz,  con todas las opciones en alto y súper alto. Esto nos ha dado lugar a una fluidez entre 50 y 90 fps según la carga de elementos de los escenarios. Una diferencia bastante abrupta, que se soluciona, y solidifica sus frames entre 65 y 75, bajando algunos parámetros como las sombras o las texturas a una calidad media.

Curioso ha sido el hecho de que nos ha dado un pantallazo azul por sobrecalentamiento. Con este juego la temperatura alcanzó un tope de 88ºC, pero claro, es que nos puso el procesador y la gráfica ambos al 100% hasta que le bajamos algunos parámetros; toda una locura que no debería suceder de no ser por la mala optimización de la que hace gala este juego en compatibles.

juegos en Razer Blade 17

Cyberpunk 2077

La prueba de fuego es Cyberpunk 2077 para cualquier PC. No podía faltar a nuestras pruebas y vamos a darle fuego con todo al máximo para ver cómo se comporta. Básicamente lo hemos puesto a una resolución 2K, dejando un preset en Ultra, lo que nos ha dispuesto al máximo todas las opciones disponibles (Alto, Ultra y Demencial). En la parte de trazado de rayos la hemos dejado con todo activado, dejando el RT en sí en Ultra, mientras que el DLSS lo hemos configurado para el preset Calidad y al máximo de nitidez.

¿Qué sucedió? Seguramente, lo que esperabais. O no, porque petar no peto, pero sí que hemos jugado con unas rascadas y un framerate digno de una tostadora. Con estas opciones no hemos sido capaz de superar los 55 FPS (aunque tampoco hemos bajado de los 35). No obstante, rebajando solo las opciones de RT, hemos podido solidificar una tasa cerca de los 75 FPS.

Si además bajamos de Demencial y Ultra a un máximo de Alto en las demás opciones gráficas, alcanzamos los 100 FPS por momentos y rara vez bajamos de los 80. Haciendo esto además, rebajamos el consumo de la gráfica dando unos valores entre el 80 y el 90%, sin tener riesgo de que las temperaturas se disparen.

juegos en Razer Blade 17

Bonus Track – Metal Gear Solid V

Sí, aunque el juego sigue viéndose rematadamente bien para tener ya 7 años (ay, omá, qué «vieghos» somos, leches) le tengo un cariño especial y quería probarlo a modo «meme» para estas pruebas. Por supuesto, lo hemos jugado con todo al máximo de lo que podíamos poner y una resolución de 2K y 240 Hz.

Dejando todo en el valor Muy Alto (y las nubes volumétricas en Sí) hemos podido jugar a 60 FPS constantes, rocosos e inalterables en ninguna circunstancia durante casi 3 horas de partida. Algo que ya es posible en ordenadores de hace más de 5 años, por lo que estos resultados eran más que predecibles.

Conclusiones de los resultados probando juegos en Razer Blade 17

Aunque habréis notado un tono claramente positivo a lo largo de cada análisis, la verdad es que el resultado global es un poco decepcionante. Me explico. Estamos ante un portátil de 4.200€ con una pantalla que admite 240 hercios, esto, traducido en idioma de interesados, nos debería dar suficiente potencia para mover prácticamente cualquier juego del mercado apuntando a un objetivo de 200 frames.

Cómo habéis podido leer, no ha sido así. Obviamente, podríamos haber trastocado más las configuraciones para alcanzar cantidades similares de frames, pero el objetivo era jugar sin depender de bajar la resolución o tecnologías como Ray Tracing. Algo que sí me ha gustado es como aguanta el tipo la ventilación. Aunque esta es de aire (compuesta por 3 ventiladores) ha conseguido mantener la temperatura del cacharro a raya en casi todos los casos.

En definitiva, si vuestro objetivo es jugar con las mejores prestaciones y gráficos posibles, y llegando a cantidades obscenas de frames por segundo, este portátil se aleja demasiado de ese objetivo, más por su prohibitivo precio que otra cosa. Ahora, si lo que buscamos es disfrutar de juegos en calidades máximas sin depender de una fluidez tan exagerada, y sin tener que rompernos la cabeza configurando cada opción una a una, este portátil es interesante siempre y cuando no os duela el bolsillo.

Share.

GuiltyBit y videojuegos, siempre de la mano. Como así lo voy yo también de los análisis y la actualidad. Aquí el menda es un apasionado de los videojuegos de rol, los shooters retro y los juegos de sigilo. Sueño con alcanzar el Valhalla y beber hidromiel con Hideo Kojima, Yoko Taro y Goichi Suda.

Comments are closed.