¡Vuelven las tortugas ninja! Análisis de Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge en su versión para PlayStation 4.

En este análisis de Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge vamos a repasar lo bueno y no tan bueno de un videojuego repleto de acción y bastantes personajes jugables con sus diferentes ataques y movimientos.

Los últimos videojuegos de Las Tortugas Ninja no han sido del agrado de los fans. Hubo mucha crítica negativa con el videojuego de Platinum Games que jugado y rejugado tampoco está tan mal, pero Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge es lo que uno más o menos desea de un juego de las Tortugas Ninja. Este «juegovídeo» además nos hace recordar los buenos tiempos de Konami y sus juegos en SEGA Mega Drive y SNES.

GRAFICAZORLS

Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge entra por los ojos. Cuando uno ve el primer tráiler se queda con ganas de probarlo. Da igual si no eres tan fan de Leonardo, Raphael, Michelangelo y Donatello. Para su aspecto gráfico se han decantado por la cámara de los juegos más clásicos de Mega Drive y SNES, con unos sprites grandes y llenos de detalles y colorido.

El movimiento de cada uno de los personajes es muy fluido y, con tanto enemigo en pantalla, objetos que se pueden destrozar y efectos al hacer nuestros ataques, el juego no se resiente y para nada he apreciado caídas de frames en esta versión para PlayStation 4.

Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge es un videojuego repleto de detalles en pantalla. A los golpes de las tortugas y otros personajes jugables hay que añadir el provechar el entorno a nuestro favor. Los escenarios están repletos de trampas en las que podemos caer, pero los enemigos también juegan en la misma liga. Si de golpe sale un coche este nos puede atropellar a nosotros y a los esbirros de Krang que hay cerca.

Análisis de Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder's Revenge
Toda fase empieza y termina con una cinemática mostrando un poco de la historia de este «juegovídeo».

Jugabilidad

Lo importante en este tipo de videojuegos es la jugabilidad. Si alguien viene buscando historia que busque otro juego. En Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge tenemos que cuatro tortugas ninja, cada una de ellas de un color y con un arma diferente, salvan el mundo. Así que no trates de buscarle explicación a si estás luchando y de golpe sale un murciélago gigante que lanza cohetes.

El juego de DotEmu y Tribute Games nos presenta un mundo con 16 fases repletas de acción en las que tendremos que elegir un personaje. Uno siempre y cuando juguemos solos, porque esto mola más si es con un amigo, familiar o con hasta seis jugadores en el modo online.

Los personajes que tenemos disponibles son los que hemos visto en los tráileres del juego. En un principio eran las cuatro tortugas más la reportera y compañera April y el maestro Splinter. Pero hace escasos días se mostró un tráiler de Casey Jones. Y ya os digo que es con diferencia el mejor personaje de todos. Cada uno de ellos tiene una cualidad y algo en lo que no es del todo bueno, pero en las estadísticas de Casey Jones (Juan Palos en Latinoamérica) nos dejan claro que es superior.

Cada uno de los personajes tiene una cosa buena y otra más regulera. ¿Eres de los que les gusta que su personaje se mueva rápido? Pues pilla a Michelangelo con sus nunchakus. ¿Eres de los que les gusta un personaje fuerte? Pues entonces lo tuyo es ir con Splinter o Raphael. A estas estadísticas de fuerza y velocidad hay que añadir el alcance del personaje y sus ataques especiales.

Lo único jugable en cuanto al sistema de combate que no me ha terminado de convencer es el doble salto de los personajes. Acostumbrado a los doble salto de otros videojuegos, el que tenemos presente en Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge es «raro». Raro porque para poder hacerlo necesitamos timing y saltar después de haber saltado una vez. No vale saltar, esperarse un rato y luego volver a pulsar el botón de salto.

Sencillo y directo

En Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge se pueden hacer combos y ataques muy vistosos, pero tampoco esperéis algo espectacular a lo Devil May Cry. Esto se trata de machacar el botón cuadrado, saber esquivar cuando toca y aprendernos los patrones de los enemigos. Si hacemos todo eso seremos temibles. Y falta nos hará para completar algunos desafíos y el modo más difícil.

El sistema de combos es muy sencillo ya que se basa en machacar el cuadrado. A medida que avanzamos y subimos de nivel a nuestro personaje en el modo historia, se desbloquearán nuevos ataques y más barras de poder. Las barras de poder es algo que debemos tener en cuenta ya que las podremos utilizar para hacer un ataque especial o para potenciar nuestro personaje durante un periodo de tiempo (botón R1).

Análisis de Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder's Revenge
Aunque sea el maestro, Splinter es el personaje que nos complicará las cosas por su estilo. Es fuerte pero el más lento y no tiene mucho alcance. Sus ataques especiales tampoco ayudan.

Potenciar nuestro personaje es algo que no podremos hacer desde el principio. Tendremos que desbloquear las tres barras para que el juego nos permita pulsar el botón R1 y utilizar todo nuestro poder. Las barras se van llenando a medida que vamos repartiendo «amor» a los diferentes enemigos. Pero ahora viene lo complicado porque si estamos llenando una barra y nos dan un solo golpe, esta volverá a su estado inicial. Dependiendo de personaje será más fácil llenar las barras. No es lo mismo llevar a Michelangelo que Splinter. Con la tortuga más fiestera será más fácil llenar barras por sus muchos ataques.

Especial mención a los objetos que tenemos por los escenarios porque los podemos utilizar a nuestro favor. Las tortugas no pueden recoger del suelo tuberías, palos o bates, pero pueden lanzar de un golpe cámaras de televisión, conos, carritos de la compra y muchas otras cosas más. También aprovecharse del entorno con las trampas que hay en el escenario. ¿Qué unos monos en el zoo lanzan plátanos? Pues tratemos de que impacten en los enemigos.

Pelado de modos

Algo que se echa de menos en Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge es que haya muchos modos de juego. Solo tenemos disponible el modo historia, arcade y online. Se puede jugar con todos los personajes, hay 16 fases y en cada una coleccionables y desafíos, pero a día de hoy hace falta algo más. El modo historia nos lo pasaremos en unas dos horas y el tema de los personajes secundarios, buscar los objetos que desean y más se queda en algo flojo.

Al completar los coleccionables se los daremos a ciertos personajes que hemos ayudado en las misiones. Uno espera que le den un movimiento especial, una cinemática o que incluso se unan a la fiesta de «peñetazos», pero no. Solo nos dan unos puntos y paremos de contar.

Análisis de Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder's Revenge
Análisis de Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder’s Revenge – Aprovechar el entorno a nuestro favor será clave para pasarnos el modo historia y arcade.

Es la parte del juego que más me ha decepcionado. Esta bien y entretenido dar golpes todo el rato con las tortugas, April, Splinter y Casey Jones, pero me hubiese gustado disfrutar de más. Se podría poner un modo horda (modo en el que te atacan oleadas de enemigos), un modo para luchar solo contra los jefes finales o boss rush, más personajes jugables o más secretos en los escenarios. Esto es algo que hace muy bien Street of Rage 4 y me esperaba lo mismo en este Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge.

El online

El online en Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge promete. Poder jugar con otros cinco jugadores, con más enemigos en pantalla es una brutalidad. Pero no sé hasta que punto esto durará. Los primeros días de juego en los que la gente se lo compre es cuantos más usuarios habrá en este modo, así que aprovechad porque no creo que sea un juego que a la larga encuentre a jugadores de forma fácil.

Al tener el juego antes del lanzamiento me ha sido imposible probar el modo online con otros jugadores ya que los servidores no están disponibles todavía. El 16 de junio sale el juego así que lo probaré muy fuerte y os contaré.

Análisis de Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder's Revenge
¡Todos contra Bebop! Si el juego es divertido jugando uno solo, con otros amigos o jugadores promete la cosa.

Conclusión

Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge es un videojuego muy divertido. Las Tortugas Ninja vuelven con fuerza acompañadas con tres personajes El gameplay de este juego es brutal y junto a otros jugadores disfrutaremos mucho en sus 16 fases. Lo único «malo» es que le falta contenido. Vale que podemos jugar con muchos personajes y es entretenido, pero a este Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge le falta algo más.

La parte de misiones secundarias con personajes que vamos salvando en las fases se queda algo descafeinada. Uno espera que al terminar las misiones y desafíos le den algo más que puntos. Otra cosa negativa es el planteamiento de las fases. Los escenarios son muy coloridos y variados, repletos de detalles, trampas y podemos utilizar objetos a nuestro favor, pero hace falta todavía más variedad.

Casi todo episodio del juego es luchar contra los esbirros de Krang y Sredder para después enfrentarnos a un jefe. Hubiese sido todavía más divertido si una fase empieza con un jefe, si otro episodio es pelear contra enemigos o disfrutar del típico Boss Rush.

Análisis de Teenage Mutant Ninja Turtles Shredder's Revenge
Análisis de Teenage Mutant Ninja Turtles: Shredder’s Revenge – PlayStation 4
Gráficos
8.5
Jugabilidad
7
Diversión
7
Sonido
7
Nota de lectores0 Votos
0
Nos gusta
Los graficazorls.
La vuelta de las Tortugas Ninja en un juego de corte clásico.
Que no se hayan quedado solo con las cuatro tortugas y hayan añadido más personajes.
Que los enemigos jueguen en la misma liga. Las trampas también les afectan, pueden ser atropellados, etc.
En el apartado sonoro destaca la BSO de la serie en la intro. El juego tiene voces en inglés y subtitulado al castellano.
Puede mejorar
Falta de más modos tanto offline como online. Es insuficiente que solo exista un modo historia, arcade y multijugador.
Las misiones secundarias y la recompensa que dan es decepcionante.
Dar palos con las tortugas siempre está bien, pero hace falta algo más. No se le pide una historia porque no la necesita, pero sí más situaciones variadas en los niveles, secretos y curiosidades.
Un poco más de variedad en el transcurso de los episodios y que no solo sea fase + jefe final.
7.4
Cowabunga!
Share.

Videojuegos, manga, anime y más. Presentador del podcast más "perrón" de la galaxia llamado Ñarders May Cry. Amante de la acción, los Hack & Slash y los Fighting Games. Mis juegos favoritos son Devil May Cry y Shenmue.

Comments are closed.