Nos adentramos en el horror y las pesadillas de una joven italiana de mitad del siglo XX en nuestro análisis de Martha is Dead.

Martha está muerta. La aceptación de la muerte es una de las tareas más difíciles que tenemos como seres humanos. Rabia, tristeza, negación. Nuestros instintos gritan para que hagamos lo contrario a lo que es sano para nosotros. Nos llevan a cometer locuras con tal de agarrarnos a esa pequeña posibilidad de que el mundo es ahora un poco peor. Este análisis de Martha is Dead no te ayudará a aceptar la realidad.

Al igual que muchos otros críticos he creído durante años que el mundillo indie está lleno de bondades y buenas intenciones. La industria está llena de problemas graves, y esos pequeños desarrolladores intentan traer las mejores obras posibles. Sinceras y puras. Aquí estoy ahora, pensando aún en esa realidad y en cómo quiero agarrarme a ella.

Está siendo difícil porque Martha está muerta, y su cadáver ocupa el centro de la habitación, traído por LKA.it.

Análisis de Martha is Dead 1

Separadas tras la muerte

Al comenzar el análisis de Martha is Dead pensé que la historia sería el punto más importante y mimado del juego. Se describe a sí mismo como un thriller ambientado en la Italia de la II Guerra Mundial. Un drama familiar con fantasmas acechando en el bosque, los cuerpos de las víctimas del fascismo llamando a la puerta. Era una idea muy atractiva: contar una historia de terror desde otra perspectiva.

Por desgracia el juego destruye toda posibilidad de inmersión desde el primer momento. Cuando tomamos el control de nuestro personaje apenas se nos ha contado quién es. Descubrimos que tenemos una hermana gemela por la que debemos preocuparnos cuando ya está muerta. Sabemos que es la favorita de la familia cuando intentamos reanimar su cuerpo.

Es difícil conectar con los personajes cuando sus puntos clave se presentan tan lejanos a nosotros. Giulia, nuestra protagonista, interrumpe de cuando en cuando el avance del juego para ofrecernos largas exposiciones en italiano. Textos completos que quieren ponernos al día pero nos dejan más lejos de lo que antes estábamos.

Giulia prioriza un método de mostrarnos el mundo: cuenta, no enseñes. Examinar objetos es nuestra mejor manera para saber lo que está sucediendo con esta familia. Lógico, pero en vez de dejar sacar nuestras conclusiones y planteamientos la voz de la chica interrumpe para explicarlo todo. Hasta el mínimo detalle. Incluso las cosas que aún no conocemos o entendemos. Es su historia y va a imponerla.

Análisis de Martha is Dead 2

Tensión disipada en el último aliento

Para describirse a sí mismo como un thriller no vemos este aspecto del juego brillar. Todo lo contrario: Giulia se asegura de eliminar toda tensión que pueda surgir. Cuando tenemos pocos datos nos abordan con un mar de ellos para quitar toda posible complexión. Y cuando ya podemos asentar toda esa información nos damos cuenta de que va a ser difícil una conexión emocional con cualquiera de los personajes.

Las decisiones que toma Giulia desde el primer minuto para que avance la historia nos vienen repentinas y sin justificación ninguna. Son algunas de las acciones más extrañas que he visto en una obra narrativa. La chica pretende hacerse pasar por su hermana gemela para evitar la desgracia a su madre, negando por completo la muerte de Martha. Comienza a actuar como ella como lo más normal del mundo.

Otras personas sufren por la pérdida y le da rabia. Su padre, su novio, cuesta entender los motivos de la chica. Y sus acciones van a peor. Sin que nos demos cuenta confiesa dudar de sus recuerdos y se adentra en el bosque en mitad de la noche para buscar pruebas de que ella no asesinó a su hermana. Lógico, pero ¿por qué no presentar esa tensión más lentamente? ¿Por qué no dejar que se desarrolle por sí misma en diferentes escenas?

El fantasma de Martha acecha a Giulia cada cierto tiempo. Debería existir una inquietud al respecto, hacernos dudar acerca de si lo que vemos es real o ficción. Pero como con todo, el título tarda poco en desmerecer estos momentos. Los ignora o nos narra que es un sueño. Martha está muerta: no se va a levantar en mitad del salón, donde guardan su cuerpo.

Análisis de Martha is Dead 3

El cadáver de la habitación

La historia sucede en una casa, y en el salón del hogar está siempre presente el cadáver de Martha. Es un constante recordatorio de su estado y de algo que debemos aceptar. Su modelado es impresionante, al igual que el de todos los objetos en el hogar y el bosque. El apartado gráfico es lo que más destaca en este análisis de Martha is Dead: es donde está el auténtico esfuerzo del título.

Pero por muy bonitos que sean, los gráficos del título son una fachada. Puedes maquillar el cadáver de Martha para que esté presentable, pero cada día que juegas su putrefacción se nota más. Está siendo lentamente devorada por insectos y el medio ambiente. Si pudiésemos tocarlo se rompería con facilidad, como se rompe el apartado técnico del juego.

Hay objetos que tienen la iluminación mal configurada y rompen toda inmersión. Las puertas del garaje de día chocan con la luz del sol y se vuelven semitransparentes. Tampoco se configuran bien los controles: en ocasiones no puedes caminar hacia adelante y tienes que avanzar de espaldas hacia tu objetivo. Ciertas fotografías que debes hacer corrompen el autoguardado e impiden el progreso por completo, avisándote cada pocos segundos del problema y no dejándote revelarlas para seguir la historia.

Es fácil pensar que son detalles menores, cosas que no suceden si dejas el cadáver de Martha en paz. Pero pueden seguir los días sin que aceptemos que tenemos un cuerpo en mitad de la habitación y el olor nos va a ahogar. Si avanzas demasiado lejos en el mapa caes del mundo sin previo aviso. Si te acercas un poco al agua no hay un muro invisible que te detenga: caes al fondo del lago y sigues caminando. Sin splash, sin un filtro que te haga darte cuenta de dónde estás.

Análisis de Martha is Dead 4

Conclusiones

Narrativamente el juego no funciona. No sabe qué clase de aventura interactiva quiere ser y sólo intenta vender su historia, pero no hace esfuerzo ninguno para atraernos hacia ella. En lo técnico, el título se desmonta por sí solo; no es que haga falta un repaso de testers, es que los conceptos más básicos no se han probado. No sabe quién es, quién va a ser o qué es lo que quiere contar.

No quiero ser cruel en este análisis de Martha is Dead. No quiero pensar que la industria indie pueda ser tan despreocupada como las grandes compañías. Pero el cadáver de Martha va a seguir ahí hasta que lo acepte. Martha está muerta: el mundo es un lugar un poco peor ahora.

Análisis de Martha is Dead
Análisis de Martha is Dead para PS5
Gráficos
7
Jugabilidad
3
Diversión
2
Narrativa
2
Nota de lectores1 Vota
4.5
Nos gusta
Modelados bonitos y gráficamente interesante.
Puede mejorar
Historia mal narrada, difícil inmersión.
Narración por encima de exposición.
Errores técnicos constantes.
Falta de jugabilidad y dirección.
3.5
Share.

Comments are closed.