Descubrimos el poder de la Fuerza en un análisis de LEGO Star Wars: La Saga Skywalker que nos lleva a descubrir los secretos de la galaxia.

Es una locura pensar que los juegos de LEGO Star Wars preceden a la gran compra de Disney. La colaboración de la juguetera con la franquicia galáctica cambió por siempre múltiples industrias. Juguetes, cine, absolutamente todo lo que tocaba se convertía en oro. Y todo ello nos conduce hasta este punto, casi como un final de una era que debemos remarcar: a nuestro análisis de LEGO Star Wars: La Saga Skywalker.

Disney transformó Star Wars cuando adquirió la licencia completa. Los videojuegos de LEGO Star Wars, pequeñas joyas llenas de encanto enterradas por el paso del tiempo, debían volver. Iba a ser fácil con las nuevas películas que la empresa estaba produciendo. LEGO Star Wars: El Despertar de la Fuerza fue un excelente título que reproducía fielmente la séptima película entera. Parecía una nueva hoja de ruta para TT Games.

Mas no lo fue. El octavo episodio de la franquicia llegó a los cines y no le acompañó una versión en videojuego. De hecho, la popularidad y la confianza de los fans en la saga comenzó a desaparecer. ¿Quizás lo mejor era esperar y hacer una adaptación doble con el noveno episodio? No, con los rumores que había sobre su producción y futura calidad tampoco parecía buena idea. TT Games estaba metida en un callejón sin salida.

La solución que se puso sobre la mesa era impensable en el momento. Nada de medias tintas, ni tampoco permitir la fraccionación de la comunidad de fanáticos de la saga. LEGO adaptaría todo Star Wars. Las nueve películas cinematográficas en el mismo archivo. El juego más grande de TT Games hasta la fecha, una tarea imposible.

Análisis de LEGO Star Wars 1

Nueve películas, un videojuego

La primera pregunta que a muchos les puede surgir es si esto es un remake recopilatorio de los primeros juegos de LEGO Star Wars. La respuesta es no: TT Games ha tomado la vía de reimaginar cómo adaptaría las dos trilogías que ya hizo en su pasado. Las normas que se ha puesto para ello son sencillas y estrictas. A su disposición hay múltiples mundos abiertos para explorar y avanzar a la historia, y cada episodio ocupa cinco niveles de juego. Ni más ni menos.

Esto nos da unos números gigantescos de primeras. 45 niveles jugables, todos solicitando ser rejugados para completarlos con todos los coleccionables, secretos y desafíos que ocultan. Algo que comparten es, por ejemplo, tres desafíos ocultos que tienen todos ellos que no se nos revela más allá de sus nombres. Por ejemplo, quizás nos pidan derrotar a un enemigo concreto en vez de esquivarlo, o pasar una sección de sigilo con éxito.

Los acostumbrados a los juegos de TT Games estarán alucinando con estos números, pero hay trampa. Los niveles son mucho más cortos, alrededor de la mitad. No contienen subfases que los separan. Esto los hace mucho más digeribles que en otros juegos, pero se nota si comparamos con el pasado de la compañía.

Salen especialmente perjudicados en este sentido los niveles en los que jugamos con una nave espacial en vez de minifiguras. Son niveles muy cortos, a duras penas ocultan sus secretos y dejan una sensación agridulce tras completarlas. En apenas cinco minutos terminas cualquiera de ellas. Palidecen ante cualquier otro nivel y, por desgracia, no entretienen de igual manera.

Análisis de LEGO Star Wars 2

Juntos gobernaremos la galaxia

TT Games no se ha quedado sólo en los niveles como parte de la experiencia de este análisis de LEGO Star Wars: La Saga Skywalker. La compañía ha tomado la experiencia de los últimos años para ofrecer toda una serie de mundos abiertos con muchas actividades por hacer. Coleccionar cubos, completar misiones secundarias, batir records en minijuegos. Hay toda clase de cosas que hacer en la galaxia.

Podemos darnos todo el tiempo que queramos para esto. Existen un total de 24 planetas en conjunto en el título. Cada uno de ellos funciona como uno (¡o varios!) mundos abiertos. El tamaño del mapa varía por zona, pero tienden a tener alrededor de treinta coleccionables en cada uno. Eso, por supuesto, sin contar con que son planetas. Lugares como Tatooine pueden tener varios una o dos zonas adicionales para expandir más la experiencia.

Explorar estos lugares queda en nuestra mano. Nuestro paso por él por la historia principal en cada episodio es rápida y nos dejamos mucho detrás por recolectar con otros personajes. Al terminar cualquiera de los capítulos del juego se nos proporciona un modo libre que nos invita a explorar la galaxia a nuestro gusto para sacar todos los extras que podamos por el camino. En total puede expandir la experiencia de juego para que nos dure mucho tiempo.

Análisis de LEGO Star Wars 3

El auténtico poder de la Fuerza

Si algo ha destacado en nuestro análisis de LEGO Star Wars: El Poder de la Fuerza es los números. Muchos niveles, grandes planetas, miles de cubos por coleccionar. Sumad a esto los más de 350 personajes jugables que podemos desbloquear. Estos alcanzan los 400 si sumamos los paquetes DLC, cuando estén todos lanzados al mercado.

Son números imperfectos, eso sí. Juegos anteriores de LEGO pasaron a centrarse en darnos acceso a héroes y villanos importantes que destacaran entre un montón de extras para elegir nuestro favorito. En esta aventura de Star Wars el equipo desarrollador ha decidido dar un paso atrás y dejar que sean muchos más personajes. A cambio, que la mayoría sean héroes con papeles muy pequeños.

Para entendernos: no era necesario añadir más de una docena de tropas de asalto del Imperio como personajes jugables individuales. También se añaden muchas variaciones y trajes extra para engordar el número de personajes. Luke Skywalker mismamente puede contar con un gran número de versiones de sí mismo. La identidad individual de los personajes se pierde entre tanto número.

El mayor problema en la identidad viene en la categorización de personajes. Ahora todos vienen estancados en una decena de categorías que deciden sus habilidades de forma fija. Todos aquellos en la clase Jedi tienen un set de movimientos concreto que de ninguna forma se comparte con la clase Héroe, por ejemplo. Ni siquiera se permiten combinaciones de categorías, como un personaje que forme parte de Sith y Villano.

Conclusiones

LEGO Star Wars: La Saga Skywalker cumple como juego más ambicioso de TT Games. Tiene más niveles, más mundos, más personajes. El esfuerzo realizado en este título es mucho más grande que en cualquier otro juego de la compañía. Tendremos decenas de horas de juego de calidad para divertirnos con la nostalgia de la saga.

Sin embargo, algo parece haberse perdido en el tiempo entre el primer LEGO Star Wars: La Saga Completa y esta entrega. Querer centrarse en hacerlo todo más grande se ha traducido en sacrificios como perder la personalidad de los personajes o renunciar a ciertos niveles clave.

Este es un juego estupendo, tanto para LEGO como para Star Wars. Pero no alcanza los puntos álgidos de anteriores entregas que combinaban ambas franquicias. Es la experiencia definitiva, pero no lo mejor que podían ofrecernos.

Análisis de LEGO Star Wars
Análisis de LEGO Star Wars: La Saga Skywalker para PS5
Gráficos
7.5
Jugabilidad
7
Diversión
8
Sonido
7.5
Nota de lectores0 Votos
0
Nos gusta
Gran cantidad de niveles.
Estupendos mundos abiertos en los múltiples planetas.
Divertido, sencillo y para toda la familia.
Puede mejorar
Los niveles de naves espaciales palidecen frente al resto.
La categorización de personajes elimina toda su individualidad.
0
Share.

Comments are closed.