La compañía dueña de la marca achaca a las bajas ventas de Call of Duty: Vanguard el episodio en el que se ambienta el videojuego.

Que Call of Duty: Vanguard ha sido una entrada en la saga que ha pasado un poco sin pena ni gloria no es descubrir América. La anterior entrega, Black Ops: Cold War, tampoco fue la panacea. Desde Modern Warfare, a la franquicia se le ha caído un poco la capa, pero nada alarmante; la segunda parte de este último llega al rescate. Desde Activision han achacado a las bajas ventas de Call of Duty: Vanguard su ambientación, el episodio histórico en el que se ubica, la Segunda Guerra Mundial.

En su informe anual del que se hace eco VGC, la compañía ha aseverado lo siguiente:

Mientras que Call of Duty sigue manteniéndose como una de las franquicias del entretenimiento más exitosas de todos los tiempos, nuestro lanzamiento de 2021 no cumplió con nuestras expectativas y creemos que fue por nuestra propia ejecución. La Segunda Guerra Mundial no acaba de resultar atractiva a parte de nuestra comunidad y tampoco brindamos la innovación que nos hubiese gustado.

Sobre el futuro que llega, indican:

Estamos enfocándonos en estos problemas para el lanzamiento del año 2022. El desarrollo del videojuego, así como de la nueva experiencia Warzone, está siendo liderada por el reputado estudio Infinity Ward. Estamos trabajando en el plan más ambicioso hasta la fecha, con más de 3.000 personas empeñadas en volver a lo que conformó a Modern Warfare, el título más exitoso de nuestra historia..

Así pues, parece que el episodio mundial en el que se ambienta el título no ha cuajado con los gustos del público. Tal y como indica el propio VGC, las ventas de Call of Duty: Vanguard se vieron recortadas en Reino Unido en un 31% durante todo el año 2021 y vendió un 36% menos que su antecesor.

 

Share.

La vida es lo que me está pasando mientras me muero. Nintendo me ha ganado el corazón que Sony tenía desde pequeño. Siento predilección por Kratos, Dante y Link a partes iguales.

Comments are closed.