Hackeo a Pablo Iglesias

Los supuestos ‘hackers’ del casoplón de Galapagar: “No tenemos ni idea de quién es Pablo Iglesias”

Los supuestos ‘hackers’ del casoplón de Galapagar: “No tenemos ni idea de quién es Pablo Iglesias”
Cámara de seguridad en el chalet de Iglesias y Montero. (Fotos. OKDIARIO)

Pablo Iglesias sigue empeñado en denunciar una persecución contra él, su familia y su partido por parte de las denominadas 'cloacas del Estado'. Sin embargo, los supuestos hackers que piratearon la señal de la cámara que vigila su chalet de Galapagar aseguran que no tienen "ni idea de quién es" el líder de Podemos. Y es que la web que operan "no piratea ninguna cámara" sino que capta la señal de dispositivos mal configurados.

Para Podemos, el “pirateo” de la cámara de vigilancia del chalet de los Iglesias-Montero ha sido el último episodio de las ‘cloacas del Estado’. Para los expertos, sin embargo, no es más que un fallo en la configuración inicial de la seguridad del dispositivo. Los supuestos ‘hackers’ que, según la versión de Iglesias, pincharon la señal de la cámara advierten que no saben quién es el líder de Podemos. 

OKDIARIO ha podido localizar a quienes se encuentran detrás de la página web que emitía imágenes en directo de la cámara de seguridad “pirateada” del chalet de los dirigentes podemitas. Preguntados sobre por qué y cómo acabaron esos vídeos en su web, aseguran que están dispuestos a explicar con todo detalle el funcionamiento de esta página, pero advierten: “No tenemos ni idea de quién es ese Pablo Iglesias”.

Los administradores de ‘Insecam.org’, la web donde se alojaron durante días las imágenes en tiempo real del chalet de los Iglesias-Montero, aseguran que, de entre todas las cámaras que muestran en su página,  “ninguna ha sido hackeada”.

Y lo explican: el sistema de ‘Insecam’ (registrado a través de un gestor de dominios ruso) nació para alertar a los usuarios de que sus cámaras de videovigilancia están mal configuradas.  Si al instalar estos dispositivos no se modificó la contraseña de acceso que venía de fábrica, o incluso se ha dejado sin clave, esas imágenes pueden llegar a su servidor de forma prácticamente automática y casi instantánea.

De hecho, tal y como ha comprobado OKDIARIO, el supuesto pirateo a la cámara de Pablo Iglesias tiene poco de excepcional. Actualmente hay 66 dispositivos sólo en Madrid emitiendo su señal en tiempo real en la web sin que sus propietarios lo sepan. A nivel nacional son 237 y alrededor de 20.000 en todo el planeta, colocadas en tiendas, bares, fincas… Pero ninguna de ellas en el interior de domicilios para “respetar la privacidad”, aseguran.

Algo “muy habitual”

Expertos en la materia consultados por OKDIARIO advierten de que este tipo de situaciones “son muy habituales” entre los usuarios de este tipo de cámaras. Y, según entienden, no puede considerarse un “hackeo” en el sentido estricto de la palabra.

La web donde aparecieron las imágenes de la casa de los Iglesias-Montero permite solicitar vía mail la retirada de la emisión en tiempo real de la cámara. No piden nada a cambio. Cuando el usuario así lo exige, recibe un correo confirmándole que ya han sido eliminadas, así como una serie de consejos sobre seguridad para que eviten que esa señal acabe en malas manos. La principal advertencia, que cambien su contraseña.

Un portavoz oficial de Ministerio del Interior confirma a OKDIARIO que el incidente se investigó, pero “no se llegó a ninguna conclusión”. La pista se perdió en un servidor alojado en Singapur.

Últimas noticias