Investidura Pedro Sánchez

Sánchez busca que el PNV haga de interlocutor con Podemos y los independentistas

El presidente en funciones, Pedro Sánchez, trasladará al partido de Urkullu su papel preferente en las negociaciones con Podemos y los independentistas.

El presidente en funciones y líder del PSOE, Pedro Sánchez, acudirá en la semana del 19 y 22 de agosto a Bilbao para convertir al PNV en interlocutor de cara a la negociación con Podemos y los partidos independentistas. La reunión, cuya fecha aún no ha sido concretada, tendrá lugar en Sabin Etxea, la sede de los nacionalistas, y al encuentro asistirá también la secretaria general de los socialistas vascos, Idoia Mendia. El objetivo es no solo negociar el apoyo de esta formación a la investidura: Sánchez pretende además que el PNV actúe como mediador para que Podemos, ERC y Junts per Catalunya acaben favoreciendo su Gobierno.

La disposición de los nacionalistas para intentar convencer a estos partidos es buena. De hecho, en distintas ocasiones, desde el PNV se ha reprochado a Sánchez sus escasos intentos de negociación, algo que ven prioritario. El partido de Urkullu intenta evitar la repetición de los comicios y, por eso, tratará de salvar las relaciones entre PSOE y Podemos que, consideran, deben encauzarse primero por la vía programática.

"Modelo PNV"

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, criticó la pasada semana la "política destroyer" de Sánchez y espetó que no se podía "pretender que hasta que alguien consiga el resultado que quiere, tengamos que estar cada seis meses haciendo elecciones". "Hace falta responsabilidad", afeó Ortuzar. Los nacionalistas han recomendado reuniones discretas y alejadas del foco mediático, lo contrario de lo que ocurrió antes de la investidura fallida. "El modelo PNV", en resumidas cuentas, destacó el dirigente vasco.

En el primer intento de Sánchez, los nacionalistas se decantaron finalmente por la abstención reprochándole que no se hubiese sentado a negociar con ellos la denominada ‘agenda vasca’. Pero ahora, ese voto podría cambiar al ‘sí’, principalmente, por el temor de este partido a unos nuevos comicios que lleven a un Gobierno de la derecha.

La reunión con el PNV se enmarca en la ronda de contactos de Sánchez con distintos partidos y colectivos para presionar a Podemos a favor de su fórmula de Gobierno ‘a la portuguesa’, es decir, sin ministros podemitas.

El presidente en funciones, que este lunes se reunió en Valencia con Compromís, tiene previsto completar esos contactos el jueves, con varias reuniones con sindicatos, patronal y representantes de autónomos. Después se tomará unos días de vacaciones, coincidiendo con el puente del 15 de agosto, y retomará su agenda a la vuelta, desplazándose al País Vasco.

Lo último en España