El soterramiento de las estaciones del AVE en el País Vasco que exige el PNV cuesta 1.200 millones

PNV
Los diputados del PNV Aitor Esteban (i) y Mikel Legarda durante un Pleno en el Congreso (Foto: Efe)
Comentar

El soterramiento de las estaciones de AVE en el País Vasco pedido por PNV tiene un coste de otros 1.200 millones. Las cifras comprometidas en pagos al PNV no cesan. El proyecto de la Y vasca ferroviaria lleva aparejado el soterramiento de las estaciones de AVE, al menos en Vitoria y Bilbao. El proyecto fue ya aceptado el pasado año, pero el compromiso va cogiendo tamaño a medida que se descubre que la capacidad final de aumento de gasto no deja de recaer para el lado vasco. Y el PNV tiene claro que piensa utilizar ese margen hasta el final.

Así, el proyecto de Y vasca ya iniciado asciende a un coste de 3.380 millones de euros que el Estado ha comprometido al desarrollo del plan de conexión de las tres capitales vascas en Alta Velocidad.

Pero una parte de esos 3.380 millones no va al coste real de la red ferroviaria. Va a la adecuación urbanística que acompaña a la llegada de los trenes a las capitales vascas: 800 millones para el soterramiento de las vías y la estación de Bilbao y 400 millones adicionales para la estación de Vitoria. Y aún faltaría ahí evaluar el coste de la adaptación de las vías y llegada en San Sebastián.

Estos importes se unen a la subida generalizada de las pensiones, a los más de 80 millones adicionales en infraestructuras y al permiso para que PNV endulce sus elecciones municipales y autonómicas (en Navarra a través de su formación participada Geroa Bai) pudiendo gastar su superávit presupuestario justo antes de las elecciones.

Inversión adicional

Y es que PNV también ha presentado un total de 34 enmiendas de puro incremento de inversión adicional para lograr esos 80 millones más. Las medidas adicionales se encuentran dentro de las 43 enmiendas totales presentadas. Pero, además, las 34 serán introducidas en la Ponencia, con lo que se tramitarán de forma conjunta al texto garantizando su aprobación definitiva.

El PNV pide, en concreto, 27,5 millones de euros directamente en mejoras de infraestructuras ferroviarias. Allí aparece, por ejemplo, una partida de 1,7 millones de euros para la recuperación del H24 –la licencia para que el Aeropuerto de Foronda opere las 24 horas del día–. Pero PNV, además, reclama inversiones tanto en el País Vaco como en Navarra, algo que pretende vender como muestra de la bondad del gobierno de Geroa Bai (partido en el que se encuentra inmerso PNV).

Y todo ello sin olvidar que el proyecto de Presupuestos Generales del Estado inicial ya incluía inversiones por valor de 509 millones para el País Vasco, lo que suponía de por sí un aumento del 32% con respecto a 2017. Un aumento de inversiones que empieza a molestar tanto a Ciudadanos como a los propios miembros de UPN, que ven como PNV esta utilizando los Presupuestos para afianzarse su cartel político, no sólo en el País Vasco, sino también en Navarra.

Últimas noticias