Incendios en España

Mordaza en la UME: prohíben a los militares hacer fotos y vídeos tras el sándwich revelado por OKDIARIO

La UME es advertida de la prohibición de difundir imágenes
La UME es advertida de la prohibición de difundir imágenes
  • R.Tejero y P.Barro

Los militares resaltan la colaboración de ciudadanos, bomberos y agentes forestales

Un sándwich de niño con 5 lonchas de chorizo: la comida de los militares en el incendio de Tarragona

Los militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME) han recibido un comunicado en el que se les avisa de la prohibición de filtrar imágenes o información de sus operaciones. La misiva fue distribuida a través de un mensaje de texto o comunicada mediante reuniones con los militares. La advertencia llega tres días después de que OKDIARIO desvelase la paupérrima comida que se facilitó a las unidades desplegadas en los últimos incendios.

Un sándwich de chorizo con cinco lonchas y un bollo o un paquete de galletas fue lo que se entregó a los militares que realizaron turnos de doce horas. La foto, que se convirtió en viral, provocó tal polémica que Ciudadanos e Izquierda Unida presentaron una pregunta parlamentaria al Gobierno.

Este viernes, los militares pertenecientes al Primer Batallón de Intervención en Emergencias (BIEM I), correspondiente a Madrid, han recibido un mensaje en sus teléfonos en el que se les advertía de la prohibición de filtrar imágenes o información. “Se recuerda que está absolutamente prohibido tanto el uso de los medios de grabación (fotografías, vídeos, audios, etc.) como la divulgación de la información referente a operaciones reales o a la instrucción”.

Mordaza en la UME: prohíben a los militares hacer fotos y vídeos tras el sándwich revelado por OKDIARIO

La advertencia, según relatan diversas fuentes de la UME, no ha sido únicamente enviada a través de SMS. Los militares han asistido a diversas charlas en las que también se les ha transmitido el mismo contenido.

El mensaje de texto que revela OKDIARIO ha sido enviado a la UME de Madrid. Fuentes de este batallón relataron a OKDIARIO que el pasado fin de semana se les requirió su presencia a las 9:30 de la noche para contribuir a las tareas del incendio de Cenicientos. No fue hasta el día siguiente, alrededor del mediodía, cuando recibieron una bolsa con un “un sándwich de chorizo, un paquete de galletas y una botella de agua caliente”. Además, el relevo que acudió a las dos de la tarde pasó varias horas sin beber agua por la falta de botellas.

"Estuve sin beber 16 horas. A ver quién después de estar tantas horas en un incendio con la boca seca puede comerse un paquete de galletas”, revelan las mismas fuentes. “Me da igual lo que digan porque yo estuve allí con una compañía entera”, aseguran militares de la UME.

Los duros turnos se organizaron para cubrir varios territorios en España como Tarragona, Gavilanes (Ávila), Toledo y Almorox (entre Toledo y Madrid). Las fuentes consultadas resaltan la gran colaboración ciudadana y la ayuda que recibieron de bomberos y agentes forestales, entre otros. “Nos dieron naranjas y eso nos calmó la sed un poco”, aseguran.

Lo último en España