Portal de Transparencia

Moncloa oculta los ingresos que recibe Sánchez por su libro ‘Manual de resistencia’

El Gobierno no desvela los ingresos de Pedro Sánchez por la publicación de su libro autobiográfico, el pasado febrero.

Pedro Sánchez
El presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, junto a la portada de su libro.

El Gobierno, a través del Portal de Transparencia, ha denegado la respuesta a una pregunta sobre los ingresos que recibe Pedro Sánchez por su libro ‘Manual de resistencia’, publicado el pasado febrero.

La pregunta, de OKDIARIO, se registró en el sistema electrónico de la Administración General del Estado el pasado 5 de febrero y un día después se notificó que la solicitud de acceso había tenido entrada en la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno. A partir de esa fecha, comenzó el cómputo del plazo de un mes para que el Ejecutivo respondiese a la solicitud.

"Transcurrido el plazo máximo para resolver sin que se haya dictado y notificado resolución expresa se entenderá que su solicitud ha sido desestimada, de acuerdo con lo establecido en el artículo 20.4 de la Ley 19/2013, de 9 de diciembre. Ministerio de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad", se informó desde el Portal.

La solicitud, que figura en fase de tramitación, se entiende desestimada, en tanto se ha agotado el plazo máximo contemplado por la Ley de Transparencia, un mes y otro más en casos excepcionales, sin que se haya emitido respuesta.

La Ley de Transparencia obliga, en su artículo 20, a resolver sobre la cuestión en el plazo de un mes, ampliable a otro “en el caso de que el volumen o la complejidad de la información que se solicita así lo hagan necesario y previa notificación al solicitante”. Algo que tampoco se produjo en este caso. La misma Ley advierte también al Ejecutivo de que “el incumplimiento reiterado de la obligación de resolver en plazo tendrá la consideración de infracción grave”, a fin de imponer las correspondientes sanciones disciplinarias.

En este caso, la Administración agotó todos los plazos previstos sin notificar al interesado respuesta alguna, con lo que, de acuerdo a la literalidad de la Ley, la petición se entiende desestimada. Es decir, una omisión de información por ‘silencio’ administrativo.

La publicación del libro generó una oleada de críticas y planteó serias dudas por la existencia de un posible ‘conflicto de interés’. Sánchez no renunció a cobrar por la obra, que firma él aunque la escribió Irene Lozano, actual secretaria de Estado de ‘España Global’, como se admite ya en el prólogo.

En su presentación, el líder del PSOE aseguró que los beneficios de la venta se donarían a las personas sin hogar. Sin embargo, como ya informó este periódico, La Moncloa desconoce si esa promesa se está cumpliendo. También la ONG ‘Rais’, una de las principales organizaciones dedicadas a este colectivo, y con la que el propio Sánchez se reunió al inicio de su mandato, aseguró no tener noticias al respecto.

La Ley del Alto Cargo presenta una dudosa interpretación en este caso. Aunque en su artículo 13 establece que los miembros del Gobierno podrán compatibilizar su puesto con algunas actividades privadas, como la producción y creación literaria, se matiza también que sólo podrá hacerse “siempre que con su ejercicio no se comprometa la imparcialidad o independencia del alto cargo en el ejercicio de su función, sin perjuicio de la jerarquía administrativa”. Es decir, obligaría a Sánchez a inhibirse en determinadas decisiones y pondría la sombra de la duda sobre todas aquellas medidas que tuviesen como objetivo beneficiar al sector editorial, como, según reveló también OKDIARIO, la rebaja del IVA a los libros electrónicos.

Obligado a informar

La ley añade también que estas actividades serán autorizadas siempre y cuando “no sean consecuencia de una relación de empleo o de prestación de servicios no supongan un menoscabo del estricto cumplimiento de sus deberes”. En este punto, La Moncloa aclaró que el libro se había escrito, en su mayor parte, antes de que Sánchez llegase a La Moncloa tras ganar la inesperada moción de censura.

Sánchez debe informar de dichos ingresos en su declaración de bienes. La Ley del Alto Cargo obliga a estos a presentar su declaración “en el plazo improrrogable de tres meses desde la fecha de toma de posesión del cargo y del cese, respectivamente, así como cada vez que el alto cargo inicie una nueva actividad económica durante el período de dos años desde su cese”

En dicha declaración se manifestará si se recibe cualquier otra remuneración o percepción con cargo a los presupuestos de las Administraciones Públicas u organismos o entidades vinculadas o dependientes de las mismas, así como cualquier otra remuneración o percepción que directa o indirectamente provenga de una actividad privada.

En la declaración que se publicó en septiembre, Sánchez afirma tener un patrimonio de 180.794 euros en bienes inmuebles y un pasivo de 192.026 euros, 21.434 euros en depósitos en cuenta corriente y otros productos financieros y 5.667 euros en acciones y participaciones. Además, declaró 135.093 euros en otros “bienes y derechos de contenido económico”.

El nuevo Código Ético del Congreso, aprobado recientemente, obligará también al dirigente socialista a revelar lo que recibió por ese trabajo.

En su libro, Sánchez desvela algunos detalles especialmente comentados, como que la primera decisión que tomó al llegar a La Moncloa fue cambiar de colchón. 

Lo último en España

Últimas noticias