Ofensiva a los patinetes eléctricos

La guerra de Carmena al patinete deja a 200 familias en el paro: “Perderemos 1.000€ al mes”

Comentar

El Ayuntamiento quiere limitar a 10.000 los patinetes en todo Madrid y 360 sólo en el centro

Carmena ordena la retirada en 72 horas de los patinetes de tres empresas

La guerra abierta declarada por el Ayuntamiento de Madrid al patinete eléctrico tiene una víctima colateral: los 200-250 autónomos que cargando estos dispositivos pueden llegar a final de mes en la capital.

Óscar Uzcategui y Jessika Garcés son portavoces del colectivo de personas que se dedican a cargar cada noche los patinetes de las calles de Madrid a razón de sobre 5 euros la unidad. Afean que se enteraron por la prensa de la decisión unilateral, de buenas a primeras, del Consistorio de Manuela Carmena de ordenar la retirada en 72 horas de todos los patinetes de las tres principales empresas.

“Nos oponemos frontalmente a esta decisión que dejará a entre 200 y 250 familias sin ingresos. En nuestro caso por ejemplo, hemos hecho inversiones (una furgoneta, el alquiler de un local, gasolina, cargadores, etc.) que ahora vamos a perder, aproximadamente 1.000 euros al mes”, lamenta Uzcategui en un encuentro con OKDIARIO.

Por su parte, Garcés destaca que a las instituciones públicas les debería interesar fomentar estos modos de transporte, ya que no contaminan como el coche privado. “Sin embargo, de repente nos enteramos por un enlace en un grupo de WhatsApp donde estamos muchos cargadores que se van a retirar los patinetes, al principio pensábamos que era una broma“, explica.

Aseguran que son “optimistas por naturaleza” y es por ello que confían que el Ayuntamiento y las empresas lleguen a un acuerdo en breve. Sus peores previsiones es que hasta la primera quincena de enero no se entreguen las nuevas autorizaciones y, por lo tanto, no podrían trabajar, lo que les echaría por tierra todas sus previsiones de cara a Navidad.

Choque con Uber y Google

“El Ayuntamiento está dando caña al patinete y no a las bicicletas o a las motos de alquiler, creemos que hay intereses ocultos”, expresa Uzcategui. Ven que puede haber un enfrentamiento soterrado entre los altos cargos municipales y las grandes empresas que han desembarcado en la capital. Detrás de la principal empresa de patinetes (Lime) está los gigantes americanos Uber y Google.

patinetes voi
La empresa sueca VOI ha desembarcado en Madrid con su servicio de patinetes eléctricos (Foto: VOI)

Entre los juicers o hunter (exprimidores o cazadores, como les llaman las empresas) hay personas de todo tipo. De personas jóvenes que lo toman como un juego a personas mayores que se han quedado sin empleo y apuestan por esta forma de vida en la que apenas hay barreras de entrada. Igualmente, hay muchas personas que se organizan en familia y trabajan juntos o asimismo personas inmigrantes.

Sobre la queja generalizada de que las personas dejan los patinetes en medio de la acera obstaculizando el paso, ambos portavoces admiten que es un problema, pero es algo que depende del usuario. Entienden que el Ayuntamiento, que llega tarde a regular esta realidad, tiene que ser quien determine y conciencie sobre cómo aparcar estos vehículos.

“El mismo hombre que se queja de que el patinete está mal colocado es quien le da un golpe y lo tira, o también es muy lamentable que jóvenes que vuelven de fiesta, pocos minutos después de que colocamos los patines en la calle, juegan con ellos y los desordenan”, critica Garcés.

Fecha tope: el martes

En este sentido, la Corporación denegó este lunes las solicitudes de autorización de operación a las empresas VOI, WIND y LIME, instaladas con anterioridad a la puesta en marcha de la ordenanza de Movilidad Sostenible. Carmena exige que se excluyan de sus apps aquellas zonas donde, según la ordenanza, no sería posible situar un patinete eléctrico, como calles y espacios peatonales o vías con máxima velocidad 30km/h.

Tanto las tres empresas como las otras 15 interesadas tendrán que pedir una nueva solicitud de autorización conforme a la ordenanza. El Consistorio concederá solicitudes siguiendo un reparto equilibrado por la ciudad para evitar la saturación de zonas y para garantizar la seguridad vial y peatonal: habrá un máximo de 10.000 patinetes en todo Madrid y sólo 360 en el distrito Centro.

Si las empresas no retiran los patinetes antes del martes lo hará el propio Consistorio. En todo caso, el director general del ramo, Francisco López Carmona, ha asegurado en rueda de prensa que las empresas han accedido a ello.

 

Últimas noticias