Área 'Madrid Central'

Carmena retrasa el cerrojazo del centro a los coches privados una semana por petición de la patronal

Comentar

El equipo de Gobierno de Manuela Carmena ha acordado retrasar una semana la puesta en marcha del área de prioridad residencial Madrid Central. En lugar del 23 de noviembre, será el 30 cuando los coches privados no puedan entrar en el centro de la ciudad.

La decisión ha sido a petición del presidente de Confederación Empresarial de Madrid-CEOE (CEIM), Juan Pablo Lázaro, que pedía incluso un retraso hasta febrero. Dicen que un “experimento” no puede hacerse en una época con tanto “impacto” para el tejido empresarial como es la Navidad.

No obstante, la portavoz municipal Rita Maestre ha dicho que CEIM, en un encuentro con la alcaldesa, trasladó que veían con buenos ojos el retraso una semana, sobre todo, para no coincidir con el Black Friday, el estreno de la Gran Vía con aceras ampliadas y del alumbrado navideño, el día 23. Será en una junta de Gobierno extraordinaria el próximo lunes cuando se apruebe definitivamente Madrid Central.

“Muy preocupados”

Desde el mundo empresarial de Madrid afirman que está “muy preocupados” con Madrid Central, no solo por la medida en sí “sino por las fechas en las que se pone en marcha”. Lázaro, en una presentación, ha incidido en que además de en el Black Friday una “gran parte” de las pequeñas y medianas empresas de la zona Centro hacen una “parte muy importante” de su cuenta de resultados en diciembre, coincidiendo con el puente de la Constitución y Navidad, por lo que les resulta un “riesgo”.

Carmena retrasa el cerrojazo del centro a los coches privados una semana por petición de la patronal
Entrada al área de prioridad residencial Madrid Central. (Foto. OKDIARIO)

Los empresarios se van a reunir en la tarde de este miércoles en la sede de CEOE con todos los sectores afectados (Comercio, Turismo, Transporte, Hostelería y Hotelería) para analizar los datos con los que cuentan, que tampoco son muchos, ha reconocido, porque carecen de información municipal sobre el impacto que puede suponer.

“Vivimos en el mundo del big data, hay que analizar todos los datos, quién pasa por estas áreas, y mientras, dejemos que la gente compre, disfrute y vaya al cine tranquilamente en la época de Navidad”, ha aseverado Lázaro. Ha comparado la puesta en marcha de esta medida en Navidad con querer “medir la profundidad de un río metiendo los dos pies en el agua”. “Es arriesgado”, ha apostillado.

Últimas noticias