Distrito de Chamberí

Caos en Chamberí: Carmena recorta más carriles y los coches se chocan contra los maceteros

Comentar

El distrito madrileño de Chamberí sigue en pie de guerra contra la gestión municipal de Manuela Carmena. Denuncian que la semipeatonalización de la calle Galileo ha provocado un grave accidente de tráfico que ha dejado rotas las macetas.

“¡Más de un año denunciado que plantar bancos y macetas en mitad de la calzada no sólo es una enorme molestia para los vecinos, sino también un peligro!”, indican desde la asociación ‘Chamberí Se Defiende’ que siguiendo la reversión total de Galileo.

Asimismo, indican que hay parques como los de Joaquín María López y  José Luis Sampedro que están totalmente patas arriba con zonas valladas, bancos amontonados desde agosto.

En el de José Luis Sampedro se iba a poner un circuito de bicis desde finales de septiembre. No obstante, en el último pleno de Chamberí se aprobó su reversión y hacer una zona verde pero, como lamentan los vecinos, la Junta Municipal y la concejal presidenta Esther Gómez Morante “han pasado”.

“Tenemos el distrito peor que nunca, todo está levantado y sucio. Los vecinos lo llamamos Chamberingomez“, indican a OKDIARIO. Se trata de un juego de palabras entre Chamberí, el vertedero de Valdemingómez y el apellido de la concejal presidenta de Podemos.

Caos en Chamberí: Carmena recorta más carriles y los coches se chocan contra los maceteros
Reforma de la calle Guzmán el Bueno, en rojo por donde estaba antes la aleta.

Por otra parte, la reducción de carriles para vehículos privados vuelve a producirse. El último caso, tal como ha podido saber este diario, es en la calle Guzmán el Bueno. Es una de las pocas calles a las que ha llegado la Operación Asfalto, pero estos trabajos se han aprovechado para restar un carril a los coches de particulares.

Antes había dos carriles para coches privados y uno separado por las conocidas ‘aletas de tiburón‘ para autobuses municipales. Sin embargo, ahora se han invertido: hay dos carriles para autobuses y uno solo para coches. “Un despropósito”, dicen los vecinos.

Sobre la limpieza continúan las quejas. El estado de las aceras deja mucho que desear así como la limpieza de los entornos de los contenedores de basura. Los vecinos ya se lo toman con humor porque, dicen, “es mejor reír que llorar, es terrible”.

Últimas noticias