Trama Púnica

PSOE y Podemos protegen a un imputado en la trama Púnica en Leganés

Comentar

El Ayuntamiento de Leganés, gobernado por el PSOE, ha fichado a un imputado en la trama Púnica para el puesto de secretario del Pleno municipal. El partido de la oposición ULEG ha pedido su comparecencia pero la presidenta de la comisión del ramo de Leganemos (marca blanca de Podemos) ha evitado que se haga.

Eva Martínez, concejala de Leganemos y candidata errejonista a líder de Podemos Leganés, ha indicado al comienzo de la comisión plenaria de Asuntos Sociales y Participación Ciudadana que ella preside que un informe del propio secretario imputado apuntaba que la comparecencia era propia de otra comisión.

Sin embargo el portavoz de ULEG, Carlos Delgado, ha denunciado que se ha incumplido el procedimiento. “No se ha realizado una junta de portavoces para inadmitir esta comparecencia como marca el reglamento y que quede claro que tampoco se ha tratado en la comisión de Régimen Jurídico y Hacienda”, ha expresado.

Un informe autoexculpatorio

Delgado considera que el secretario debía, en todo caso, trasladar la comparecencia a el orden del día de esa segunda comisión, pero no lo ha hecho. “El hecho objetivo es que los vecinos no podrán conocer sus explicaciones de primera mano sobre por qué supuestamente está investigado por la Audiencia Nacional por la trama de corrupción Púnica que, no olvidemos, es objeto de una comisión de investigación en este Ayuntamiento”, ha indicado. Una comisión que precisamente no se convocaba por no haber secretario, ahora será uno implicado directamente en la trama.

PSOE y Podemos protegen a un imputado en la trama Púnica en Leganés
Jesús Molina de la Torre.

Por su parte el alcalde de la localidad, Santiago Llorente (PSOE), estaba presente en la comisión y no ha intervenido para facilitar la comisión. El regidor mantiene su defensa a ultranza del imputado tras aceptar su toma de posesión hace unas semanas. Se agarra a que fue el único funcionario con la habilitación necesaria que se presentó. Sin embargo, al ser un puesto de libre designación cabía la posibilidad de haberlo dejado vacante.

El secretario imputado es Jesús Molina de la Torre. El motivo de su implicación en Púnica es su etapa como secretario en el Consistorio de Valdemoro cuando gobernaba el PP. Se le acusa de, en el municipio donde gobernaba el cabecilla de la trama (Francisco Granados), participar “en la confección de facturas ficticias”, “irregularidades de las adjudicaciones” con impacto en las arcas públicas. Fuentes de su entorno aseguran que la imputación no pasará a mayores ya que él solo estaba por allí sin tomar decisiones ejecutivas.

Tras esa etapa profesional pasó por el consistorio de Getafe que dirige la ex líder del PSOE de la Comunidad de Madrid Sara Hernández. Allí ejercía como jefe de la Oficina de la Junta de Gobierno. Ahora cobrará 84.000 euros brutos al año.

Últimas noticias