2 DE MAYO

Garrido favorito indiscutible para presidir Madrid tras el apoyo expreso de Soraya y Cospedal

Soraya Sáenz de Santamaría, Ángel Garrido y María Dolores de Cospedal, durante el acto conmemorativo de la Fiesta del 2 de Mayo. Foto: EFE
Soraya Sáenz de Santamaría, Ángel Garrido y María Dolores de Cospedal, durante el acto conmemorativo de la Fiesta del 2 de Mayo. Foto: EFE
Comentar

El presidente en funciones de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, se postula como favorito indiscutible para ser el elegido por Mariano Rajoy para llevar las riendas del Gobierno regional en el año que queda de legislatura. El apoyo expreso mostrado este 2 de mayo por la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y la número dos del partido, María Dolores de Cospedal, así lo atestigua.

Fuentes del PP madrileño y del equipo de Gobierno que lideraba Cristina Cifuentes apuestan por él como el “reemplazo natural” ante la dimisión de la presidenta. Unos apoyos que Garrido se ha ido granjeando en los últimos días, según el relato de las mismas fuentes.

El hasta ahora portavoz del Gobierno está totalmente dispuesto a ocupar el sillón presidencial. Es más, en los fastos del 2 de mayo celebrados este miércoles en la Puerta del Sol, mostró la pose de presidente ‘de facto’, a la espera de ser investido. Se baraja la fecha del próximo 18 de mayo.

Tal y como ha publicado OKDIARIO, Garrido ha ido ganando enteros para conseguirlo, aunque en un primer momento Génova no le veía con buenos ojos por su proximidad a la dimitida. Incluso desde la sede central del partido se deslizó el nombre del consejero de Medio Ambiente, Pedro Rollán. Muchos en el PP no conocían personalmente a Garrido. Ahora, trata de convencerlos de su idoneidad para este cargo interino.

La gran proyección mediática de Cifuentes eclipsó a buena parte de su equipo de Gobierno, pero Garrido va diciendo en las filas del PP que el hecho de haber sido leal a una persona no le inhabilita para serlo de otra nueva. Un mensaje en clave dirigido a la secretaria general del PP, María Dolores Cospedal, encargada junto al coordinador general, Fernando Martínez Maillo, de gestionar la crisis de Madrid y hacer cumplir las órdenes de Rajoy.

Fue Cospedal quien comunicó a Cifuentes, a raíz de la exclusiva de OKDIARIO sobre su robo de cremas en un Eroski, que debía abandonar el puesto. Y precisamente con ella, la número dos de Génova, Garrido estuvo este miércoles especialmente atento en el acto de la Puerta del Sol. La ministra de Defensa, apoyo personal de Cifuentes, acudió a la cita tras un cambio de agenda de última hora. Sí estaba confirmada la asistencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría. Ambas evidenciaron su distanciamiento, pero arroparon a Garrido.

“Lo afrontaría con ganas”

Con todo, desde el entorno de Garrido señalan que “lo que decida la dirección nacional del Partido Popular, estará bien decidido”. De hecho, aseguran que sea lo que sea, él lo afrontará con “muchas ganas”, como en otras ocasiones en su vida. Tras la entrega de Medallas en la Puerta del Sol, el presidente en funciones concedió una entrevista a Telemadrid en la que sí se refirió a Cifuentes tras eludir citarla en el acto oficial. Contó que su “jefa” se encuentra “mal”, pero que “se sobrepondrá”. Por la tarde, Garrido asistió a la tradicional corrida goyesca en Las Ventas, acaparando todas las miradas y sumando más guiños.

Otros nombres que han sonado en las quinielas para sustituir a Cifuentes señalan en privado que no quieren meterse en el embrollo de tomar las riendas del Ejecutivo regional a estas alturas. Por el contrario, Garrido tiene mucho ganado, ya que está plenamente al tanto de la gestión del día a día que llevó a cabo la expresidenta. Introducir en el despacho de Sol a un ‘outsider’ del actual Gobierno supondría que mientras se hace con el timón de los asuntos, se acaba la legislatura. Sería el caso del portavoz parlamentario Enrique Ossorio o el histórico ‘aznarista’ Juan Antonio Gómez-Angulo.

Otros consejeros que han sonado también en estas semanas están perdiendo fuerza. El responsable de Medio Ambiente, Pedro Rollán, tiene un pasado al frente del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz que hace desaconsejable su elección, como el resto de alcaldes de la región. El consejero de Políticas Sociales, Carlos Izquierdo, también ha salido en los corrillos de este 2 de mayo. Sin embargo, fue reprobado por Ciudadanos, PSOE y Podemos, por lo que es improbable que sea el sustituto interino de Cifuentes. También se ha barajado el nombre de la consejera de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, Rosalía González, que fue jefa de gabinete de Cristina Cifuentes en su etapa al frente de la Delegación del Gobierno de Madrid.

Bicefalia

En todo caso, aunque Garrido sea el presidente regional se da por descontado que no estará también al frente del partido en la comunidad autónoma. Todo apunta ya a que habrá un bicefalia entre Sol y Génova. No obstante, además de que Pablo Casado y Juan Carlos Vera piloten desde el plano nacional la nueva etapa del PP de Madrid, también se contempla la persona como Alfonso Serrano —como ya informó OKDIARIO— para trabajar en la tarea de coser el partido.

Así mismo, parece descartado por Génova que Garrido, en caso de convertirse en nuevo presidente de la Comunidad, vaya a ser el candidato para las elecciones de la primavera de 2019. En la dirección nacional se pondrán a trabajar en la designación de un candidato de mayor peso político una vez pase el trámite la investidura. Fuentes autorizadas reconocen, además, que deben darse prisa en esa elección para no ceder terreno a los adversarios políticos.

Últimas noticias