Sin ella los vecinos no pueden salir a la calle

Carmena quiere quitar una rampa a una mujer de 90 años en un patio interior tras conceder la licencia

Carmena quiere quitar una rampa a una mujer de 90 años en un patio interior tras conceder la licencia
Rampa que el Ayuntamiento queire demoler. (Foto. OKDIARIO)
Comentar

La Junta Municipal del distrito madrileño de Chamberí quiere demoler una rampa que permite salir de casa a varios vecinos ancianos con movilidad reducida.

Tal como ha podido comprobar OKDIARIO, la comunidad de vecinos de la calle Donoso Cortés número 76 solicitó la licencia correspondiente y el órgano municipal no respondió en plazo, lo que se entendió como un silencio administrativo favorable. Sin embargo, ahora el Consistorio quiere que la rampa sea eliminada.

El caso más grave es el de una mujer de 90 años que sin la rampa no puede salir de casa. Como ella, las vecinos de edad avanzada son mayoría en el bloque. Los escalones de la puerta del portal les supone una barrera arquitectónica que dificulta la accesibilidad a sus hogares.

Los vecinos ya han llevado a los tribunales la situación. Han registrado un recurso contencioso-administrativo por este problema. Posteriormente, no descartan iniciar otras acciones legales. También cuentan con el apoyo de parte de la oposición en Chamberí que les consideran “héroes” en su lucha contra el aparato administrativo del Ayuntamiento de Manuela Carmena.

Denuncian que pidieron licencia en octubre de 2015 y, más de dos años después, ahora les instan a quitar la construcción.

La Junta Municipal de Chamberí que preside la edil Esther Gómez Morante (Podemos) al pedir el derribo de la rampa comete varios errores, a ojos de los residentes. Entre otros, el Consistorio se inventa propiedades que no existen.

Tal como explican los vecinos afectados a este periódico, el Ayuntamiento asigna un determinado suelo a una mancomunidad que no existe. Es otro de los puntos que denuncian a nivel administrativo.

Se trata de una rampa de grandes dimensiones que permite también que personas en silla de ruedas acceden al inmueble. Además, está dentro de un patio interior por lo que no supone un problema de tránsito para los viandantes.

El Colegio de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid) calcula que el 60% de los edificios de la región no han ejecutado las obras necesarias para la supresión de barreras arquitectónicas.

El Ayuntamiento de Madrid concede ayudas para este tipo de actuaciones pero la oposición las tacha de “insuficientes” y, además, no llegan con la rapidez que requiere la situación.

 

Últimas noticias