Aguirre paga el precio de haber nombrado a corruptos

Granados-González
Francisco Granados.
Comentar

Mariano Rajoy no deja rehenes ni testigos. Durante sus cuatro años de mayoría absoluta han caído derribados, uno a uno, todos los referentes del PP que llegado el momento podían hacerle sombra o disputarle el liderazgo del partido.

El malestar de los votantes del PP con la gestión de Rajoy y sus promesas incumplidas se llevó por delante a casi todos los barones populares en las elecciones autonómicas del pasado mes de mayo.

Buena parte de ellos han encontrado acomodo y consuelo en el Senado, convertido en un nuevo Parque Jurásico. Un museo de juguetes rotos del PP.

Y mientras parecían desvanecerse las posibilidades de Rajoy de formar un nuevo Gobierno, jueces y fiscales descargaban el golpe de gracia contra los dos bastiones tradicionales del partido: Madrid y la Comunidad Valenciana.

La Guardia Civil vuelve a Génova 13

Los agentes de la UCO registraban el jueves la sede del PP madrileño, situada en la primera planta de Génova 13, en busca de pruebas de financiación ilegal. Apenas unas horas después, Esperanza Aguirre se veía obligada a dar la cara ante la comisión de investigación de la Comunidad de Madrid.

Suficiente para que haya decidido decir basta. Esperanza Aguirre abandona la presidencia del PP de Madrid sin haber sido nunca imputada: pero asume su responsabilidad por haberse rodeado de personas que han traicionado su confianza.

Aguirre aseguró sentirse respaldada por el partido. Pero no es así, como demuestra el trato desigual a los dos casos de corrupción más recientes de Valencia y Madrid. La dirección del PP ha blindado el aforamiento de la ex alcaldesa Rita Barberá en la diputación permanente del Senado.

En cambio, tras el registro de la sede del PP de Madrid, la secretaria general María Dolores de Cospedal se apresuró a recordar que partido destituyó de su cargo de gerente a Beltrán Gutiérrez Moliner, cuando se vio envuelto en el escándalo de las tarjetas black de Caja Madrid, pero Aguirre lo rescató.

Aguirre replicó que no es la primera sino la tercera vez que la Guardia Civil registra las dependencias de Génova 13 en busca de pruebas de corrupción.

El gerente nunca se fue

Lo cierto es que Beltrán Gutiérrez ha seguido contando con despacho en la sede del PP de Madrid, que fue registrado el jueves por la Guardia Civil en busca de financiación ilegal procedente del consejero de OHL Javier López Madrid.

Un polémico empresario al que se ha relacionado con imputados de la Púnica como Marjaliza (como informó OKDIARIO, comparten varias sociedades) y con el ex consejero de la Comunidad de Madrid Francisco Granados, hoy en prisión.

La caída de Granados, cazado a través de sus cuentas en Suiza, ya supuso un duro golpe para Esperanza Aguirre.  La operación policial del pasado jueves le ha llevado ahora a presentar su renuncia como presidenta del PP madrileño.

Como adelantaba el viernes OKDIARIO, en Génova 13 temen que la operación Púnica se lleve todavía por delante a varios alcaldes y ex alcaldes de la Comunidad. La decidida lucha del PP contra la corrupción vuelve a quedar en entredicho.

Últimas noticias