Iglesias tensa su campaña contra el Supremo: recurre el archivo de la querella contra Díez-Picazo

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias y Alberto Garzón atienden a los medios durante la concentración ante el Supremo. (F: Enrique Falcón)

Podemos ha recurrido el archivo de la querella que presentó contra el presidente de la Sala de lo Contencioso-administrativo del Tribunal Supremo, Luis María Díez-Picazo, por “prevaricar con el fallo sobre las hipotecas”. El objetivo real de Pablo Iglesias es continuar con su campaña de desprestigio contra el alto tribunal que dentro de pocos meses debe juzgar a los golpistas de la Generalitat procesados por rebelión y malversación.

En los próximos días la Fiscalía General del Estado se pronunciará sobre el recurso que acaba de presentar la formación morada contra la archivo de la querella por carecer de relevancia penal.

El partido de Pablo Iglesias acusó al juez de prevaricación por haber llevado a un Pleno, que se celebró el pasado 5 de noviembre, la decisión final sobre quién debía pagar el impuesto de las hipotecas y que ha resuelto finalmente que el pago debe afrontarlo el comprador de la vivienda, como viene ocurriendo desde hace más de 20 años.

En una resolución de 16 páginas el Supremo rechazó, además, resolver sobre la suspensión del Pleno de la Sala Tercera, al estimar que esta medida cautelar solicitada por Podemos no procedía una vez desestimada la acción penal. El alto tribunal respaldó de forma rotunda la decisión del magistrado Díez-Picazo y afirmó que no existía prevaricación porque “no cabe duda alguna” de su competencia para elevar, como así hizo, el asunto al Pleno de 31 magistrados.

El pasado sábado Podemos convocó una manifestación ante la sede del Tribunal Supremo para protestar contra la resolución de las hipotecas. Sin embargo, Iglesias está utilizando esto como pretexto con el fin de desacreditar al Tribunal Supremo en un momento clave, puesto que en unos meses juzgará a los independentistas que promovieron la votación ilegal del 1-O.

La manifestación fue un auténtico fracaso. Iglesias no logró reunir a más de 5.000 personas en la protesta encabezada por el líder de Podemos junto a Alberto Garzón y Rafa Mayoral. Unos minutos antes de las 6 de la tarde, hora de inicio de la convocatoria, apenas se contabilizó un millar de personas en el escrache ante la sede del Supremo.

Últimas noticias