Hasta Podemos lo admite: “Desenterrar a Franco es una tomadura de pelo con motivos electoralistas”

Echenique
Pablo Echenique (Foto: Europa Press).

Es tan evidente que hasta Podemos lo reconoce: que Pedro Sánchez y sus ministras utilicen la rueda de prensa del Consejo de Ministros de cada viernes para anunciar sus interminables planes de desenterrar a Franco es una auténtica “tomadura de pelo con motivos electoralistas“.

A veces incluso Pablo Echenique dice alguna verdad. El secretario de Organización de Podemos lo ha hecho este viernes, al publicar el siguiente mensaje en Twitter: “El Gobierno del PSOE anuncia por enésima vez la exhumación de Franco. No solamente es una tomadura de pelo. Es un manoseo de la memoria histórica por motivos electorales que desde luego no se merecen las víctimas de la dictadura y sus familiares”.

Sus palabras no sólo responden a la estrategia de Podemos de marcar distancias con el Gobierno de Pedro Sánchez a medida que se acercan las elecciones generales del próximo mes de abril. Se trata, probablemente, de la primera verdad que dice Pablo Echenique desde que fue nombrado número 3 de Podemos.

Desenterrar a Franco fue el primer compromiso que Pedro Sánchez adquirió tras llegar a La Moncloa. Sánchez lo veía muy fácil y anunció que consumaría sus planes en el verano de 2018. Luego en Navidad. Ahora, ya habla del mes de junio.

Al comprobar que la exhumación exprés es inviable y se enfrenta a un largo culebrón judicial, Pedro Sánchez ha decidido hacer de la necesidad virtud: en la rueda de prensa de este viernes, la vicepresidenta Carmen Calvo ha anunciado que la exhumación será exactamente el 10 de junio, diga lo que diga el Tribunal Supremo.

De este modo, Sánchez convierte el mayor fracaso de su gestión en la primera promesa de la campaña electoral que está a punto de comenzar. Una baza para movilizar al electorado de izquierdas más radicalizado (el mismo que votó a Podemos en 2015) y, de paso, un arma para identificar con la dictadura a los tres partidos que se disputan el voto del centro derecha.

En su rueda de prensa, Carmen Calvo ha precisado que el nuevo Gobierno de las urnas en las elecciones generales “tendrá que exhumar a Franco, a menos que haya modificado la ley” (algo que parece inviable con el actual calendario electoral). Consciente de las dificultades para llevar a cabo sus planes, Pedro Sánchez coloca el cadáver de Franco sobre la mesa del futuro Gobierno: como diría Pablo Echenique, una “tomadura de pelo con motivos electoralistas.”

Últimas noticias