El Gobierno socialista de Navarra condenará los “abusos policiales” y “reconocerá a sus víctimas”

Vídeo: OKDIARIO

Mientras la presidenta socialista de Navarra no deja de afirmar que no hay cesiones a EH Bildu, lo cierto es que el plan de Gobierno del PSOE no deja de incorporar gestos hacia los proetarras. Y uno de ellos supone directamente mantener el impulso de las acciones en contra de la Policía y la Guardia Civil por supuestos “abusos policiales” cometidos en el pasado. La socialista María Chivite no sólo defenderá su posicionamiento en ese sentido, sino que, además, presionará al resto de grupos en el Parlamento navarro para que se sumen a la condena de esas teóricas prácticas policiales.

Los socialistas navarros siguen demostrando que sí pagan el apoyo de los proetarras a su investidura. Ese apoyo se fraguó por medio de la decisiva abstención de EH Bildu: la que permitió arrebatar a Navarra Suma el Gobierno foral y dárselo a una coalición de socialistas, separatistas y podemitas con permiso de la necesaria abstención de los proetarras. Por ello, Chivite ha incluido en su plan de Gobierno el objetivo de continuar con la presión a la Policía y la Guardia Civil por supuestas prácticas ilegales en la lucha contra el terrorismo.

“La memoria es una base fundamental para asentar la convivencia. Y para los/as socialistas la memoria tiene que ser inclusiva”, afirma el plan de Gobierno cerrado ya por los socialistas. El PSN-PSOE añade que, en consecuencia, su actuación debe basarse “en la afirmación de que todas las víctimas tienen derecho a la memoria”, porque “podemos concluir que la memoria debe de ser inclusiva en el sentido de no olvidarse de ninguna de ellas y de no establecer distinciones en cuanto a su reconocimiento y reparación”.

Así, “en materia de memoria reciente, debemos reconocer y reparar a las víctimas de ETA, así como de otros grupos terroristas o las víctimas de abusos policiales”, aclaran los de Pedro Sánchez en Navarra.

Afirman que no quieren “mezclar” ni “establecer paralelismo entre las causas de su victimización. De lo contrario estaríamos abonando la teoría del conflicto político como justificación del asesinato, algo que los/as socialistas rechazamos de plano”. Pero, pese a ello, afirman que “todos los partidos rechazamos los contraterrorismos y los abusos policiales”, mezclando un primer concepto -el “contraterrorismo” que alude sin mencionar a los GAL -que estuvieron operativos en la etapa de mandato socialista y fueron condenados judicialmente-, con unos “abusos policiales” de los que no hay ninguna constancia judicial de que fuese una práctica generalizada.

El camino de Geroa Bai

Los socialistas retoman, de este modo, el camino lanzado por su actual socio Geroa Bai, quien en la pasada legislatura ya apuntaló la ley de persecución administrativa de los policías supuestamente responsables de estos abusos policiales.

El pasado 16 de abril era publicada en el BOE esa norma navarra. Una norma que salía adelante en el Pleno del Parlamento de Navarra con el nombre de Ley Foral de reconocimiento y reparación de víctimas de motivación política atribuibles a la extrema derecha o funcionarios, impulsada por Geroa Bai, EH Bildu, Podemos-Orain Bai e Izquierda-Ezkerra, la abstención del PSN y el rechazo de UPN y el PP. Aquí no fue necesario el ‘sí’ del PSOE: la ley ya sumaba los votos necesarios entre los proetarras, los separatistas y la izquierda radical. Pese a ello, los socialistas dejaron constancia de su nula crítica con su abstención.

Es más, confirmaron el pacto con PNV al negarse a recurrir ante el Tribunal Constitucional una norma que, de nuevo, somete a investigación parajudicial a la Policía.

Lo último en España