ERC sube el precio de su apoyo a Sánchez: debe garantizar que Junqueras haga campaña cuando haya autonómicas

ERC
El candidato número dos al Congreso, Gabriel Rufián (d) y el vicepresidente del Govern, Pere Aragonés, participando en el acto final de campaña de ERC en Badalona. (Foto: Efe)

ERC, el partido del condenado por sedición y malversación Oriol Junqueras, quiere garantizarse en esta negociación de investidura con Pedro Sánchez que, si le apoya, lo será también a cambio de que Esquerra pueda controlar de una vez por todas Cataluña desde la Generalitat. Para eso necesita derrotar a Quim Torra y el PDeCAT en las próximas elecciones catalanas. Y los de ERC han llegado a la conclusión de que, o hace campaña para ellos Oriol Junqueras o no podrán ganar. Y quieren que el poder de Junqueras para hacer campaña mientras sigue en prisión e inhabilitado se lo dé Sánchez.

Pedro Sánchez ha dejado ya claro que está dispuesto a regalar la gobernabilidad de Cataluña a los separatistas de ERC con tal de que el partido de Oriol Junqueras respalde, al menos con la abstención, la investidura del candidato socialista. El líder del PSOE, de hecho, realiza en estos momentos un cambio de cromos con el partido cuya cúpula ha sido condenada por sedición y malversación en el juicio del 1-O de manera que los de Junqueras faciliten a Sánchez su camino a La Moncloa a cambio de que el PSC de Miquel Iceta regale su respaldo a ERC en las futuras y próximas elecciones autonómicas catalanas.

Pero, incluso contando con ese apoyo de los socialistas, lo cierto es que ERC deberá sacar un buen resultado o no podrá apear de la Generalitat a Torra y el PDeCAT.

En el partido independentista auguran que a la legislatura catalana le quedan menos de dos meses a contar desde las elecciones del 10 de noviembre. Es más, nadie deja de mirar en el escenario la posible inhabilitación de Torra por el juicio de los lazos amarillos. Un juicio que puede forzar el cambio en la Presidencia catalana. Y, si eso ocurre, lo cierto es que se abre el melón político en Cataluña. Por lo tanto, la oportunidad de poner en marcha el plan del PSOE de apoyar a ERC también.

Con Junqueras, sí

ERC empieza a descontar que sólo con Pere Aragonès, actual vicepresidente de la Generalitat, no tiene claro su triunfo. Por eso, Esquerra quiere el apoyo expreso y ágil de Junqueras, quien, por esas fechas seguirá en prisión e inhabilitado.

Pero, incluso desde allí puede hacer campaña si le dejan. Puede recibir a gente, grabar entrevistas, enviar intervenciones o llamar por teléfono a quien quiera, eso sí, siempre que le dejen. ERC quiere contar con el beneplácito de Sánchez para que todo esto ocurra. Traducido: que los organismos que pueden actuar contra esta violación del cumplimiento de la condena no reaccionen.

El partido de Junqueras sabe que, o gana esas elecciones autonómicas, o no podrá poner en práctica todo el pack de cesiones que está dispuesto a realizar Sánchez hacia el separatismo catalán. Un pack que, tanto los socialistas como ERC, quieren que se efectúe bajo mando de los de Junqueras de forma que sean ellos los que se anoten la mejora de la financiación, el mayor control judicial o el pleno dominio educativo, y no logre esos ‘premios’ el partido de Torra y Puigdemont.

Los socialistas de Pedro Sánchez -con la asesoría directa de Miquel Iceta– tienen ya un plan de negociación con ERC. Es, de hecho, el mismo que se usó en la pasada negociación de investidura y que logró convencer a los republicanos de su apoyo con la abstención a Pedro Sánchez.

Ese plan incluye desde un sistema de financiación que incremente los fondos para Cataluña hasta un cambio de las reglas del juego en la Ley Electoral catalana para acabar con el poder del PDeCAT. Pero el plato fuerte de la oferta a ERC pasa por reformular y entregar las competencias que el Tribunal Constitucional declaró ilegales con motivo del estatuto de autonomía en época de José Luis Rodríguez Zapatero. Y, en segundo lugar, por un pacto fiscal, similar al vasco, con el que dejarían de aportar a los sistemas de solidaridad interterritoriales buena parte del dinero que ahora envían.

Lo último en España

Últimas noticias