crisis del coronavirus

Desmadre en Moncloa: Sanidad ordena usar test rápidos con sintomáticos tras anunciarlos Sánchez para asintomáticos

El presidente ha planteado aislar a los ciudadanos que den positivo y no presenten signos, una reclusión que Illa ha tildado luego de «voluntaria» tras las dudas legales que han planteado los juristas

Test rápidos
El test rápido de coronavirus devuelto a Bioeasy por el Gobierno de Sánchez. (Foto: Bioeasy)

Plan de detección en asintomáticos contagiados por coronavirus: ese fue el gran anuncio del Gobierno de Pedro Sánchez del lunes 7 de abril. El plan pasa por el uso de los test rápidos con el fin de detectar a este colectivo de asintomáticos y proceder al confinamiento «voluntario» en centros hospitalizados de las personas que den positivo.

Eso era el lunes. Porque el día siguiente, martes 7 de abril, el Ministerio de Sanidad acaba de emitir un documento donde señala exactamente lo contrario: «En general, las pruebas diagnósticas sólo se realizarán en pacientes sintomáticos, moderados o graves en el ámbito hospitalario, o leves en el ámbito extrahospitalario». Es decir, salvo contadas excepciones, no se usarán en la búsqueda de pacientes asintomáticos.

Sanidad, además, no oculta en sus recomendaciones la evidente escasez de tests. De hecho opta por una mecánica, cuanto menos, curiosa: en las residencias de mayores, por ejemplo, con un test positivo valdrá para declarar a toda la residencia en cuarentena.

Desmadre en Moncloa: Sanidad ordena usar test rápidos con sintomáticos tras anunciarlos Sánchez para asintomáticos

De hecho, el ministerio va a más e indica que «se priorizará la utilización de los test en residencias de personas mayores y centros sociosanitarios con el objetivo de detectar precozmente los casos e investigar los posibles brotes».

Remarca que en estas residencias «su uso está indicado en pacientes sintomáticos si han transcurrido varios días desde el inicio de síntomas y priorizando el uso de lanceta».

Además, «si en la institución se ha detectado más de un caso con síntomas compatibles de Covid-19 no será necesario obtener un resultado positivo en todos los casos sospechosos. En caso de obtener al menos una prueba positiva el resultado se considerará confirmatorio de infección por SARS-CoV-2, considerándose que existe un brote en la institución. Se procederá a tratar y a aislar a los pacientes sintomáticos y, a los demás residentes de la institución, se les considerará contactos estrechos procediendo a la cuarentena de los mismos».

Aislamientos forzados

El documento de Sanidad se supone que es el específico para el uso de los test rápidos. Justo los que anunció un día antes el Ejecutivo de Sánchez como los destinados a la detección de los asintomáticos.

Por ello, Sánchez ha planteado ya aislar a los ciudadanos que den positivo y sean asintomáticos o con una sintomatología leve en hoteles, albergues o residencias de estudiantes. Una reclusión «voluntaria», según afirmó ayer el mismo Salvador Illa, responsable del departamento que hoy exige usar los test rápidos en los sintomáticos.

El Gobierno, de hecho, llegó a avisar un día antes -el lunes- de que podría forzar el aislamiento obligado para quienes teniendo instrucciones del médico de la necesidad de mantenerse en cuarentena domiciliaria optasen por desobedecer. «Las administraciones públicas tienen la obligación de velar por que esa persona efectivamente no contagie a los demás», señaló el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo.

El martes, de hecho, el propio Gobierno filtró una tercera iniciativa: la de poner en marcha «en las próximas semanas» un muestreo epidemiológico para conocer de forma estadística el número de personas que pueden tener coronavirus en España. Ese muestreo se pretende hacer en sólo 62.400 personas: unas 30.000 familias. Y, efectivamente, por medio de un test rápido realizado a cada miembro del hogar. Justo los test que Sanidad pide usar con los sintomáticos.

Lo último en España

Últimas noticias