El delegado del Gobierno en Madrid paró 4 intentos de desalojar a los okupas de Argumosa

José Manuel Rodríguez Uribes está creando un evidente malestar en la Justicia por su poca diligencia en destinar los medios necesarios para desalojar a unos okupas que cuentan con el apoyo de Podemos

psoe
José Manuel Rodríguez Uribes. (Foto. PSOE)

El enfado de la Justicia con el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, por su actitud ante el desalojo de okupas, empieza a ser monumental. El Juzgado 33 de Primera Instancia de Madrid lleva ya cuatro intentos de desalojo de los okupas de Argumosa, todos ellos sin éxito.

El malestar viene como consecuencia de los escasos medios destinados por el delegado del Gobierno, algo que ya empieza a cansar a la sede judicial, que ha dado orden de realizar próximamente un nuevo intento de desalojar a los okupas y que espera, bajo advertencia de actuaciones más severas, que el responsable del Gobierno actúe como es debido.

Argumosa no es cualquier sitio. Es el centro de uno de los colectivos okupa más conocidos de Madrid. Algunos de los vecinos que viven allí han adquirido esta condición por impago; otros porque han acudido para implantarse y hacer bandera de la okupación. Pero, sea como sea, la Justicia ha dictado ya orden de desalojo y el inmueble ha contado permanentemente con la defensa de Podemos.

La actuación de la Delegación del Gobierno genera sospechas. Sobre todo porque el Ejecutivo de Sánchez se apoya en el partido que respalda a los okupas, Podemos, formación a la que los socialistas pretenden robarle votos en las elecciones del 28-A. A tenor de cómo se han desarrollado los acontecimientos, parece que alguien ha llegado a la conclusión de que no da buen imagen proceder al desalojo.

El problema, sin embargo, es obvio: la Justicia ha dictado ya en cuatro ocasiones su desalojo y se prepara para realizar el quinto intento.
Argumosa ha contado con el respaldo de los políticos radicales del Ayuntamiento de Madrid y, en concreto, de Podemos, que amparan que se cometa este tipo de ilegalidades.

Según las quejas procedentes de fuentes judiciales a las que ha tenido acceso OKDIARIO, el respaldo debe llegar ahora del organismo decisivo para organizar los necesarios equipos policiales que deben llevar a cabo la orden judicial de desalojo: la Delegación del Gobierno. Una institución que, según esas fuentes, ha preferido no destinar los medios necesarios para poder culminar la orden.

No se trata de la primera polémica que rodea a Uribes, un hombre totalmente ligado al PSOE y que ascendió hasta la Comisión Ejecutiva Federal de este partido con el respaldo de Pedro Sánchez en junio de 2017, como encargado del área de Laicidad.

Su principal asesora, además, es la mujer de José Luis Ábalos, el ministro de Fomento que se quitó de encima el marrón del taxi pasando la competencia a las comunidades autónomas, justo antes de la explosión de la batalla contra las VTC. Su Gobierno es el que apoya al taxi y pacta con Podemos, los que defienden sin fisuras al taxi y satanizan al VTC. Y este delegado del Gobierno con esta asesora el que, con su comedida y escasa actuación, acabó permitiendo los cortes y acampadas de los taxistas en Madrid.

Lo último en España

Últimas noticias