Comunidad Valenciana

Ximo Puig dio 400.000 € públicos a su hermano sin comprobar en qué gastó el dinero

El gobierno valenciano que preside el socialista Ximo Puig ha concedido casi 400.000 euros en subvenciones al entramado mediático de su hermano sin la verificación material de que las ayudas han ido íntegramente a parar a las actividades para las que se solicitaron.

Así lo reconoce implícitamente la Abogacía General de la Generalitat valenciana en un escrito al Tribunal Superior de Justicia ante una denuncia presentada por la diputada del PP Eva Ortiz.

Ortiz había denunciado que las sociedades Mas Mut Produccions y Comunicaciones del Ports, las dos son propiedad de Francisco Javier Puig, hermano del presidente valenciano, recibieron en 2015 y 2016 ayudas para “el fomento del valenciano” sin que hubieran sido justificadas dentro del plazo legal.

“De ello se deriva –alegó la diputada- que no pueda conocerse si el importe de la subvención se ha dedicado íntegramente a la efectiva realización de las actividades subvencionadas, habiéndose podido incurrir en infracción administrativa o, incluso, en el deber de reintegro de los importes”.

La Abogacía General de la Generalitat, en el escrito dirigido al Tribunal Superior de Justicia, alega que “la justificación de las subvenciones (…) se produjo en todos los casos, en tiempo y forma” y que la comprobación material del destino de las mismas se hizo “en el trámite de justificación” mediante “la presentación de un disco duro, con una selección de emisiones o páginas publicadas”.

La verificación material de las subvenciones otorgadas desde 2015 se inició después de que el gobierno regional aprobara un plan de control más estricto verano de 2018

Sin embargo, en el mismo escrito, la Abogacía General reconoce que la comprobación de material que exigía la diputada del PP se inició en julio de 2018, después de que el gobierno regional, ya con la denuncia de Ortiz ante el Tribunal Superior de Justicia, aprobara un nuevo plan de control para las subvenciones al fomento del valenciano mucho más estricto.

Así, el pasado 18 de julio, el director general de Política Lingüística exigió a las empresas de Francisco Javier Puig la siguiente documentación sobre las subvenciones concedidas en 2015 (80.060 euros) y 2016 (100.099 euros): facturas originales y copias (sólo habían entregado un excel de gastos), las nóminas (solo habían aportado nombres y sueldos) y el material de apoyo al valenciano difundido en sus medios.

Es decir, sólo tras la denuncia del PP sobre las irregularidades en la concesión y gestión de las subvenciones a los negocios mediáticos del hermano de Puig desde 2015, la Generalitat decidió aprobar en 2018, tres años después, controles de verificación material sobre el destino final de las ayudas.

En estos cuatro años, sin los nuevos criterios de fiscalización en vigor, Mas Mut Produccions y Comunicaciones del Ports han recibido casi 400.000 euros, repartidos de la siguiente manera: 80.060 euros en 2015, 100.099 en 2016, 98.118 en 2017 y, a falta de conocerse las ayudas para televisión, 60.717 euros en 2018.

El hermano de Puig ha recibido 80.060 euros en 2015, 100.099 en 2016, 98.118 en 2017 y, a falta de conocerse las ayudas para televisión, 60.717 euros en 2018

Tras llegar Puig a la presidencia autonómica, las subvenciones del gobierno valenciano al emporio mediático de su hermano se multiplicaron el 1.600% en apenas dos años gracias a dos cambios de criterio en la convocatoria de las ayudas públicas a la promoción del valenciano. De tal forma que pasó de recibir apenas 6.000 euros en 2014 a más de 100.000 dos años después.

¿Qué pasó entremedias? Pues que las subvenciones, hasta entonces sólo para radios y televisiones, se ampliaron a medios digitales y escritos. Y las empresas de Francisco Puig pudieron optar a todo y recibir subvenciones distintas pese a contar con el mismo accionista.

Hay otro factor, según la denuncia que el PP presentó ante el Tribunal Superior de Justicia por los supuestos delitos de nepotismo, malversación y tráfico de influencias: en la convocatoria de 2015 desapareció la exigencia de que las empresas debían tener licencia, lo que terminó favoreciendo a una de las empresas del holding. Al año siguiente, cuando ya contaba con ella, la convocatoria volvió al requisito original.

Las empresas del hermano de Puig pasaron de recibir 6.000 euros a 100.000 en dos ejercicios

Gracias a las modificaciones (poder optar sin licencia y en todas las modalidades), las empresas del hermano del presidente de la Generalitat valenciana pasaron de recibir 6.000 euros a 100.000, un 1.600% más en apenas dos ejercicios.

La denuncia del PP expone la dudosa justificación de los gastos que presentan las empresas subvencionadas de Puig, en simples hojas de cálculo. También, como ejemplo del descontrol, el PP destaca que se aporta como justificación de gasto el pago del alquiler de un local del padre de Puig, pero sin explicar qué local ni qué labor se realiza en él.

Llama también la atención las audiencias aportadas para la recibir las subvenciones. Así, la emisora de radio señala que cuenta con 37.000 oyentes en la comarca, cuando el número de habitantes es inferior a esa cantidad.