Acuamed mantuvo contratos con 2 empresas investigadas por la financiación B del PSOE valenciano

Acuamed
Sede de Acuamed en Madrid. (Foto: EFE)
Comentar

La sociedad pública Acuamed -dependiente del Ministerio de Medio Ambiente- mantuvo varios concursos con empresas investigadas por la financiación B del PSOE valenciano. Todo fue a cierre de 2007, en las fechas previas a las elecciones generales de 2008. Y eso es justo lo que ahora investiga la Justicia: una posible relación entre las empresas implicadas en la financiación B de campañas electorales del PSPV:

La primera de ellas era Crespo Gomar, a la que se le preparó el contrato de comunicación de la Desaladora de Denia y sobre la que ya han aparecido más informaciones. La otra era Miracasa, a la que se le preparó el contrato de “acciones comunicativas” de la Desaladora de Torrevieja.

En este último caso, Crespo Gomar también optaba al contrato. Pero, por lo visto sin grandes deseos de ganar: presentó un presupuesto por el máximo permitido: 232.000 euros. Casualmente el otro competidor, Sealco, igualmente presentó su oferta con el precio máximo. De modo que Miracasa se pudo llevar el contrato de forma fácil: presentando una oferta sólo 1.276 euros por debajo del precio máximo.

Acuamed
Acuamed

Los investigadores sospechan que los precios podían estar pactados y ser conocidos por Miracasa. Y es que este tipo de concursos requieren de tres ofertas pero, casualmente, dos de ellas fueron al precio máximo -es decir, que muchas ganas de ganar el concurso no debían tener-. El único que no llegó al precio máximo -Miracasa-, además, hizo una rebaja mínima.

Los plazos de adjudicación, además, fueron especialmente acelerados y justo antes de la convocatoria de elecciones generales. Se presentó el pliego un 16 de noviembre de 2017 y se adjudicó en sólo doce días.

Crespo Gomar

En el caso del contrato de Crespo Gomar, tal y como ya ha informado OKDIARIO, se presentaron tres ofertas por ese concurso público: un concurso que acabó suponiendo 236.292 euros en las cuentas de la empresa de comunicación que está igualmente investigada por lograr concursos para pagar posteriormente campañas electorales del PSOE en la Comunidad Valenciana.

Las dos primeras propuestas empresariales presentaron una oferta de 237.800 euros: el límite máximo fijado por el concurso. Crespo Gomar, por el contrario, presentó una oferta levemente inferior: de 236.292 euros -tal y como muestran los documentos del concurso a los que ha tenido acceso este diario-. Es decir, que Crespo Gomar presentó una oferta 1.508 euros por debajo del precio de sus competidores. Una diferencia insignificante pero que, sin embargo, fue suficiente para que la faceta económica premiase a Crespo Gomar.

Acuamed
Acuamed

Hay que recordar que en los concursos las ofertas deben ser secretas para no forzar las bajas temerarias. Los investigadores sospechan que Acuamed pudo preparar el concurso de forma que sólo uno fuese por debajo del precio y muy levemente, de forma que se llevase el contrato sin problemas.
Crespo Gomar es, además, la principal compañía sobre la que se centran las investigaciones sobre la financiación ilegal del Partido Socialista en la Comunidad Valenciana. Una empresa que, como ya ha publicado este diario, mantuvo fuertes implicaciones y contratos con Acuamed, empresa donde las sospechas apuntan a financiación de campañas del PSOE nacional.
Los dos contratos –tanto el de Torrevieja como el de Denia– se dieron, además, justo antes del 14 de Enero de 2008, fecha en la que se publicó la disolución del Congreso y la convocatoria de elecciones generales para el 9 de Marzo de 2008.

Es decir, que el dinero se agilizó justo antes de las elecciones generales de 2008 en las que se presentó Rodríguez Zapatero para renovar su  Presidencia del Gobierno de España.Y hay que recordar que, precisamente, lo que busca la investigación judicial del caso es la relación de Crespo Gomar con la financiación ilegal del Partido Socialista.

Últimas noticias