101 millones de presupuesto para 2018

Puig y Oltra dejan sin subvención a Cáritas y Cruz Roja en Navidad para inflar el gasto de su TV

Compromís
El president de la Generalitat, Ximo Puig, y la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra (Foto: Efe)
Comentar

El Gobierno PSOE-Compromís de la Comunidad Valenciana ha dejado este año sin subvención nominativa directa a tres de las mayores ONG de asistencia social: Cáritas, Cruz Roja y Casa Caridad. A cambio, eso sí, su nueva televisión pública no tendrá problemas de dinero: disfrutará de un presupuesto de más de 100 millones de euros porque, a fin de cuentas, las prioridades son las prioridades.

El golpe a las principales organizaciones de asistencia social dado por Ximo Puig (PSPV) y Mónica Oltra (Compromís) se ha plasmado en el texto de Presupuestos de la región para el recién estrenado 2018. Y se ha hecho pese a la exigencia del PP de recuperar esas partidas de ayuda a ONG, tal y como trasladó oficialmente la portavoz adjunta del Grupo Popular en las Corts, María José Català.

Fuentes del PP destacan que “es un profundo error del Consell eliminar las líneas nominativas a entidades de carácter social”. En concreto, los populares reclaman la recuperación inmediata de una línea nominativa directa para Cermi (de 90.000 euros), otra para Casa Caridad (de 500.000 euros), para Cruz Roja (150.000 euros), para Cáritas Diocesana (270.000 euros), para Pacis-Casal de Pau (150.000 euros), para las Hermanitas de los Ancianos Desamparados (500.000 euros), para la Federación de Enfermos de Alzheimer (300.000 euros) y para el Banco de Alimentos (45.000 euros). Desde el PP señalan que resulta ridículo que estas líneas no existan y que, mientras tanto, “se mantengan líneas nominativas para algunas fundaciones como la del señor Garzón o para otras entidades que evidentemente no son de vertiente social”.

101 millones para la nueva tele

Pero la evidencia de la ideología plasmada en las cuentas regionales por Puig y Oltra llega a su grado máximo al observar una de las partidas con mayor e injustificada dotación: la de la nueva televisión pública. El Proyecto de Ley de Presupuestos de la Generalitat Valenciana para el 2018 recoge un gasto previsto de 101,82 millones para la nueva radiotelevisión valenciana, en plena queja de Oltra y Puig por la falta de recursos públicos destinados a esta comunidad valenciana.

En concreto, los socialistas de Ximo Puig y Compromís destinan 55 millones de euros para la Corporación Valenciana de Medios de Comunicación (CVMC) -una partida similar a la de las cuentas del pasado ejercicio-, y 46,82 millones para la Sociedad de Medios de Comunicación (+81,70%).

De este modo, entidades sociales que realizan su labor de forma totalmente avalada y justificada verán reducir sus recursos este año para dejar que partidas de contenido eminentemente político disparen su gasto. No se trata de la primera vez que ocurre. El año pasado ya sufrieron un golpe similar las ONG sociales más avaladas de la región. Y, pese a la polémica generada ya en aquel momento, el Gobierno de Puig y Oltra -que asegura tener como prioridad la atención social- ha decidido repetir el recorte de aportaciones económicas. Una noticia a la que tendrán que acostumbrarse estas entidades sociales, por segunda vez, y en plena Navidad.

Últimas noticias