Sucesos

La falta de infraestructura y un error humano pudieron ser las causas del choque de trenes en Cataluña

La falta de infraestructura y un error humano pudieron ser las causas del choque de trenes en Cataluña
Damià Calvet. Foto: Europa Press

El conseller de Territorio de la Generalitat, Damià Calvet, ha afirmado que los dos trenes accidentados el viernes en Castellgalí (Barcelona) pudieron chocar frontalmente por falta de infraestructura y algún error humano.

En una entrevista del canal 3/24 este sábado recogida por Europa Press, ha querido ser prudente mientras Adif y Renfe investigan, pero “todo apunta a esta dirección: falta de infraestructura y algún error humano”.

Ha tachado de inexplicable un choque frontal de dos trenes sobre la línea R4 y ha dado por hecho que hubo una concatenación de errores: direccionar el tren Regional procedente de Lleida a la salida de la estación de Manresa (Barcelona); la comunicación entre los trenes y el centro de control; y del propio centro de control, “donde deberían haber advertido de que había dos trenes sobre la misma línea circulando en sentidos contrarios”.

“Uno (circulaba) en contravía, el Regional que iba hacia Barcelona, en contradirección; y el otro, el de Rodalies, que subía de Barcelona hacia Manresa, y que acababa de salir de Sant Vicenç de Castellet”, ha dicho.

El Regional circuló unos 7 kilómetros en contradirección –ha relatado– pero eso ocurre en poco tiempo: “Todo esto seguramente pasó en 1,5-2 minutos de tiempo, pero suficiente para que, con esta concatenación de errores, hayamos tenido este choque”.

Por los datos que tiene por ahora, todo indica que el Regional procedente de Lleida paró en Manresa en la vía 1, y parece que se encaminó a la vía 2 (desde donde debía partir de Manresa) pero acabó volviendo a la 1, desde donde partió finalmente, aunque ha insistido en ser prudente hasta que la investigación avance.

Al preguntársele si se debió a un automatismo o fue manual, ha respondido que “aquí ya no hay cambios de aguja manuales, y por tanto hay un automatismo” que se indica desde el centro de control.

Calvet también considera que pudo haber un segundo error: “Debió haber habido una comunicación” entre los trenes y el centro de control para advertir que había dos trenes en una misma vía.

Ha destacado que, según parece, el centro de control no reaccionó advirtiendo de esto a los trenes: ha dicho que la detección en la R4 es el de ‘bloqueo automático de doble vía’, que detecta la presencia de un tren pero no el sentido de circulación.

En cambio, con el bloqueo automático que hay en otros puntos de Rodalies –por ejemplo en la R2– también se hubiera detectado que ambos trenes circulaban en sentido opuesto y “seguramente hubiera habido una detección más rápida” y se hubiera activado el mejor sistema de emergencia: una caída de tensión a distancia, dejando los trenes sin energía.

Carencia “evidente”

Ha insistido en una “evidente” falta de infraestructuras y ha recordado que este mes se cumplen 10 años del traspaso de Rodalies a la Generalitat, pero ha tachado de espejismo este traspado porque el Govern ese el teórico titular del servicio pero no tiene la vía, la catenaria ni los trenes.

“Nos sentimos capaces de gestionar la red de Rodalies con más seguridad y con más eficiencia”, pero lo primero que pide es obtener inversiones prometidas en los convenios firmados hace 10 años, en los que se decía que iba a haber 4.000 millones de euros en inversión para poner a punto la infraestructura, pero asegura que el Estado solo ha gasto un 12% de esa cantidad.

Y ha explicado que no le consta que ninguno de los 6 heridos graves estén en peligro de muerte, aunque también ha mostrado prudencia en el seguimiento del estado de todos ellos.

Últimas noticias