Puigdemont se burla de la Familia Real cuando le preguntan por la crispación que crea el ‘procés’

Comentar

Todo indica que el golpe de efecto estaba preparado y la pregunta había sido pactada previamente con la periodista, para que Puigdemont pudiera dar rienda suelta a sus ocurrencias. Pero la escena retrata perfectamente al personaje.

Ocurrió el viernes durante la participación de Carles Puigdemont en el Frontline Club de Londres este jueves, donde el ex presidente de la Generalitat fugado apostó por la violenta “vía eslovena” para lograr la independencia de Cataluña.

Al final de su charla, el moderador animó a los periodistas españoles a plantear alguna pregunta. Una corresponsal tomó la palabra y, en perfecto inglés, interrogó a Puigdemont: “Hay rumores desde el otro lado sobre familias rotas, que no se hablan entre sí y ya no van a casa de sus parientes en Navidad. ¿Qué opina sobre esto? ¿Cree que es real o la gente se lo está inventando?”.

“¿Está hablando sobre la Familia Real española?”, fue la respuesta de Puigdemont. El diálogo retrata la frivolidad del personaje, que utilizó este chascarrillo para evitar pronunciarse sobre el daño causado por el independentismo en Cataluña: la inestabilidad política, crispación en las calles y la violencia de los CDR alentados por el presidente Quim Torra ha provocado que las empresas huyan de la región.

Mientras tanto, el ex presidente de la Generalitat huido a Bruselas anima a los independentistas a incrementar la tensión y a poner en marcha la “vía eslovena” que, por fin, brindaría al separatismo alguna víctima mortal para hacer más creíble su discurso victimista ante la opinión pública de la Unión Europea.

Los CDR ya han anunciado que tienen intención de colapsar Barcelona, cortar carreteras y asaltar los aeropuertos catalanes el próximo viernes, con motivo del Consejo de Ministros que Pedro Sánchez tiene previsto celebrar en la Ciudad Condal.

Últimas noticias