Sanidad pública catalana

El Govern independentista de Torra retrasa visitas de pediatría en la sanidad pública hasta el año 2020

Quim Torra
Una cita médica programada en el Centro de Atención Primaria en Premià para 2020
Comentar

Torra continúa reclamando más competencias al Gobierno central sin gestionar propias

El Ejecutivo catalán está dedicado íntegramente a las cuestiones de la independencia

Mientras dedican la mayoría de los recursos institucionales a promocionar la independencia de Cataluña internacionalmente y a preparar estructuras de estado sin uso aparente, el gobierno independentista del presidente Quim Torra sigue sin gobernar en Cataluña. Buena prueba de ello son las listas de espera que hay en la sanidad pública.

La sorpresa se la llevó una mujer de la comarca del Maresme, en Barcelona, cuando esta semana fue de visita con su hijo al pediatra del Centro de Atención Primaria que tiene asignado en Premià. A la salida, le programaron una visita para el pequeño de diez años con los doctores del área de traumatología y ortopedia, para el año 2020. En concreto, el niño tendrá que acudir a la consulta el día después de Reyes de dentro de dos años. Antes, habrá finalizado la educación primaria y habrá empezado el instituto.

El desorden en la sanidad pública catalana, con largas listas de espera, es una buena muestra del desgobierno de Torra, que se dedica casi íntegramente a las cuestiones relacionadas con la independencia. A pesar de tener un partido de izquierdas en el gobierno de coalición y de haber prometido en su discurso de investidura un impulso a las políticas sociales, la realidad es completamente distinta.

Sorprende, además, que el principal partido que reivindica la izquierda en el Parlament, los anticapitalistas de la CUP, no fiscalizan ni presionan al Govern respeto a cuestiones tan importantes para los catalanes como la atención sanitaria mientras ponen ultimátums al gobierno de JxCAT y ERC en la cuestión nacional y la proclamación de la república.

Y es que mientras Torra y sus ‘consellers’ continúan reclamando más competencias al gobierno del Estado sin acabar de gestionar bien de las que dispone, los ciudadanos padecen las consecuencia de esta forma de gobernar, centrada únicamente en la reivindicación separatista.

Últimas noticias