La separatista juzgada por amenazar en Twitter a Llarena y su mujer dice ahora que no fue ella

Pablo Llarena
Pablo Llarena, magistrado del Tribunal Supremo. (EP)
Comentar

La tuitera de Reus (Tarragona) acusada de haber amenazado al juez Pablo Llarena y a su esposa, la directora de la Escuela Judicial, Gema Espinosa, en Twitter, ha negado hoy al declarar en el juicio la autoría de los textos publicados en esta red social.

La acusada, Cori Sauné -vecina de Reus de 50 años y sin antecedentes penales- ha negado ser la autora de los textos publicados en Twitter denunciados por la Fiscalía Superior de Cataluña, según ha explicado su abogado, Lluis Gibert, tras la vista celebrada en el juzgado penal número 4 de Reus.

La defensa ha argumentado que las capturas de pantalla aportadas son “una fuerza de prueba reducida” y, además, de ser cierta la autoría, las manifestaciones denunciadas “no tendrían un alcance penal en el ámbito de amenazas, coacciones e injurias”.

La Fiscalía de Cataluña denunció a la mujer por haber calificado al juez Llarena -que instruye la causa contra los políticos independentistas- de “hijo de puta”, haber indicado dónde trabaja su esposa y concluir que “no podrán ir por la calle a partir de ahora”.

El caso ha quedado hoy visto para sentencia, con la petición fiscal de 18 meses de cárcel por un delito de amenazas o subsidiariamente de coacciones y 2.100 euros de multa por injurias, mientras que la defensa pide la libre absolución.

Alrededor de cincuenta personas se han concentrado en las puertas de los juzgados de Reus para arropar a la tuitera a su entrada y han aguardado hasta su salida en señal de apoyo. La acusada había expresado este miércoles en las redes sociales que hoy tenía un juicio por lo que ella llamaba simplemente “un tuit”. Varios internautas le recordaban en las últimas horas sus palabras y que difundió el nombre y dirección de la mujer del juez Llarena para que los independentistas la acosaran.

Últimas noticias