Independentismo en Cataluña

Puigdemont rompe el acuerdo del PDeCAT con el PSOE para recuperar el diálogo

Quim Torra
Quim Torra y Carles Puigdemont, en Bruselas. (TW)
Comentar

El acuerdo entre el PDeCAT y el PSOE sobre la moción presentada por los independentistas instando al gobierno a dialogar con el Govern ha durado poco. Acaba de ser retirada y no se votará en el Congreso de los Diputados. Carles Puigdemont, que controla el partido desde Waterloo, ha decidido dinamitar cualquier intento de acercamiento de su partido con los socialistas.

Los dos partidos se habían puesto de acuerdo esta mañana para apoyar esta moción que habían presentado los pedequianos, tras aceptar estos una enmienda de los socialistas en la qué se apuntaba a que ese diálogo debía ser “dentro de la ley”.

La moción, que presentó el portavoz del PDeCAT, Carles Campuzano, con el fin de concretar el ofrecimiento de diálogo de la ministra de Administraciones Territoriales, Meritxell Batet, el pasado mes de julio, contaba con el beneplácito de la vicepresidenta del partido catalán y diputada en el Congreso, Míriam Nogueras, la encargada de anunciar hace unos minutos que retiraban la moción, pese a que se ha debatido esta mañana en el pleno.

Precisamente la defensa del PSOE de la moción, en boca del diputado del PSC José Zaragoza, ha sido el detonante para que el acuerdo explotase. Las palabras de Zaragoza, que ha empezando acusando al PDeCAT de “vivir cómodamente en la provocación” y asegurando que “ustedes preferían a Rajoy para tener conflicto”, no han gustado al ex presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que controla al PDeCAT desde Waterloo.

Tras una reunión que, según ha podido saber OKDIARIO, se ha producido esta tarde en la ‘Casa de la República’, minutos después del rechazo de ERC a apoyar la moción, Puigdemont ha ordenado romper el acuerdo al qué se había llegado esta mañana con los socialistas. Lo que evidencia la división interna que hay dentro el PDeCAT y que pese al márketing de los dos gobiernos, las relaciones entre ambos ejecutivos no son tan buenas como intentan vender.

Últimas noticias