Terrorismo yihadista

El terrorista de Cornellà se despidió de su ex mujer con un SMS: “Me voy al gran sitio que está arriba”

El terrorista de la comisaría de Cornellá actuó motivado por una actitud suicida debido a una crisis personal.
Comentar

La investigación aprecia “motivación personal encauzada desde el punto de vista religoso” en Abdelouahab Taib, el hombre de origen argelino que fue abatido este lunes tras entrar con un cuchillo en una comisararía de Cornellà de Llobregat (Barcelona). De hecho, Taib se despidió de su esposa —de la que se había separado pero con quien seguía conviviendo— en el que decía que iba a marcharse ‘inshallah’ (expresión religiosa que quiere decir ‘si Dios quiere’), al “gran sitio que está arriba”.

Según fuentes de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, aún no se descarta que los hechos puedan calificarse de terrorismo, razón por la que la instrucción por el momento continuará en la Audiencia Nacional.

Según las mismas fuentes, de las primeras investigaciones sobre lo ocurrido se deduce que Taib, como respuesta a la “controversia personal grave” que sufría por sus tendencia homosexuales optó por buscar una especie de “redención” y quería “morir matando o matarse”.

La Fiscalía advierte asimismo de que la investigación se encuentra ahora tan sólo en sus inicios y de que no se puede confirmar ni acreditar ninguna conclusión definitiva.

Deben analizarse los soportes informáticos incautados en su domicilio, si bien de momento las mismas fuentes niegan que se hayan encontrado entre ellos vídeos del grupo terrorista autodenominado Estado Islámico (Daesh), cartas de despedida o que sea verdad que Taib hubiera intentado suicidarse en anteriores ocasiones.

Oración manuscrita

Lo que sí se ha encontrado es una “oración” manuscrita cuya trascendencia aún hay que investigar y que la Fiscalía incardina en el aumento de la actividad religiosa que experimentó el fallecido en los últimos tiempos debido seguramente a su dilema personal.

Sobre la actuación de la agente de los Mossos d’Esquadra que repelió la agresión, se trata de unos hechos de los que no es competente la Audiencia Nacional sino que debe ser investigada por la juez de guardia de Cornellà.

Los datos que sí han trascendido a este respecto es que el hombre habría entrado en la zona de recepción de la comisaría con “ánimo” de clavar el cuchillo a la agente —según se deduce del visionado de las grabaciones—, y que al no lograrlo entró en el habitáculo por uno de los lados y trato de perseguirla.

Lo que no existe es la grabación de todo el recorrido de Taib en la Comisaría, aunque en su persecución llegó hasta las oficinas del fondo. La agente efectuó hasta cuatro disparos, de los que tres llegaron a impactar en el atacante, según se deriva de los atestados.

Últimas noticias