Lazos en apoyo a los golpistas presos

Hacen del lazo golpista una bandera de España con forma de pollo

lazo golpista
Un lazo amarillo en apoyo a los golpistas presos convertido en un pollo con los colores de la bandera de España (Foto: 'Dolça Catalunya')
Comentar

Un lazo amarillo en apoyo a los golpistas catalanes convertido en un pollo con los colores de la bandera de España. Es la última creatividad de los españolistas para ridiculizar los lazos golpistas que los separatistas pintan en las calles para adueñarse de ellas.

Con el ingreso en prisión provisional de los ex conselleres del Govern por los presuntos delitos de sedición, rebelión y malversación de fondos públicos, los independentistas tratan de llenar las calles de lazos amarillos como símbolos para pedir su liberación.

Lazo golpistas
Un lazo amarillo en apoyo a los golpistas encarcelados con los colores de la bandera de España y un ‘olé’

Para contrarrestar estas acciones, los constitucionalistas catalanes tratar de retirar de las calles estos símbolos. Aquellos que son pintados, son inmediatamente ‘constitucionalizados’ con símbolos nacionales representativos, como la bandera de España.

Pintadas
Un mural separatista transformado por los consitucionalistas (Foto: ‘SomaTemps’)

Los autodenominados ‘comité de defensa de la república’ (CDR) son los encargados de llenar las calles de propaganda separatista. Los grupos que han formado los españolistas para combatir sus acciones son los ‘Grupos de Resistencia y de Defensa’ (GDR), que actúan por las noches para evitar ser identificados e intimidados por los separatistas.

Esta pugna entre españolistas e independentistas en las calles está conduciendo a una escalada de tensión cada vez más evidente en las últimas semanas en Cataluña. Hace un mes, las playas de algunas localidad como Mataró (Barcelona) o Llafranc (Gerona), se llenaron de cruces amarillas plantadas por los secesionistas.

Los unionistas trataron de retirarlas, lo que provocó algunos enfrentamiento verbales y físicos entre ambas facciones. Los españolistas son intimidados cada vez que tratan de retirar la propaganda independentista. Hace unos días se registró otro episodio en Palamós (Gerona) donde una señora fue amenazada por un hombre ataviado con una camiseta de la CUP amarilla por retirar estos lazos golpistas. “Se morirá de vieja y los seguiré poniendo”, le advirtió el secesionista.

Últimas noticias